Monólogo

Un periodismo más lento, tranquilo, medido y reflexivo»

Un periodismo más lento, tranquilo, medido y reflexivo

Masuma Ahuja

@masumaahuja

//

La autora aboga porque el oficio se calme un poco y provea al usuario con análisis reflexivo que le ayude entender lo que ocurre. A eso también aspiramos en 4to Mono

Mi predicción para el próximo año (2020) es más un ruego: que nuestro periodismo se vuelva más lento, más silencioso, más medido y reflexivo. La noticia en este momento se siente constantemente urgente, cada día un nuevo titular que indigna a todos.

Y hay una buena razón: el auge del autoritarismo en todo el mundo, la crisis climática, las comunidades vulnerables que son perseguidas y cuyos derechos se despojan en diferentes rincones del mundo.

Pero la gran indignación, la indignación constante, es agotadora y abrumadora, para nuestros lectores, para los ciudadanos de nuestras comunidades.

Todos hemos leído acerca de las formas en que la gran tecnología y esta economía de indignación / atención de las noticias digitales ha afectado nuestro mundo de maneras muy reales: desde la profundización de la polarización hasta ayudar a propagar noticias falsas como incendios forestales.

Y a menudo perjudica directamente a los lectores, espectadores y usuarios: rara vez proporcionamos suficiente información para comprender la historia y el contexto junto con los titulares; a menudo no contamos historias que reflejen los matices y las capas de comunidades y personas que viven en circunstancias extraordinarias.

"La gran indignación, la indignación constante, es agotadora y abrumadora, para nuestros lectores, para los ciudadanos de nuestras comunidades".

Masuma Ahuja

Un periodismo que informa y provoca

Cuando me entrevisté para uno de mis primeros trabajos en periodismo, un editor que admiro me dijo que cada historia debería tener uno de dos propósitos: debería decirle algo nuevo que necesita saber sobre el mundo. O debería hacerte llorar. (O, bueno, que sea una narración poderosa que pueda conmover al lector y ayudarlo a cambiar la forma en que entiende el mundo).

Ahora pienso en esta conversación a menudo cuando leo, escucho o me desplazo por las noticias. ¿Cuánto de nuestro periodismo realmente explica las cosas de una manera que ayude a los lectores a comprender las comunidades en las que viven, los gobiernos por los que votan, las empresas a las que apoyan y las formas en que funciona nuestro mundo? ¿Cómo estamos ayudando a los lectores a que sus instituciones rindan cuentas?

¿Cuánto de nuestra mejor narración, más allá de los interminables podcasts sobre crímenes reales, realmente nos ayuda a comprender a las personas, el poder y el mundo que nos rodea? ¿Qué podríamos aprender de los escritores y directores y artistas y curadores que se ganan la vida contando historias para encontrar formas de involucrar mejor a nuestro público en temas e historias que importan?

¿Cómo involucran al público para sentarse con sus historias durante horas o días a la vez? ¿Cómo crean un trabajo que obligue a las personas a compartir? ¿Qué lecciones podemos aprender de ellos como narradores profesionales de no ficción?

Espero que los periodistas y las redacciones comiencen la conversación a diario con la pregunta: ¿Qué información necesitan nuestros lectores y por qué? Y espero que encontremos formas de invertir más en trabajo que responda a estas preguntas.

Masuma Ahuja es periodista independiente anteriormente trabajó para The Washington Post y CNN. El artículo fue tomado de las predicciones de Nieman Lab.


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

Debate

avatar

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente