Moneda

A ciegas sobre disponibilidad de dólares»

A ciegas sobre disponibilidad de dólares

Se desconoce la disponibilidad de dólares en Nicaragua

4to Mono

@4to_mono

//

A un año de crisis el país camina a ciegas respecto a varios indicadores clave, entre ellos la disponibilidad de dólares en el Banco Central. El dato más reciente es de enero.

Desde abril del año pasado la economía se ha venido deteriorando y los depositantes han estado sacando su dinero de Nicaragua. En 2018 el Producto Interno Bruto (PIB) se encogió un cuatro por ciento y el inicio de este año no ha sido más alentador. Eso no es de sorprenderse, un año después, la crisis sociopolítica que se originó por la represión violenta del régimen contra las manifestaciones pacíficas no tiene visos de terminar. La pregunta es ¿cuánto tiempo más soportará la economía esta situación?

Según estimaciones independientes de hace algunos meses, marzo-abril 2019 serían los meses clave para conocer la disponibilidad de dólares en el mercado local, la salida constante de la moneda norteamericana se evidencia en el debilitamiento que ha sufrido el córdoba durante los últimos meses.

Según advirtió en enero el economista Néstor Avendaño, la disponibilidad de dólares que tenía el Banco Central de Nicaragua (BCN) para vender a los bancos privados y que estos pudieran enfrentar la continua salida de depósitos en moneda extranjera, se podía agotar entre marzo y abril; claro en dependencia de cómo se comportase la demanda, es decir según la evolución de la fuga de depósitos.

Lo que ha sucedido en 2019

Durante enero, según reporta la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) en su Informe de Coyuntura de marzo 2019 ─basados en estadísticas de la Superintendencia de Bancos─ salieron del Sistema Financiero Nacional unos US$82 millones en depósitos en moneda extranjera, presionando la necesidad de dólares.

Durante ese mes la brecha cambiaria (la diferencia entre el cambio oficial del córdoba respecto al dólar y su precio en el mercado de cambios) en promedio alcanzó los 1.53 córdobas por cada dólar, la más alta hasta ahora, según reflejan las estadísticas oficiales publicadas por el Banco Central de Nicaragua.

Tanto en enero como en febrero, al menos en el sistema bancario, se observó que el precio de compra del dólar estaba muy cerca (y en algunas instituciones llegó a estar igual) que el cambio oficial, cuando generalmente está muy por debajo. Esto podría atribuirse a una estrategia para hacer más atractiva la venta de dólares a los bancos.

Pero a partir de marzo esto empezó a cambiar y se le vio alejarse nuevamente en casi todos los bancos, excepto Bancorp, y así ha permanecido desde la última semana de marzo. Durante lo que va de abril los bancos prácticamente no han variado la tasa de compra de dólares, sólo la de venta. Esto nos hace preguntarnos: ¿por qué?, ¿ya no requieren dólares de la misma forma que en meses anteriores?

Un economista lo atribuye al período de pago del Impuesto Sobre la Renta anual, cuya fecha límite fue el pasado 1 de abril. En este período aumenta fuertemente la demanda de córdobas, por tanto desestimula la compra de dólares, pues se busca retener la moneda nacional para el pago de los impuestos de parte de las empresas.

Por su lado, dos fuentes del sector financiero agregan otros factores: que generalmente para este período hay mayor flujo de dólares en el mercado; y que la caída en las importaciones (producto de la disminución del consumo local) disminuye la demanda de dólares.

Entonces, ¿aún hay suficientes dólares?

Hay un solo indicador que revela con claridad la disponibilidad de moneda extranjera de parte de la autoridad monetaria para apoyar a la banca en su requerimiento de dólares: las reservas internacionales.

Pero el Banco Central dejó de publicar el indicador diario desde el 31 de diciembre de 2018 (dato más reciente), siendo el país con más rezago en esa estadística a nivel regional, según puede observarse en el sitio web del Consejo Monetario Centroamericano. El dato más actualizado es hasta enero.

Según las únicas estadísticas disponibles, las Reservas Internacionales Netas (RIN) han bajado de  2,932.5 millones de dólares en abril de 2018, a 1,961.7 millones en enero 2019, o sea, 970.8 millones menos, luego de que durante el primer mes del año retrocedieran 77.2 millones de dólares:

  • Los ingresos de las RIN alcanzaron solo 22.6 millones de dólares por préstamos, donaciones e intereses recibidos por el BCN y el Sector Público No Financiero. A eso se suman 3.5 millones de dólares que alimentaron las reservas netas provenientes de otras operaciones.
  • Los egresos sumaron 66.3 millones de dólares, entre pago de deuda externa del BCN y del Sector Público no Financiero (23.8 millones) y venta de divisas a mesas de cambios (42.5 millones), principalmente a la banca para que continúe haciendo frente al retiro de depósitos en moneda extranjera.
  • El encaje legal de los depósitos en dólares en los bancos también se redujo en 37 millones de dólares.

BCN debe volver a publicar indicador diario de reservas

En Nicaragua es vital conocer esta información porque la grave crisis económica que se ha derivado de la crisis política se ha reflejado en la constante salida de dólares del país, en un momento en que la mayoría de las fuentes tradicionales de divisas (exportaciones, inversión extranjera y cooperación, turismo) han caído, a excepción de las remesas.

¿Y por qué es importante mantener esa disponibilidad de dólares? Porque la economía local está altamente dolarizada: la mayoría de los precios están indexados al cambio del dólar, los depósitos y créditos están en su mayoría dolarizados (entre el 70 y el 80 por ciento), mientras los ingresos de la mayor parte de los nicaragüenses están en córdobas, lo que disminuye capacidad de consumo y afecta a la ya golpeada economía.

0 0 votes
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente