Distopía

El mundo post-Covid debe ser amigable con el medioambiente»

El mundo post-Covid debe ser amigable con el medioambiente

Día Mundial del Medio Ambiente / Imagen tomada de Freepik

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

La actividad humana ha cambiado el sistema que de forma natural protegía a los seres humanos y ha creado condiciones que propician la propagación de enfermedades

Desde 1974, cada 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. Pero este año el festejo pasó a segundo plano porque el mundo está enfocado en ganarle la batalla a la Covid-19. Sin embargo, los especialistas aprovecharon para advertir que la pandemia, debe transformarse en una oportunidad para escuchar los mensajes que está mandando el ambiente para un mundo post-Covid.

Estos mensajes deben servir para que los planes de recuperación post-Covi-19, incluyan cambios en los patrones de consumo y producción que garanticen la sostenibilidad ambiental del planeta. Pues de ella depende su futuro y bienestar. Ya que las enfermedades provocadas por microorganismos transmitidos de animales a humanos, como la Covid-19, amenazan el desarrollo económico, el bienestar de las personas y especies, y la integridad de los ecosistemas.

También hemos escrito: El Covid-19 es consecuencia del abuso contra la Tierra»

Según el Programa para el Medio Ambiente de la Organización de Naciones Unidas (ONU), ante la invasión a los frágiles ecosistemas del planeta los seres humanos entran en mayor contacto con la vida silvestre. Por lo que mientras continúe la destrucción de los hábitats silvestres, las enfermedades transmitidas de animales a humanos conocidas como zoonóticas irán en aumento.

Se calcula que la actividad humana ha alterado severamente el 75 por ciento de la tierra y el 66 por ciento de los ambientes marinos. Y en general el 47 por ciento de los ecosistemas han sido reducidos. Esto eleva el riesgo de nuevas enfermedades zoonóticas, dice un estudio de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Las más recientes

Las que surgieron o reaparecieron recientemente son el ébola, la gripe aviar, el síndrome respiratorio del Oriente Medio (MERS), el virus Nipah, la fiebre del Valle del Rift, el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS por sus siglas en inglés), el virus del Nilo Occidental, el virus del Zika y ahora, el SARS CoV-2 que causa la Covid-19. Enfermedad que se propagó a todo el mundo y que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha cobrado la vida 387,298 personas y contagiado a 6.6 millones. Además, está provocando incalculables pérdidas económicas,

 La deforestación, invasión de hábitats de vida silvestre, agricultura intensiva y aceleración del cambio climático han alterado el delicado equilibrio de la naturaleza. La actividad humana ha cambiado el sistema que de forma natural protegía a los seres humanos y ha creado condiciones que propician la propagación de los microorganismos que provocan las enfermedades.

Otro tema relacionado: En tiempos de Covid-19 es crucial prevenir el dengue»

En Nicaragua el abuso contra el medioambiente es descomunal

Estos son problemas globales. Pero en el caso de Nicaragua, entre 2001 y 2018 perdió 1.40 millones de hectáreas de cobertura arbórea. Esto equivale a una disminución del 18 por ciento de su cobertura total. Las mayores disminuciones se registraron en Río San Juan y las Regiones Autónomas de la Costa Caribe (RACC) Sur y Norte, respectivamente. Y que es donde se ubican las áreas protegidas de alto valor ecosistémico.

También los incendios forestales contribuyen a la reducción de los habitad naturales y en consecuencia de la propagación de las pandemias. Entre enero y abril un satélite registró en Nicaragua 14,866 puntos de calor. La mayoría estos en la RACC Norte, Chinandega, RACC Sur y León, detalla el estudio de Funides.

Se está destruyendo el sistema que sustenta la vida

“La aparición de la Covid-19 ha puesto en evidencia que cuando destruimos la biodiversidad destruimos el sistema que sustenta la vida humana. Cuanto más biodiverso es un ecosistema, más difícil es que un patógeno se propague rápidamente o domine. La pérdida de biodiversidad brinda la oportunidad de que los patógenos pasen entre los animales y las personas”.

Mensaje de la ONU por el Día Mundial del Medio Ambiente

Ante la devastación y las “profundas y duraderas” consecuencias económicas y sociales que dejará la pandemia en “todos los rincones del planeta”, es necesario que al pasar a la etapa de reconstrucción se tomen en cuenta las señales que está mandando el medioambiente y su importancia en el futuro y bienestar de la humanidad.

Puede leer también: ¿En qué se diferencia la Covid-19 de la gripe y el catarro?»

Según la ONU además de los efectos adversos, la pandemia también está generando la oportunidad de que los seres humanos reinventen su relación con la naturaleza, para reconstruir un sistema mundial más amigable con el medio ambiente. 

Especialmente porque la población mundial se acerca al umbral de los 10 mil millones de habitantes. Cuyas vidas dependen de una red, que es un sistema complejo e interconectado en el que cada parte juega un papel importante. Y cuando un componente se cambia o se elimina, todo el sistema se ve afectado y esto puede acarrear graves consecuencias.

Hay que revertir el daño ambiental

Por tanto, se deben restaurar los bosques, detener la deforestación, invertir en la gestión de las áreas protegidas e impulsar mercados para los productos sostenibles, donde exista la cadena legal de comercio de vida silvestre. Eso garantizará que lo silvestre siga siéndolo.

Según Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa para el Medio Ambiente de la ONU, entre mejor sea el manejo de la naturaleza, mejor será la gestión de la salud humana. Por eso es importante el marco mundial de la diversidad biológica post-2020 que se espera aprueben este año todos los países del mundo.

También hemos escrito: Consumir tabaco eleva el riesgo de morir por Covid-19»

“Un pilar importante en nuestro plan de recuperación post-Covid debe ser llegar a un marco ambicioso, medible e inclusivo. Porque mantener la naturaleza rica, diversa y floreciente es una parte fundamental del sistema que sustenta nuestra vida. Aún más importante cuando se considera que entre el 25 y 50 por ciento de los productos farmacéuticos se derivan de los recursos genéticos”.

Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa para el Medio Ambiente de la ONU

La funcionaria añade que en la medida en que los motores del crecimiento comiencen a dinamizarse nuevamente, debe percibirse que el manejo prudente de la naturaleza puede ser parte del nuevo modelo económico diferente que debe surgir.

Un nuevo modelo económico post-Covid

“Una economía en la que las finanzas y las acciones impulsen empleos sostenibles, el crecimiento verde y una forma distinta de vida. Porque la salud de las personas y la salud del planeta son una y la misma cosa, y ambas pueden prosperar en igual medida”, asegura Andersen.

Por su parte Funides aconseja reconocer el valor de la naturaleza y los servicios ecosistémicos en la mitigación de los efectos de la pandemia.

También puede leer: Pandemia aumenta la amenaza de una posible hambruna»

“Cada dólar invertido en la restauración de los ecosistemas conlleva retornos de 9 dólares de  beneficios económicos. El argumento se sustenta en un estudio reciente de la Coalición para la Alimentación y el uso de la Tierra, que descubrió que un cambio hacia un modelo de producción sostenible de cultivar y producir alimentos podría generar hasta 4.5 billones de dólares anuales a nivel mundial, en nuevas oportunidades de negocios para el 2030”.

Análisis de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides)

Manejo adecuado de desechos médicos

Durante la pandemia de Covid-19 se están produciendo una gran cantidad de desechos: mascarillas, guantes, materiales de protección infectados y otros desechos biomédicos y sanitarios, cuyo manejo seguro es esencial para la salud comunitaria y la integridad del medio ambiente. El Programa para el Medio Ambiente de la Organización de Naciones Unidas (ONU), advierte que el manejo incorrecto de tal volumen de productos puede llegar a ocasionar "un efecto de rebote", tanto en la salud de las personas como al medio ambiente. De ahí la vital importancia sobre su gestión y disposición final de forma segura como parte de una respuesta de emergencia efectiva.

3 4 votes
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
1 Comentario
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Ignacio Flores
Ignacio Flores
7 de junio, 2020 12:31 pm

Lamentablemente es la peor pandemia para el medio ambiente, espero que saquemos algo bueno de esta situacion


Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente