Distopía

¿Por qué importa la reestructuración de la Alianza Cívica?»

¿Por qué importa la reestructuración de la Alianza Cívica?

La Alianza Cívica ha dado un paso para evolucionar. Al no haber posibilidad de diálogo se transforma para poder presionar políticamente y estar lista para la arena electoral. Foto Oswaldo Rivas

Eduardo Enríquez

@GuayoPeriodista

//

La dictadura pretendió dejar a la Alianza Cívica vacía de contenido al aniquilar el diálogo pero más bien la obligó a evolucionar. Si la reestructuración tiene éxito, la AC puede convertirse en el pilar que dé firmeza a la oposición

El 16 de agosto anunció su reestructuración la Alianza Cívica (AC), la organización que en Nicaragua y el mundo se reconoce como la contraparte de la dictadura para salir de la crisis política, económica y social en que nos ha sumido la sangrienta represión orteguista.

Esta reestructuración, que se ha venido realizando con inusual sigilo marca el inicio de una tercera etapa en la búsqueda de una salida cívica a la crisis. Y a diferencia de las dos anteriores, esta etapa aparenta que la organización está alcanzando su madurez, y eso es lo que se necesita sobre todo cuando el régimen muestra poco interés en negociar.

La primera Alianza Cívica

Debemos recordar que la Alianza Cívica, en sus casi 15 meses de vida ha "nacido" tres veces; la primera vez fue "armada" de manera apresurada por la Conferencia Episcopal de Nicargua (CEN) en un intento de dar cuerpo a una rebelión espontánea. Ante el sorpresivo estallido la CEN salió con lo mejor que pudo y en realidad no estuvo mal.

Su principal logro fue que entraran la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH; una misión de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidad para los Derechos Humanos, y que se conformara el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) los que han podido dejar en evidencia a la dictadura.

Luego, el 19 de julio de 2018 y de haber asesinado y encarcelado en las "operaciones limpieza" ─igual que las llamaba el somocismo─ el dictador aniquiló esa primera etapa del diálogo.

Con cientos de asesinados, cientos de presos políticos, miles de exiliados e informes independientes que señalaban delitos de lesa humanidad, la presión internacional no se hizo esperar.

La segunda Alianza y la huella del Gran Capital

La dictadura tuvo que sentarse de nuevo en marzo de 2019 luego de una ronda de sanciones que estremeció el centro de poder del régimen. En noviembre fue sancionada la vicepresidenta Rosario Murillo. Daniel Ortega tuvo que sentarse de nuevo con los que había llamado "golpistas".

Pero la primera Alianza Cívica también había sido fuertemente golpeada por la represión, en particular sus principales pilares: los estudiantes y los campesinos, y la segunda Alianza tuvo que ser "armada" presurosamente de nuevo.

Esta vez la Alianza Cívica fue armada por el "Gran Capital" con la ayuda ─poco disimulada por cierto─ del gobierno de Estados Unidos que hasta envió a uno de sus principales en el Departamento de Estado, Micheal McKinley.

La reunión de tres horas en El Carmen con el asesor principal del secretario de Estado, Mike Pompeo, fue el "muñequeo" que necesitaba El Carmen para volver a sentarse. Aunque este segundo diálogo fuese solo para "amarrar" como hacen los boxeadores cuando están golpeados.

La impronta de los arquitectos de esta segunda Alianza Cívica era clara, tenía un sobrepeso empresarial que fue una de sus principales debilidades porque despertaba desconfianza entre muchos sectores de la ciudadanía.

Hay que reconocer resultados positivos en el segundo diálogo

Sin embargo, también tuvo resultados positivos: La liberación de la mayoría de los presos políticos y la firma de más de dos docenas acuerdos, que aunque no están cumplidos, dejan de nuevo en evidencia al régimen.

Exactamente un año después de haber liquidado el primer diálogo, el pasado 19 de julio, Daniel Ortega dio por terminado el segundo diálogo. Con el diálogo en punto muerto, con un estado de sitio de facto y con la dictadura acercándose a Irán y siguiendo los pasos de Venezuela, era necesaria una nueva reinvención.

Puede interesarte: El régimen orteguista terminó con el diálogo porque solo la crisis le garantiza el poder

La Alianza Cívica "ya se viste sola"

Podría ser aventurado decir esto, pero esta tercera reinvención parece venir de adentro. Esta tercera Alianza se parece más a la primera pero ─esperemos─ sin el desorden de aquella. Cuando Ortega dio por terminado el segundo diálogo, la Alianza Cívica parecía haber quedado sin razón de ser. Y en efecto, esa organización excesivamente empresarial ya no tenía un papel que jugar.

Para suerte de los nicaragüenses, la cerrazón del régimen, que ha pensado que a punta de represión puede mantenerse en el poder, le impidió ver que le convenía mantener "viva" una Alianza Cívica que no despertaba confianza en muchos. Al dejarla sin razón de ser esta tuvo que evolucionar.

Lo positivo es que ─aparentemente─ en la AC se dieron cuenta, entendieron que debían abrirse a otros sectores y organizarse. Al crear el Consejo Ejecutivo, no solo se le da una cabeza a la organización sino que los estudiantes tienen mayor peso, los campesinos regresan al centro de decisiones y asimismo, la Costa Caribe y el sector laboral tiene visibilidad. Pero el comunicado va más allá, y vale la pena releerlo:

Los retos de esta "tercera" Alianza Cívica

Con la conformación de las comisiones de trabajo, la Alianza reconoce que necesita fortalecerse y profundizar sus raíces en la ciudadanía. Es por eso que decide trabajar en:

  • Inclusión: Abrirse para acercarse a los nicaragüenses, que sientan la AC como propia.
  • Gestión política: Encargada de alianzas y las reformas políticas y reformas electorales para presentar una propuesta propia y con respaldo de la ciudadanía que tenga fuerza suficiente para que no sea ignorada por el régimen ni por la comunidad internacional.
  • Relaciones Internacionales: ¡Por fin! se dan cuenta de la importancia de llevar un mensaje claro, coordinado y en una sola voz a la comunidad internacional.
  • Verificación y seguridad para llevar, "en cuerda separada" dirían los litigantes, el tema de la justicia. Eso lo habíamos advertido en 4to Mono desde febrero cuando escribimos El Comentario: Presos políticos no son moneda de cambio.
  • Las comisiones de Comunicación y Administración vienen a terminar de darle forma a la organización.

¿Apuntan estos cambios hacia la transmutación de una mesa negociadora a una organización política con el objetivo de ganarle el poder a la dictadura en elecciones que esperan ellos arrancarle al régimen a regañadientes? Claro, y es lo que toca.

Ortega puede negarse a adelantar las elecciones, pero en 2021 tendrá que darlas. Claro, pretenderá dar elecciones a su manera y para garantizarse seguir en el poder. En sus planes está solo hacer la pantomima electoral. Toca a la oposición ─fortalecida por la representatividad y legitimidad ciudadana─ presionar junto a la comunidad internacional para que sean libres, transparentes y observadas

Para leer más sobre este tema leer: Daniel Ortega está listo, ¿lo está la oposición?

Tienen un primer gran reto

Para tener éxito, los miembros de esa comisión ejecutiva tienen el deber, como primer paso, de acercarse a los sectores que pretenden representar y ganarse de verdad esa representación. Esto no es una crítica. Pero su representatividad solo se verá fortalecida en la medida en que se acerquen y escuchen a sus respectivos sectores.

Hay personas preguntando ya ¿quién los eligió? En esta coyuntura, frente a una dictadura y con el actual nivel de represión es difícil pensar en procesos formales de elección. Pero eso no exime a los "representantes" de trabajar con humildad y apertura para escuchar, en primer lugar, a sus respectivos sectores. Eso eliminará las comillas de la palabra y los convertirá en verdaderos representantes que tenga la legitimidad de llevar adelante la dura tarea que las circunstancias los han obligado a plantearse. Es un trabajo difícil, un camino con muchos escollos, pero el primer paso parece firme.


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

Debate

avatar

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente