Distopía

La pandemia obligará a más niños a trabajar»

La pandemia obligará a más niños a trabajar

En el mundo 152 millones de niños trabajan para ayudar a sus familias a sobrevivir. Muchos realizan trabajos peligrosos que ponen en riesgo su salud / Imagen tomada de Freepik

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

Las cifras de trabajo infantil en Nicaragua datan de 2012, pero es probable que la cantidad de niños trabajando en la actualidad supere el medio millón; y con la pobreza que traerá la pandemia esto empeorará

Además de la alta cuota de vidas que ha cobrado la Covi-19 en el mundo, más de 432 mil al 16 de junio, otra gran víctima es el mercado laboral. La destrucción de empleos causada a nivel global por la pandemia, no tiene precedentes. Y se reflejará en un considerable incremento de la pobreza.  

Por ello, diversas organizaciones aprovecharon el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, cuya fecha es el 12 de junio, para advertir que como consecuencia de la pandemia, millones de niños podrían verse obligados a trabajar para ayudar a sus familias a sobrevivir.

Millones de niños que aún no trabajan tendrían que comenzar a hacerlo. Y otros que ya lo hacen, deberán trabajar durante más horas o en peores condiciones.  Muchos de ellos quedarían expuestos a realizar las peores formas de trabajo, lo que causaría un daño significativo a su salud y a su seguridad.

En Nicaragua la situación es más grave porque los efectos de la pandemia están agudizando la crisis que arrastra el país desde el estallido social de 2018.

Hay pruebas del incremento del trabajo infantil

Esta no es una proyección o advertencia más. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) asegura que hay pruebas de que en la medida en que las escuelas cerraron por la pandemia, se ha incrementado el trabajo infantil.

“El cierre temporal de escuelas afecta actualmente a más de mil millones de alumnos en más de 130 países. Incluso cuando se reanuden las clases, es posible que algunos padres ya no puedan permitirse enviar a sus hijos a la escuela. Como resultado, más niños podrían verse forzados a realizar trabajos peligrosos y de servidumbre”.

Guy Ryder, director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

En tiempos de crisis, el trabajo infantil se incrementa porque se convierte en un mecanismo de supervivencia para muchas familias. A medida que la pobreza aumenta, las escuelas cierran y la disponibilidad de los servicios sociales disminuye, más niños se ven empujados a trabajar.

“Cuando imaginamos el mundo después de la Covid, debemos asegurarnos de que los niños y sus familias disponen de las herramientas necesarias para afrontar tormentas similares en el futuro. Una educación de calidad, servicios de protección social y mejores oportunidades económicas pueden cambiar las cosas”.

Henrietta Fore, directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef por su sigla en inglés)

Antes de la pandemia 152 millones de ninos trabajaban

El informe Covid-19 y trabajo infantil: En tiempos de crisis, es hora de actuar, detalla que 94 millones de niños abandonaron el trabajo infantil en los últimos 19 años. Los cálculos indican que en 2017, en todo el mundo 152 millones de niños trabajaban. Pero la pandemia podría mandar al traste este avance.

Teniendo en cuenta que algunos hogares utilizan todos los medios disponibles para sobrevivir, entre ellos los niños, según la OIT, algunos estudios aseguran que cada punto porcentual de incremento en la pobreza, conlleva un incremento de al menos 0.7 por ciento del trabajo infantil.

Unos 500 mil niños trabajan en Nicaragua

En Nicaragua, la Fundación Nicaraguense para el Desarrollo Económico y Social (Fundies),  se proyecta un incremento de hasta 8.7 puntos porcentuales en la pobreza general. En 2018 este flagelo afectaba al 28.2 por ciento de la población.

Por los efectos de la crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua desde 2018, la situación del trabajo infantil es aún más grave. Las últimas estadísticas divulgadas por las autoridades datan de 2012 y reflejan que aproximadamente 396,118 niños y adolescentes trabajaban de forma remunerada o no. Dicha cifra representa el 31.1 por ciento de la población de entre 10 y 18 años.

Ya que esa cifra data de hace ocho años, y que además la crisis sociopolítica que estalló en abril de 2018 ha sumido al país en una recesión de 25 meses, es fácil estimar que esta cifra se ha incrementado y sobrepasado los 500 mil niños.

Puede interesarte: Nicaragua en la cola de la región en cuanto a calidad de la educación

Ninas están más expuestas

Para la Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG que Trabajan con la Niñez y la Adolescencia (Codeni), la situación es aún más grave para las niñas y adolescentes. Porque ellas realizan arduas jornadas de trabajo doméstico, en el sector económico informal y en el campo. Y también sufren mayor riesgo de ser víctimas de violencia sexual, trata de personas y  explotación sexual o laboral a nivel comercial.

Según Codeni, la falta de acceso a información oficial actualizada, dificulta conocer el estado y situación real de niñas, niños y adolescentes ante este flagelo. Y cuántos desempeñan labores que, en el actual contexto, están en condiciones de mayor vulnerabilidad para su salud. Estas podrían provocar secuelas para su desarrollo físico, mental, emocional, social y educativo.

La OIT y Unicef coinciden en que en épocas de crisis, la protección social es fundamental para garantizar asistencia a los más vulnerables.

“Codeni se suma al llamado internacional a garantizar la protección social de niñas y niños. De lo contrario, factores como el cierre de escuelas, la muerte de padres y madres, la reducción de remesas, la falta de trabajo en general y el aumento de las labores informales, dejarán a niñas, niños y adolescentes expuestos a la explotación, la trata de personas, y el trabajo forzado”.

Comunicado de la Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG que Trabajan con la Niñez y la Adolescencia (Codeni)

Te va a interesar: La sonrisa de "Kenia": a la memoria de K.A.O.M.

Piden medidas para frenar incremento del trabajo infantil

Sin embargo, hasta ahora Nicaragua es uno de los pocos países del mundo en el que no se implementa ninguna política. Ni para aliviar los efectos de la crisis provocada por la pandemia ni para apoyar a las familias que han perdido sus empleos.

Esto a pesar de que diversas organizaciones políticas, sociales y empresariales han pedido que se implemente. Incluso la Alianza Cívica, Funides y el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) han presentado propuestas de medidas concretas que deben implementarse. Pero hasta ahora ninguna de ellas ha sido tomada en cuenta por el régimen.

Codeni pide políticas de apoyo

La Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG que Trabajan con la Niñez y la Adolescencia (Codeni) le pide al régimen Ortega-Murillo aplicar un conjunto de medidas encaminadas a prevenir y reducir el riesgo de que aumente el trabajo infantil. Entre ellas el apoyo a las familias más vulnerables y en condición de pobreza. A ellas deben creárseles condiciones para el empleo y acceso al crédito. También promover el trabajo decente para los adultos, garantizar el acceso y gratuidad a los servicios de educación y salud. Y crear y aplicar las regulaciones que establece la ley en materia laboral y de protección especial integral para la niñez.

5 2 votes
Article Rating


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente