Monólogo

Los periodistas independientes de Nicaragua: seguirán firmes y dignos»

Periodistas independientes de Nicaragua: seguirán firmes y dignos

Periodistas María Lily Delgado, Lourdes Arroliga y Guillermo Medrano asisten a la cita en el Ministerio Público donde fueron citados por la investigación de lavado de dinero, contra la Fundación Violeta Barrios de Chamorro. Foto: Cortesía

Génesis Hernández Núñez

@gemihenu

//

En una burda estrategia para amedrentar al gremio, el régimen ha involucrado a un grupo de periodistas independientes en una investigación por lavado de dinero, pero lo único que está logrando es hacer el ridículo.

Como niña que creció en Nicaragua en los años noventa, puedo afirmar que mi interés por el periodismo nació viendo cada noche a María Lilly Delgado en el noticiero TV Noticias que transmitía Canal 2. Muchos años después, estando en el desempleo por causa de la pandemia, José Adán Silva, mi antiguo editor en el diario La Prensa, me ofreció colaborar en Literal, su recién fundado medio digital; gracias a él volví al periodismo.

En estos días, tanto María Lilly como José Adán y otro grupo de periodistas, han sido citados por en el Ministerio Público de la dictadura para ser entrevistados, por una investigación por “lavado de dinero”, que se sigue contra la Fundación Violeta Barrios de Chamorro.

No sé a qué mente maestra de El Carmen se le pudo ocurrir relacionar con algo así a los profesionales que precisamente se encargan de investigar y revelar los crímenes y los actos de corrupción. Pero el régimen ha fallado olímpicamente; y además, el mundo está siendo testigo de su ridículo.

La autora también escribió: Gabo y Mercedes ya tienen quien les escriba»

Se responderá a los ataques haciendo periodismo

Durante los meses que escribí en Literal gracias a la oportunidad que me dio José Adán, me dediqué en parte a hacer perfiles de colegas. Una de ellas fue Tifani Roberts quien, contándome su experiencia cubriendo el estallido social de 2018, me decía que ante el papel de la Policía sentía “una rabia descontrolada” y que esa rabia era “el motor” que la impulsaba a seguir trabajando.

Esa misma rabia, esa intolerancia ante la injusticia y ante el intento de amedrentar está presente ahora y sé que los reporteros de este país responderán haciendo lo que mejor saben hacer: periodismo.

Yo, como aquella muchachita que veía TV Noticias con sus tíos abuelos, he vuelto a sentir admiración y orgullo al ver que mis compañeros de profesión entran y salen de la Fiscalía del régimen con la frente en alto. Quienes han tramado esta patraña contra ellos deberían saber al menos, que nadie entra al periodismo con el propósito de hacerse rico, ni de ser noticia.

Otro escrito de esta autora: La oposición política nicaragüense me dejó sin palabras»

Porque la riqueza en este oficio, y eso mis colegas citados me lo han enseñado con el ejemplo, es la credibilidad, las manos limpias, el trabajo duro y la conciencia tranquila. Algo de lo que no tienen ni idea quienes están conspirando contra ellos.

María Lilly Delgado, Lourdes Arroliga y Guillermo Medrano declaran en el Ministerio Público.
Foto Cortesía de Nicaragua Imagen

4.8 6 votes
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente