Moneda

¿Cuántos dólares le quedan a Nicaragua?»

¿Cuántos dólares le quedan a Nicaragua?

4to Mono

@4to_mono

//

A criterio del economista Néstor Avendaño, Nicaragua estaría acercándose a una espiral inflacionaria sin frenos, “para evitar eso hay que entrar a esa búsqueda de solución pacífica de la crisis, de una forma inteligentemente negociada”, recalca

Durante las últimas semanas los usuarios del sistema financiero de Nicaragua fueron sorprendidos por una ampliación en la brecha cambiaria, es decir la diferencia entre el cambio oficial del córdoba respecto al dólar y su precio en el mercado bancario.

¿A qué se debe esta variación? Aunque esa diferencia en los tipos de cambio es normal, la apertura de la brecha se ve estimulada por el fuerte incremento de la demanda de dólares y su cada vez más apretada disponibilidad en una economía envuelta en una severa crisis, con drásticas caídas en sus principales fuentes de divisas: inversión extranjera directa y turismo, con menor impacto en las exportaciones (aunque con miras a una disminución más marcada) y apenas creciendo en la llegada de remesas.

¿Por qué la demanda de dólares va en aumento? Por la desconfianza que gran parte de la población tiene en la moneda nacional en un contexto de incertidumbre política, que se suma a la dolarización de facto de la economía, advertida desde hace años por economistas.

No deje de ver: Bancos pasan la prueba pero volatilidad acecha»

La economía dolarizada se convierte en esta coyuntura en uno de los principales problemas económicos de Nicaragua debido a que, al no ser el dólar la moneda que emite  la autoridad monetaria (el Banco Central), los bolsillos de los nicaragüenses quedan a merced del mercado y las tasas que éste fije conforme la oferta incrementa.

Un 88 por ciento de los créditos vigentes están fijados en moneda estadounidense, pero la inmensa mayoría de prestatarios percibe sus ingresos en córdobas sin mantenimiento del valor. Asimismo, un 74 por ciento de los depósitos están fijados en dólares, lo que ha provocado que ante el retiro de los ahorros, se escabulleran entre abril y noviembre unos 1,013.7 millones de dólares en depósitos en moneda extranjera, de un total de 1,550 millones que le han dicho adiós al país.

El resurgir del mercado negro del dólar, mala noticia

A criterio del economista Néstor Avendaño –basado en las estadísticas oficiales– si no hay un cambio drástico en el rumbo que lleva el país, el sistema bancario llegará a un momento en que tendrá menos disponibilidad para vender dólares libremente, por lo cual los usuarios (para pagar sus créditos en dólares) recurrirán al mercado negro.

Cuando el mercado negro observe que se concentra la demanda de divisas en ellos, ¿qué va a pasar con el tipo de cambio de dólares en el mercado negro? Va para arriba, ¿Qué pasa con la inflación? Va para arriba y surge la espiral devaluación, inflación, devaluación, inflación. Y ahí nadie la para”.

Néstor Avendaño, economista.

En una situación así la brecha cambiaria vista por ahora en el sistema bancario se quedaría corta, pues en el mercado negro podría volverse “escandalosa”.

También te puede interesar: PIB de Nicaragua podría caer hasta 20% en 2019»

“Son momentos dramáticos que estamos enfrentando y que no hay mucha conciencia nacional, ni preocupación gubernamental para decir ‘señores tenemos que hacer algo’”, lamenta el presidente de Consultores Para el Desarrollo Empresarial (Copades)

¿Qué tan “escandalosa” puede ser la brecha cambiaria?

No se puede estimar, pues depende de la intensidad de la fuga de los depósitos en moneda extranjera, la cual ha sido variable en los nueve meses que lleva la crisis sociopolítica. Mientras en abril –primer mes de la crisis– los depósitos en dólares se redujeron en 66.9 millones, en junio salieron 276 y en noviembre 37.8 millones. Cada pico en los retiros generalmente responde a alguna decisión fallida de las autoridades financieras, azuzada por la incertidumbre y las malas experiencias por políticas económicas y monetarias de los nicaragüenses en la década de los 80.

Para hacerle frente a la salida de depósitos en dólares, los bancos en mayor o menor medida, han tenido que recurrir a comprar divisas al Banco Central de Nicaragua, pese a ser una fuente de moneda extranjera más cara en comparación a las mesas de cambio, donde la adquieren del público.

 El problema ahora es que cada vez se reduce más la disponibilidad de dólares que el Banco Central puede vender, debido a los múltiples compromisos por pagar, incluyendo deuda externa. Avendaño cifra esa disponibilidad en 751.8 millones de dólares a diciembre pasado.

¿Para cuánto da eso? Nuevamente: todo depende del comportamiento de los depósitos.

Vamos a suponer que se mantenga la velocidad de salida de los depósitos en el promedio de todo el periodo (de la crisis). Yo estimo que a finales de marzo – abril no hay dólares para seguir atendiendo las compras de los bancos”, sostiene el economista.

Debido a esta situación, Avendaño recomienda a la población “dejar los depósitos en los bancos y aumentarlos”, para revertir la brecha cambiaria y falta de divisas que nos empuje a la situación descrita. Sin embargo, admite que es difícil lograr esto sin confianza en el plano político.

Entonces, ¿qué es lo que se requiere?  “Para evitar eso hay que entrar a esa búsqueda de solución pacífica, de una forma inteligentemente negociada”, recalca.

0 0 votes
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
1 Comentario
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Molinita75
Molinita75
12 de febrero, 2019 8:09 am

Creo el aumento de remesas y los medianos y pequeños comerciantes, todos los emprendedores son una buena opcion para surgir ante la situacion economica debido a los acontecimientos desde abril 2018. Esperemos ser autosuficiente internamente para sobrevivir a esta crisis. El emprendimiento y el apoyo entre nosotros los nicaraguenses sera una buena opcion para salir adelante.


Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente