Moneda

Por cuidar la economía y no la salud, Nicaragua no tiene salud ni economía»

Por cuidar la economía y no la salud, Nicaragua no tiene salud ni economía

Imagen tomada de Freepik

Lucydalia Baca y Eduardo Enríquez

@4to_Mono

//

Sin Beatriz y sin retrato, dice el refrán, así quedó Nicaragua como resultado de la incomprensible política adoptada por la dictadura frente a la pandemia

Al 7 de mayo según la OMS la pandemia del SARS CoV-2 ha dejado unos 3.67 millones de personas contagiadas y 254 mil muertos, ante un "enemigo invisible" altamente contagioso, está más que demostrado que el distanciamiento físico es el arma más efectiva para evitar la infección. Pero este ha derivado en la paralización de gran parte de las actividades económicas, provocando pérdidas incalculables a nivel global.

Los estragos que esto está provocando en todas las economías, ha elevado el desempleo y la pobreza y ha  generado el dilema de si el costo que se está pagando es demasiado alto. Sin embargo, para la directora gerente del Fondo Monetario Internacional este es un "falso dilema".

También hemos escrito: Las medidas que el régimen podría tomar frente al Covid-19 pero no quiere»

“En medio de la lucha internacional contra el Covid-19, país tras país se enfrenta a la necesidad de contener la propagación del virus a expensas de paralizar la sociedad y la economía. A primera vista, se plantea una disyuntiva: salvar vidas o salvar medios de vida. Se trata de un falso dilema: de hecho, controlar el virus es una condición necesaria para salvar los medios de vida”.

Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI)

Esto coincide con lo que recomiendas la mayoría de los científicos y médicos: el confinamiento total para reducir el ritmo de contagio en una sociedad, aunque el daño económico sea inevitable. Los organismos especializados también han aconsejado que primero se debe salvar la vida de las personas para que luego estas contribuyan a restablecer la economía.  

Dictadura Ortega Murillo contra corriente

Nicaragua es uno de los pocos países, que haciendo a un lado lo moral, ha optado por “mantener las actividades normales” para, según el régimen de Daniel Ortega, resguardar la economía, que lleva 24 meses en recesión.

“Entonces, fíjense bien, les decía que, aquí nosotros dando la batalla, tomando en cuenta las normas internacionales, ese es nuestro punto de partida, pero sin caer en medidas extremas, radicales, que lo que harían sería matar al país, matarían al país, matarían al pueblo. Entonces, mantener las actividades normales guardando las normas, tomar medidas especiales con las personas más vulnerables”.

Daniel  Ortega, acto de celebración el Día Internacional de los Trabajadores

Puede leer también: Todos esos términos que trajo el coronavirus, ¿los estás usando bien?»

Sin embargo, es falso lo que afirma Ortega en cuanto a "guardar las normas" solo en mayo el régimen ha programado más de 300 actividades multitudinanarias.

El régimen Ortega-Murillo hace hasta lo imposible por intentar mantener una imagen de normalidad, sin embargo es un esfuerzo inútil pues el país está aislado por el cierre de fronteras y paralización de transporte aéreo, marítimo y terrestre de pasajeros. También porque gran parte de la población ha optado por escuchar la recomendación de la OMS de quedarse en su casa.

Cómo lo advirtieron los médicos, la curva ha comenzado a subir

Según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) en 2020 la economía nicaragüense podría contraerse entre un 6.5 por ciento y un 13.7 por ciento. Esto después de dos años consecutivos de contracción económica como resultado de la violenta represión del régimen contra la Rebelión de Abril de 2018.

Pese la ausencia de "medidas extremas", Funides proyecta que la crisis generada por la pandemia elevará hasta en 8.7 puntos porcentuales la pobreza general  y hasta en 3.7 puntos porcentuales la tasa de desempleo abierto en Nicaragua.

Otro tema relacionado: El coronavirus también aumenta la violencia doméstica»

La estrategia del régimen no ha podido salvar la economía y tampoco ha logrado contener el avance de la pandemia pues en esta primera semana de mayo para todos en el país ─menos para los voceros del régimen─ está claro que ya Nicaragua entró en fase 3. Cuando el contagio ya se ha extendido tanto que se le ha perdido el rastro epidemiológico, que la dictadura en ningún momento se preocupó por vigilar.

Ya hay contagio comunitario

Esto lo ha dejado claro la gran cantidad de casos que se están conociendo en hospitales de diferentes ciudades del país, particularmente Managua, Chinandega y Masaya. Y lo han expresado médicos especialistas nicaragüenses como Róger Pasquier, presidente de la Asociación de Anestesiólogos de Nicaragua, quien el martes dijo a revista Acción 10 en la mañana, del Canal 10, que en esta semana los casos de coronavirus en Nicaragua podrían elevarse significativamente debido a que el país ya se encuentra en la fase tres de la pandemia, que es cuando “ya hay un contagio comunitario independientemente de lo que digan otras fuentes”.

Y no podía esperarse que fuera de otra manera, a menos que se desee negar la evidencia. Aunque el Ministerio de Salud en Nicaragua no ha presentado datos claros desde que se reconoció que el coronavirus había llegado al país el pasado 18 de marzo, los datos del resto de la región no indicaban otra posibilidad. Así lo refleja el reporte del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) del 7 de mayo, donde se ve que "el avión ya despegó" como lo expresó el doctor Pasquier.

Soberbia del régimen le corta acceso a fondos contra pandemia

Paradójicamente, la decisión del régimen de ocultar los datos y la información sobre el avance de la pandemia en un intento por "salvar la economía," y "evitar el pánico" pues según dijo el dictador "si el país se para se muere", ha tenido un efecto negativo.

Al tener "los mejores" números de la región, no tomar medidas para decretar una situación de emergencia, ni presentar datos como la cantidad de pruebas que ha aplicado, organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI), han dejado a Nicaragua al final de la larga fila de 90 países que solicitan fondos de emergencia.

Los fondos que se han entregado

Todos los organismos internacionales han designado grandes cantidades de dinero para apoyar a los países.

A manera de ejemplo, listamos aquí los fondos que el FMI ha entregado a los países del SICA para enfrentar la pandemia, todos ellos con una mejor economía que la nicaragüense y un sistema de salud relativamente más sólido:

  • El 2 de abril el FMI aprobó a Honduras un préstamo por 143 millones de dólares para enfrentar la pandemia; por su parte el Banco Mundial le aprobó otros 119 millones de dólares el 10 de abril para el mismo fin
  • El 14 de abril el FMI aprobó a El Salvador un préstamo por 389 millones de dólares para enfrentar la pandemia
  • El 16 de abril el FMI aprobó a Panamá un préstamo por 515 millones de dólares para enfrentar la pandemia
  • El 30 de abril el FMI aprobó a República Dominicana un préstamo por 650 millones de dólares para enfrentar la pandemia
  • En la misma fecha, el organismo aprobó a Costa Rica un préstamo por 508 millones de dólares para enfrentar la pandemia.
  • En el caso de Guatemala el periódico Prensa Libre informó el 27 de abril que el gobierno solicitó una línea de crédito de 2 mil millones de dólares a los organismos internacionales para enfrentar la pandemia. Solo al FMI le solicitó 600 millones de dólares.

El pasado 30 de abril La Prensa informó que a Nicaragua "se le ha restringido el acceso a estos fondos debido a los cuestionamientos por la indiferencia y poca seriedad con la que el régimen orteguista ha tratado el tema de la pandemia. Además del aislamiento político debido a los delitos de lesa humanidad cometidos por la dictadura durante la represión contra las protestas civiles de abril de 2018".

0 0 vote
Article Rating


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente