Monólogo

Estadísticas, pandemia y la responsabilidad del Minsa»

Estadísticas, pandemia y la responsabilidad del Minsa

Foto tomada de Pixabay

Ernesto Robleto Falla

@apantle

//

El Gobierno y el Minsa están cometiendo un doble crimen al negar a la población el derecho a conocer la realidad de la pandemia, y crear más confusión y angustia sobre el impacto que tendrá sobre la vida de los nicaragüenses

Médicos, sociedad civil, empresarios, y medios de comunicación han exigido al gobierno que presente cifras del avance, efectos y medidas para la mitigación de la pandemia.  La medicina y todo lo que tiene que ver con la salud de las personas, es una de las más importantes ciencias.

Las estadísticas en el manejo de cualquier enfermedad, representan una herramienta de mucho valor para comprender y aprender cómo el ser humano puede enfrentar una pandemia. Esta pandemia ha sido muy benévola con nosotros, por cuando nos dio suficiente tiempo para prepararnos y enfrentarla con decisión.

El actuar incomprensible del Gobierno Ortega-Murillo no sólo desaprovechó esta circunstancia para tomar las medidas pertinentes. Pareciera que está más interesado en contaminar y que se produzca la mayor cantidad de infectados y muertos, que proteger y curar a la población.

En 1796 el doctor Edward Jenner descubrió la vacuna contra la viruela. Hoy se aplican millones de dosis de vacunas contra cientos de enfermedades y se salvan vidas, creando anticuerpos que nos inmunizan. Cien años antes se habían descubierto e identificado los gérmenes y bacterias, gracias a médicos y científicos que investigaron exhaustivamente el comportamiento de los micro organismos.

Entre otros grandes descubrimientos tenemos la penicilina que se utilizó ampliamente durante la II Guerra Mundial salvando a miles de soldados. Y así recorremos la historia con personas y organizaciones que investigan, descubren y aplican miles de drogas y otros medicamentos que salvan muchas vidas.

La investigación en medicina no tiene valor si no cuenta con datos estadísticos de las enfermedades, y la respuesta de los seres humanos a sus respectivos tratamientos. Cuando haya pasado la crisis de la Covid-19, los científicos podrán contar con millones de datos estadísticos, que comparados entre sí y contra el comportamiento de otras enfermedades, darán luces hasta para descubrir la vacuna más efectiva contra este mal.

Yo recibo de un buen amigo, un parte diario del Ministerio de Sanidad Español. Este informe reporta el número de infectados, separados por nuevos infectados, personal sanitario infectado y el índice de infestación. El total de fallecidos, los fallecidos totales del día y el índice de mortalidad. En atención médica reportan el total de recuperados e índice de recuperados, así como el número total de sanitarios infectados. Este resumen consta de diez datos estadísticos que se presentan cada día comparando con los datos del día anterior. Valiosísimo para salvar vidas y medir el comportamiento de la pandemia en ese país, en comparación con el resto del mundo.

Ernesto Robleto Falla también escribió: ¿De verdad no triunfó la Rebelión de Abril?»

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), elaboran sus reportes con datos estadísticos muy parecidos al ejemplo que mencioné antes. Cuando se publiquen los reportes oficiales, el capítulo de Nicaragua va a tener una serie de notas sobre las estadísticas oficiales por inexistentes, poco creíbles o confusas.

El daño que el Ministerio de Salud (Minsa) y el Gobierno de Nicaragua está haciendo a la medicina en Nicaragua es irreparable, irresponsable y sujeto de acusación en los tribunales de Derechos Humanos, al presentar una pantomima de “parte periódico” del Minsa, con información confusa, cantinflesca y carente de toda lógica, negando el derecho de conocer la verdad de la pandemia.

La Asamblea Nacional aprobó para el año 2019 un presupuesto ligeramente superior a los 14,000 millones de córdobas al Ministerio de Salud, esto es un poco más del 20 por ciento del total del gasto de 80,000 millones de córdobas del presupuesto total nacional. Uno de los presupuestos más altos dentro del gasto público.

Ese dinero no sale de los bolsillos de los señores Ortega–Murillo, y mucho menos de los señores diputados que llegan a sentarse a la Asamblea Nacional. Sale de los impuestos que pagamos todos los nicaragüenses. Por lo tanto, deben rendir cuentas de cómo lo administran y cómo se usa en esta crisis.

El Minsa utiliza la mayor parte del presupuesto para pagar salarios y gastos operativos, y sólo una pequeña parte se puede utilizar para atender a los enfermos y salvar sus vidas. Máxime ante esta pandemia que es un desastre mundial. Al no presentar estadísticas claras y creíbles, los responsables del Gobierno y el Ministerio están cometiendo un doble crimen: negándonos el derecho a conocer la realidad de la pandemia, y creando más confusión y angustia sobre el impacto que esta tendrá sobre la vida de todos los nicaragüenses.

El reciente Pronunciamiento, suscrito por más de 500 respetables profesionales de la salud, denunciaba que se ha generado información confusa sobre las personas afectadas por la infección… creando desinformación en la población, obstaculizando el manejo responsable de la crisis sanitaria, convirtiéndose más bien en un factor facilitador de la diseminación de la infección.
Asimismo, puntualizaron seis importantes demandas:

  1. Que se libere la realización de las pruebas tanto a nivel público como privado
  2. Transparencia en los datos de la evolución de la epidemia de acuerdo con estándares epidemiológicos
  3. Dar a conocer públicamente su plan de contingencia ante esta emergencia
  4. Garantizar las medidas de protección adecuadas para todo el personal sanitario que da atención pública
  5. Garantizar suficientes medios diagnósticos, medicamentos y equipos de sostén vital a todos los pacientes que lo ameriten
  6. Garantizar políticas de reducción o amortiguación del daño a nivel socio-económico (congelamiento de las tarifas de agua, luz, IVA y deudas bancarias, fondos de ayuda, etc.), así como garantizar la vigencia de los derechos humanos a la población más vulnerable

Los médicos, enfermeras y personal sanitario nos han dado un ejemplo de coraje y civismo. Ojalá el Minsa escuche este clamor, que es el clamor de todos los nicaragüenses.

0 0 vote
Article Rating


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente