Patrocinado

Robótica educativa en el desarrollo de habilidades para el futuro»

En alianza con:

Todo en tecnología

A partir de 2020 se pronostican nuevas capacidades necesarias para el éxito en el mercado laboral, muchas de estas capacidades se desarrollan a través del aprendizaje con robótica educativa

Los constantes cambios tecnológicos, la automatización de trabajos a través de software, inteligencia artificial y la robótica, entre otras condiciones han hecho que el mercado de competencias y principalmente el entorno laboral en varias industrias cambie, se adapte a las nuevas herramientas y demande habilidades para cubrir los nuevos puestos de trabajo.

Es por eso que el entorno de aprendizaje de los niños y jóvenes no puede ser estático y debe ir adaptándose también a estos cambios, preparándolos con las capacidades necesarias para las nuevas demandas del mercado.

El estudio Future Work Skills 2020, que en su traducción al español sería “Habilidades para el Futuro Laboral 2020”, revela cómo la conectividad global, la presencia de máquinas inteligentes y los nuevos medios sociales marcan algunas de las tendencias movilizadoras en nuestra forma de pensar sobre el trabajo, lo que constituye y las habilidades que necesitamos se desarrollen en el futuro.

Dicho estudio fue elaborado por el Instituto para el Futuro (IFTF por sus siglas en inglés) perteneciente al Instituto de Investigaciones de la Universidad de Phoenix, y muestra que las personas tienen que demostrar que poseen la habilidad de navegar en panoramas de cambio constante.

Los motores de cambio en el mercado laboral

El IFTF lleva más de 40 años haciendo prospectiva desde Palo Alto y es una organización de referencia en este ámbito. Su visión se basa en una metodología contrastada: el método Delphi, basado en un panel de expertos en que las competencias son consecuencia de los cambios de todo tipo (sociales, culturales, tecnológicos, etc) en los que estamos inmersos como personas y como sociedad.

Según el estudio las personas deben ser evaluadas en forma continua, saber adaptarse y convertirse en estudiantes de por vida. Las habilidades que necesitan este tipo de profesionales tienen disponible la clave para desarrollarse con el modelo de aprendizaje que ya está en Nicaragua al alcance de muchos centros educativos privados y públicos: la robótica educativa.

Para el IFTF los motores de cambios en el mercado laboral son seis:

  1. La longevidad extrema: El aumento de la esperanza de vida a nivel global cambiará la naturaleza de lo que es una carrera en el mundo laboral y las formas de emprender cualquier iniciativa vinculada con el aprendizaje.
  2. La aparición de las máquinas y sistemas inteligentes: La automatización en el lugar de trabajo hará que “los trabajadores humanos” dejen de realizar tareas rutinarias y repetitivas.
  3. La consolidación de un mundo computacional: La cada vez más creciente presencia de sensores y el poder ilimitado del procesamiento transformarán al mundo en un sistema programable.
  4. La nueva ecología de los medios de comunicación: Que requiere de nuevas alfabetizaciones comunicacionales que van más allá del mero texto.
  5. La presencia de organizaciones superestructuradas: Las tecnologías sociales movilizarán nuevas formas de producción y creación de valor.
  6. Un mundo globalmente conectado: Que incrementa la interconectividad global poniendo a la diversidad y la adaptabilidad en el centro de las operaciones de todas las organizaciones.

¿Qué habilidades se necesitan desarrollar para ser competitivos?

Entonces, a partir de estos “motores” o factores se identifican diez habilidades que se consideran de vital importancia para el desarrollo de la fuerza de trabajo en el futuro:

  1. Dar sentido: Capacidad de determinar el significado de lo que se expresa.
  2. Inteligencia social: Habilidad de conectar con los demás de una manera profunda y directa, para detectar y estimular las reacciones e interacciones que se desee.
  3. Pensamiento adaptativo: Es la habilidad de pensar y encontrar soluciones y respuestas más allá de lo que la memoria dicta o basándose en reglas.
  4. Competencias transculturales: Es la capacidad de operar en diferentes ambientes culturales.
  5. Pensamiento computacional: La habilidad de traducir grandes cantidades de datos en conceptos abstractos y comprender los datos basados ​​en el razonamiento.
  6. Alfabetización en “nuevos” medios: Es la capacidad de evaluar críticamente y desarrollar contenidos que utilizan nuevas formas de comunicación, y aprovechar estos medios para la comunicación persuasiva.
  7. Transdisciplinariedad: es la alfabetización y capacidad para entender conceptos a través de múltiples disciplinas convergentes o no.
  8. Mentalidad orientada al diseño (Design Mindset): es la capacidad de visionar, representar, desarrollar tareas y procesos de trabajo para los resultados deseados.
  9. Gestión de la carga cognitiva: Entendida como la capacidad de discriminar y filtrar la información por orden de importancia, y para entender cómo aprovechar al máximo el funcionamiento cognitivo mediante una variedad de herramientas y técnicas.
  10. Colaboración virtual: O sea la capacidad de trabajar de manera proactiva, manteniendo el compromiso, y demostrando la presencia como miembro que forma parte de un equipo virtual.

Todas estas habilidades se fomentan en el uso de la robótica educativa, ya que los niños y jóvenes están expuestos constantemente a la resolución de problemas que conllevan uso de formas diferentes de pensar y usar los medios adecuados para resolverlos.

Y si aún te queda duda sobre cómo la robótica educativa fomenta estas habilidades, te invitamos a ver el video que acompaña esta nota, donde niños entre 6 y 10 años demuestran sus destrezas y principalmente su pensamiento ante la resolución de problemas.


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

Debate

avatar

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente