Moneda

BFP, el banco estatal de Nicaragua en retroceso»

BFP, el banco estatal de Nicaragua en retroceso

4to Mono

@4to_mono

//

La calificadora de riesgos Fitch anunció que, a petición del banco estatal de Nicaragua, deja de calificar a la entidad; mientras sus finanzas muestran gran deterioro, según sus propios informes

El Banco de Fomento a la Producción (BFP o Produzcamos, como se le llamaba antes de su transformación de imagen) es el único banco estatal de Nicaragua que opera hasta la fecha.

El BFP nació 2009 bajo las promesas de Daniel Ortega de dar crédito a los productores que la banca comercial no atendía, y a tasas de interés reducidas.

Esas promesas han sido un fracaso de tal magnitud que cuando el gobierno anunció la creación de un banco nacional para absorber al sancionado Banco Corporativo (Bancorp) hubo medios que alegaron que hasta entonces Nicaragua tendría un banco estatal.

A casi diez años de operaciones, el banco estatal que parece olvidado hasta por el propio gobierno que lo creó, en lugar de mejorar, muestra señales de retroceso.

BFP no quiere que lo califiquen

Una de esas señales es que la calificadora de riesgos Fitch Ratings “dejará de dar seguimiento a las calificaciones de la entidad”, según el comunicado que publicaron el pasado 27 de febrero y que –hasta ahora– no había recibido atención de ningún medio de comunicación.

El director responsable de Instituciones Financieras para América Central de Fitch Ratings, Rolando Martínez, explicó que el retiro del proceso de calificación fue decisión del BFP.

“El retiro de las calificaciones se debe a razones comerciales. El emisor ya no consideró relevante contar con una calificación de riesgo, y ante esto Fitch decidió retirar las calificaciones porque ya no contaríamos con el detalle de información necesaria para nuestro análisis”, detalló.

¿Y cómo estaban las calificaciones del banco estatal?

Antes de retirarlas, Fitch Ratings las calificaciones de largo y corto plazo de BFP estaban en AA- y F1+, respectivamente, con perspectiva negativa. Estas calificaciones se ubican en el extremo inferior de las calificaciones de alta calidad.

La perspectiva negativa al momento del retiro “refleja el debilitamiento progresivo de las condiciones macroeconómicas, los desafíos futuros en el acceso a nuevo fondeo externo por parte del Gobierno y el impacto que pudiese tener en la capacidad y/o propensión del soberano en proveer soporte a BFP en caso de que fuera necesario”.

¿Y las finanzas del banco?

Los estados financieros más actualizados del BFP, disponibles en su página web (aún no están disponibles en el sitio de la Superintendencia de Bancos) muestran el serio deterioro que ha sufrido su cartera de créditos, al punto que sus provisiones por incobrabilidad han incrementado 90 por ciento respecto a 2016.

Al 31 de marzo de 2016 las provisiones de la cartera de créditos alcanzaban los 93.22 millones de córdobas. El 31 de marzo de 2019 la cifra alcanzó los 177.20 millones de córdobas (unos 5.5 millones de dólares) .

Estas son cifras que nos dan luces de cómo se ha ido erosionando la cartera de créditos del banco estatal:

Adicionalmente, las ganancias que genera el BFP cayeron entre el 1 de enero y el 31 de marzo cerca de 60 por ciento respecto a igual lapso de 2018.

Este es el detalle de los últimos años:

Buscamos la versión oficial del BFP a través del presidente de su junta directiva, Helio Montenegro, pero no respondió a nuestras llamadas.

¿Habrá dos bancos estatales?

Hace casi un mes el gobierno de Nicaragua mandó con trámite de urgencia a la Asamblea Nacional la propuesta de ley que autoriza la compra del Bancorp por parte del  Estado de Nicaragua, pero hasta ahora no se publica en La Gaceta, diario oficial, la legislación que oficializa esa transacción.

El Bancorp fue sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos ya que lo considera propiedad de Alba de Nicaragua, S.A. (Albanisa) que es un conglomerado en el que oficialmente Petróleos de Venezuela, (PDVSA) tiene el 51 por ciento de las acciones. PDVSA y Albanisa también han sido sancionados por el gobierno de Estados Unidos.

La adquisición por parte del Estado de Nicaragua (realizada como maniobra para liberar a ese banco de las sanciones de Estados Unidos) genera además cuestionamientos sobre el uso de recursos públicos para instituciones financieras de cuestionado impacto, sobre todo porque hasta ahora el BFP sigue sin obtener los resultados prometidos.

0 0 votes
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente