Monólogo

La oposición política nicaragüense me dejó sin palabras»

La oposición política nicaragüense me dejó sin palabras

Génesis Hernández Núñez

@gemihenu

//

La incapacidad de la oposición para consolidar una plataforma electoral unitaria para enfrentar a Daniel Ortega en las elecciones del 7 de noviembre, dejó sin esperanzas a muchos nicaragüenses

Siempre me ha llamado la atención cuando los cronistas deportivos se quedan sin calificativos ante las hazañas de los atletas. Muhammad Ali y Maradona dejaron mudos a muchos. Lionel Messi y Roger Federer todavía lo hacen. En la Copa Mundial de Fútbol México 86, Maradona le anotó un gol a Inglaterra. Ese gol es considerado el mejor de la historia de los mundiales y por él el narrador Víctor Hugo Morales le asignó el apodo: barrilete cósmico”. Mientras que en 2019 en Cataluña, España un concurso buscaba 500 adjetivos para definir al futbolista Lionel Messi.

Este miércoles 12 de mayo fui yo la que se quedó sin calificativos, pero no por admiración sino por decepción. La dividida oposición política de mi país me dejó sin palabras. La última que se borró de mi mente fue la última que se pierde en casos como este: la esperanza.

Y sé que cada nicaragüense que está en contra de la dictadura pensó en un adjetivo o en una frase para dirigirle a estos líderes políticos. Algo surgido desde lo hondo del pecho o desde la profundidad de las entrañas. A mí me pasó lo contrario. Me quedé vacía. Fue como si todas las expresiones negativas hubieran chocado entre sí de forma tan violenta que se desintegraron dentro de mí.

A los políticos no les importamos

En enero de este año, en la primera columna que escribí en 4to Mono, me preguntaba si estos abanderados de la unidad podrían ver a los ojos a los hijos de Marcelo Mayorga o a los padres de Teyler Lorío. Y hablé de dejar la arrogancia, terminar con el narcisismo y parar de echarle la culpa a los otros. Mencioné conceptos prácticos como humildad, decencia, empatía, humanidad. Pero no hubo manera. Ni en tres años, ni en seis días. Como cantaba Michael Jackson en los años 90: “they don't really care about us” (en realidad no les importamos).

He llegado a un punto en que me he respondido sola y sé que ellos tendrían el cinismo de decirle a cualquiera en su cara y sin que les tiemble la voz, que hicieron todo lo posible para unirse. Que su objetivo sigue siendo sacar a Ortega del poder en las elecciones del siete de noviembre. Y que van a seguir trabajando para conseguirlo. Entonces ahora mi cuestionamiento pasa a ser otro: ¿Esta gente podrá dormir tranquila por las noches? La verdad, espero que no.

4.4 8 votes
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente