Distopía

Régimen obligado a cambiar actitud ante pandemia para acceder a préstamo BID »

Régimen obligado a cambiar actitud ante pandemia para acceder a préstamo BID

Foto: Cortesía

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

El préstamo BID de 43 millones de dólares que obtuvo Nicaragua viene amarrado a una serie de condiciones que obligan al régimen a tomar una actitud responsable y transparente frente a la pandemia. ¿Cumplirá?

Aunque desde el inicio de la pandemia el régimen se ha jactado del supuesto “buen manejo” que le ha dado a la crisis, en las próximas semanas su estrategia podría dar un giro de 180 grados y aproximarse a lo que se hace en el resto de los países. Pero no porque la dictadura haya tenido una epifanía.

Las fugaces conferencias de prensa en las que presenta cada semana dos datos: el número de casos y la cantidad de muertos, podrían transformarse en presentaciones de informes detallados. La cantidad de pruebas que se realicen para diagnosticar la Covid-19 podría dejar de ser un secreto. Y tras cinco meses de haber confirmado el primer caso, el país podría inundarse de anuncios para prevenir el contagio.

Estas y otras acciones se concretarán si el régimen cumple los compromisos que asumió con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), tras la aceptación de un préstamo de 43 millones de dólares que la institución le otorgó para responder a la pandemia. Nicaragua aportará al proyecto 150 mil dólares.

El BID eligió los sectores en los que se invertirán los recursos para mejorar la respuesta del país, a partir de un diagnostico realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en febrero pasado. Este determinó que Nicaragua, como la mayoría de países de la región, no estaba preparada para enfrentar la pandemia. En una escala de 1 (bajo) a 5 (alto) la capacidad del sistema de salud obtuvo 2. Se concluyó que el Ministerio de Salud (Minsa) enfrenta retos específicos asociados, entre otros factores con la:

Las principales debilidades

  1. Detección temprana y el seguimiento de casos y sus contactos. Actualmente solo el Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia, está habilitado para realizar las pruebas y tiene una capacidad de 350 por día. Para alcanzar al 5 por ciento de la población, se deberían realizar unas 54,016 pruebas semanales. Por lo que se necesitarían al menos 7 laboratorios trabajando a su capacidad máxima.
  2. Actualización de protocolos de atención y de organización de los servicios. Cuenta con un protocolo, pero debe fortalecerlo y actualizarlo para mejorar la identificación de los casos. También tendrá que elaborar protocolos y lineamientos para cada uno de los servicios de atención y también para las poblaciones de mayor riesgo y/o vulnerabilidad.
  3. Elaboración de un plan de comunicación dirigido a la población general y vulnerable para la prevención y manejo de la Covid-19.  Se carece de un plan de comunicación consistente que pueda tener impacto en la población general. En él se deben establecer mensajes claves y factores de riesgo, principalmente para mitigar la pandemia y reducir la transmisión comunitaria ya que los mensajes que existen todavía son de la fase de preparación.
  4. Falta de personal capacitado para el manejo de pacientes, de equipos médicos y de Equipos de Protección Personal (EPP) para la atención. El Minsa cuenta con 72 hospitales a nivel nacional. De ellos 19 se destinaron para atender la pandemia. Juntos ofrecen 3,184 camas en el área de hospitalización y 148 en las Unidades de Cuidado Intensivos (UCI). Pero estas no son de uso exclusivo para pacientes de Covid-19. 
  5. Con datos del 2015 se determinó que el país contaba con 5,794 médicos, de los cuales 1,762 estarían en los 19 hospitales destinados a atender la pandemia. Con dicha cantidad se determina que Nicaragua cuenta con 2 médicos por cada 10 mil habitantes. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en la región se necesitan 23 médicos por cada 10 mil habitantes.

El régimen pudo haber tomado medidas desde un inicio. Te puede interesar leer: Las medidas que el régimen puede tomar frente al Covid-19 pero no quiere

También fallas en los reportes

El diagnóstico también señaló que el reporte de casos está concentrado en unas cuantas fechas y la gran mayoría se han reportado desde finales de mayo. Por lo que “considerando los datos oficiales, el crecimiento en casos totales en lo que va de junio en el país es del 140 por ciento”, siendo el más alto de Centroamérica. Y que no se ha presentado datos de control y seguimiento a las pruebas realizadas. “Por lo que es muy posible que la magnitud de casos de COVID-19 en el país sea mayor”.

Al 18 de agosto el Minsa reporta 4,311 casos y 133 muertes. Mientras que el Observatorio Ciudadano al 12 de agosto reconoce  9,646 casos acumulados y 2,626 muertes. El proyecto del BID describe el trabajo del Observatorio, como un "esfuerzo colaborativo de un equipo interdisciplinario" que desea contribuir a proporcionar información sobre la situación de la pandemia.

Para tratar de solventar estas y otras debilidades, el BID junto a las autoridades sanitarias establecieron una serie de compromisos. Estos quedaron plasmados en el resumen del proyecto Respuesta inmediata de salud pública para contener y controlar el coronavirus y mitigar su efecto en la prestación de servicio en Nicaragua.

Los aspectos que mejorarán con el préstamo BID

  • El Mejoramiento de la atención, absorberá el 68 por ciento del préstamo. Incluye  capacitación del personal, adquisición equipos, insumos, material de reposición periódica, medicamentos para la atención de pacientes y de insumos para el manejo y disposición de desechos hospitalarios. También la construcción, mejoramiento, ampliación y equipamiento de servicios de UCI, emergencia y hospitalización en 12 hospitales para aumentar su capacidad de atención, asegurar la atención médica oportuna y aumentar la capacidad de atención de la población afrodescendiente e indígena.
  • El mejoramiento de la Red de diagnóstico y laboratorio. Financiará la dotación de equipos, insumos y reactivos necesarios para la realización de las pruebas PCR y serológicas y equipo de Protección Personal (EPP) para 15 laboratorios a nivel nacional. También el diseño,  mejoramiento, ampliación y equipamiento de 4 laboratorios epidemiológicos regionales. Y la capacitación de personal de salud para la toma y procesamiento de las muestras, así como para la realización de las pruebas de detección del virus.
  • La vigilancia e investigación de casos. Financiará asistencia técnica para el desarrollo e implementación de protocolos, entre otras cosas para la vigilancia y seguimiento de los casos. Otro protocolo y formato para brindar la información al público, esta debe incluir entre otros datos: cantidad de muestras procesadas, muestras negativas y positivas, edad de los casos positivos, sexo de los casos positivos, procedencia, total de casos acumulados, casos recuperados, fallecidos y tasa de letalidad. También se actualizará el sistema epidemiológico para incluir a la Covid-19 como enfermedad de notificación obligatoria.

También cortar la línea de contagio

  • El proyecto incluye un componente de interrupción de la cadena de transmisión. A este se le destinará el 14 por ciento del préstamo. Con estos recursos se desarrollaran acciones para contener el contagio, incluyendo la comunicación a la población sobre la prevención y manejo de la Covid-19. Esto se desarrollará a través de una campaña en medios masivos, que debe ser traducida a los idiomas de las poblaciones indígenas.
  • La interrupción de la cadena de transmisión también incluye la elaboración y divulgación de protocolos y guías de protección. Tanto para el personal de salud como para la comunidad. Los protocolos del personal de salud estarán orientados a prevención del contagio, atención y manejo de los casos y manejo de los cadaveres. Los de la población en la prevención y cuidado de personas más vulnerables. Y otros más específicos para la prevención del contagio en determinadas actividades. Entre ellas: el sector construcción, turístico, los establecimientos comerciales, negocios que venden comida, salones de belleza, barberías, supermercados, distribuidoras y pulperías, puestos fronterizos, transporte de carga y pasajeros, centros de trabajo, recolectores de residuos, clínicas, ópticas, actividades masivas,

Concluirá en 2022

La ejecución del proyecto concluirá en 2022 y estará a cargo de agencias especializadas y su objetivo es “contribuir a reducir la morbilidad y la mortalidad por COVID-19”. Los principales resultados que espera son:

  • Garantizar la publicación de boletines epidemiológicos diarios y semanales
  • Aumentar el porcentaje de laboratorios con capacidad de diagnosticar Covid-19
  • Aumentar el porcentaje de casos sospechosos a los que se realice prueba de diagnóstico
  • Aprobar e implementar protocolos de vigilancia, guías de manejo y atención de casos
  • Aumentar el porcentaje del personal de salud capacitado en el uso y disposición final de los EPP
  • Y aumentar las unidades de salud con capacidad para aplicar el algoritmo de atención
5 1 vote
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente