Monólogo

¿Un nuevo mundo post-Covid? ¿A quién sepultará?»

¿Un nuevo mundo post-Covid? ¿A quién sepultará?

Imagen tomada de Pixabay

Alfonso Rosales

@alfonso76657962

//

La crisis generada por la pandemia ha provocado cambios reales y permanentes que podrían poner fin al neoliberalismo y dar paso un nueva corriente política

Arundhati Roy, conocida autora india, escribió recientemente: "Históricamente, las pandemias han obligado a los seres humanos a romper con el pasado e imaginar su mundo de nuevo. Esta no es diferente. Es un portal, una puerta entre un mundo y otro". Eso es un hecho, la pandemia está penetrando en las entrañas de nuestro mundo e influenciando cambios no solo en la esfera sanitaria; también en lo social, político, educacional, laboral, económico y hasta en la forma en como percibimos nuestro mundo.

Indudablemente, el nuevo mundo nos está exigiendo cambios radicales en nuestra forma y estilo de vida. Una puerta se nos abre ante un nuevo mundo, una nueva oportunidad que la madre naturaleza nos está brindando.

¿Pero hacia dónde vamos? ¿Cómo será este nuevo mundo? ¿será mejor o peor?

En 1947, justo después de la Segunda Guerra Mundial --otra de las grandes sacudidas históricas de nuestro mundo-- , un grupo de académicos liderados por el economista Milton Friedman y el filósofo Friedrich Hayek, formaron la sociedad de Mont Pèlerin. Durante la crisis este grupo sembró las ideas fundamentales del neoliberalismo.

¿La pandemia matará al neoliberalismo?

A medida que la pandemia se ha instalado globalmente, el mundo se ha dado cuenta de la incompatibilidad de un sistema neoliberal; que prioriza la salud individual sobre la salud colectiva, con un manejo inapropiado de una crisis sanitaria de la magnitud que estamos viviendo.

El neoliberalismo de la sociedad de Mont Pèlerin, ha sido brutalmente humillado por un virus; y nuevas políticas económicas, antes consideradas impensables, comienzan a ser consideradas seriamente.

El autor también escribió: La revancha del coronavirus: una muerte anunciada»

Estamos ante la puerta de ideas económicas como la renta básica universal y el enfoque de la resiliencia sobre la eficiencia; también del enfoque de problemas que nos afectan a todos y que merecen una solución global y colectiva, como el cambio climático y futuras pandemias.

También existe la posibilidad de un cambio a largo plazo en la forma en que las instituciones apoyan a las personas; mediante redes de seguridad y un contrato social más inclusivo.

¿Cambiarán los sistemas de salud por la pandemia?

La política económica mundial experimenta un cambio tan fuerte y revelador; que el principal diario económico del mundo, el Financial Times, el 4 de abril del 2020 publicó un editorial que decía:

"Habrá que poner sobre la mesa reformas radicales, que inviertan la dirección política imperante en las últimas cuatro décadas. Los gobiernos tendrán que aceptar un papel más activo en la economía. Deben considerar los servicios públicos como inversiones y no como pasivos; y buscar formas de hacer que los mercados laborales sean menos inseguros. La redistribución volverá a estar en el orden del día; los privilegios de los mayores y los ricos, en entredicho. Políticas hasta hace poco consideradas excéntricas, como la renta básica y los impuestos sobre el patrimonio, tendrán que estar en la mezcla".

"Cuando un periódico de la magnitud del Financial Times publica una sinfonía de letras con perfumes Keynesianas, no dudemos que cambios fuertes se avecinan. Este alejamiento del neoliberalismo también tendrá repercusiones fuertes en los sistemas de salud del mundo, especialmente en las economías emergentes".

Alfonso Rosales, médico epidemiólogo

El olvido radical a las políticas de austeridad y el cambio de viento de la eficiencia hacia la resiliencia, producirá una mayor y substancial inversión en los sistemas de salud.

¿Se reconocerá el valor social de los trabajadores de la salud?

El enfoque previo sobre el marco de acción de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ─para el fortalecimiento de los sistemas de salud─, debido a su fracaso total en el manejo de la pandemia, será seriamente cuestionado y probablemente modificado. Seguramente se le dará un nuevo enfoque más hacia la resiliencia que al fortalecimiento.

Ante los notables desajustes destacados por la pandemia, el valor social de los trabajadores de salud y sus bajos salarios ─históricamente devaluados─, serán reajustados radicalmente. El mundo se ha dado cuenta del valor real de los “trabajadores claves” durante épocas de crisis colectivas.

El autor también escribió: Gen del egoísmo se incorporó al genoma de la Covid»

Los cambios en el sector laboral se han visto agudizados por las necesidades impuestas por la pandemia. El trabajo virtual probablemente llegó para quedarse. Antes de la pandemia ya se contaba con evidencia de que esta modalidad de trabajo no tenía efectos negativos sobre la producción; pero muchas compañías reaccionaban tímidamente ante esta posibilidad. Ahora el mito se ha clarificado y la evidencia fortalecido.

La pandemia dañó de forma permanente a algunas industrias; eso las obligará a cambiar sus planes de negocios, so pena de desaparecer y con ellas miles de puestos de trabajo. Por el contrario, sectores como el tecnológico ─especialmente la tecnología digital─ han sido fortalecidos. La pandemia propició una mayor expansión y el aumento del ritmo de adopción de modalidades como la telemedicina, videoconferencia y otros.

Pandemia exalto debilidades del multilateralismo

Las debilidades del multilateralismo han sido exaltadas por la pandemia. Su dependencia extrema en las superpotencias, tanto del Este como del Oeste, los ha subvertido a sus intereses políticos y económicos.

La cooperación Norte-Sur tendrá que cambiar su modalidad paternalista y egoísta; donde los intereses económicos y políticos del donante predominan sobre los beneficios de la cooperación.  El nuevo multi y bilateralismo tiene que basarse en una visión de desarrollo que sitúe los derechos humanos, la igualdad de género, y el clima como eje central del desarrollo. Un nuevo multilateralismo donde la equidad en el acceso a los bienes y servicios sea una realidad y no una utopía.

Friedman, padre del neoliberalismo, escribió en 1982, "Solo una crisis ─real o percibida─ produce un cambio real. Cuando se produce esa crisis, las acciones que se emprenden dependen de las ideas que se tienen". Palabras sabias que hoy sepultan a su hijo.

*El autor es médico epidemiólogo, salvadoreño radicado en Estados Unidos

5 2 votes
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente