Moneda

Régimen puede bajar la tarifa eléctrica pero no es negocio»

Régimen puede bajar la tarifa eléctrica, pero no es negocio

Foto tomada de Pixabay

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

Aprovechando el bajo precio del petróleo y otras medidas que no significan mayor sacrificio, la dictadura podría reducir la tarifa eléctrica a los nicaragüenses

En Nicaragua el régimen no ha tomado medidas ni de contención, ni económicas frente a la pandemia como alivio del pago de los servicios básicos como moratorias o suspensión temporal del pago ─que sí han aplicando otros países─ .

Sin embargo, el régimen Ortega Murillo sí puede aplicar una medida más directa y sin mayor costo, como trasladar la reducción del precio internacional del petróleo a la tarifa del servicio de energía eléctrica. Este ajuste proporcionaría un alivio a los consumidores, en medio de la crisis económica que afecta al país desde 2018, ahora agudizada por la pandemia.

Sin embargo, para concretar esa reducción es necesario que el régimen Ortega-Murillo deje sin efecto una decisión que tomó en 2016, y que convirtió en ley: Que todo ahorro generado por reducciones en el precio del crudo, pasaran directo a la Caja Rural Nacional (Caruna). Esta lo recibiría en concepto de abono a la deuda contraída entre 2010 y 2013 por el ente regulador del sector, el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), en representación del Estado de Nicaragua.

Caruna es una cooperativa de ahorro y crédito fundada en 1993. En los primeros años de la relación de Nicaragua y Venezuela, a través de la cooperación petrolera, manejó esos recursos y ese fue el origen del préstamo. Los fondos luego fueron trasladados a Bancorp, pero tras la disolución del banco al ser sancionado por Estados Unidos, retomó el manejo de esos recursos.

También hemos escrito: Un favor más para Disnorte y Dissur»

Deuda a la que no se le ve fin

Dicho financiamiento fue por 198.55 millones de dólares, supuestamente para mantener el subsidio de la tarifa. En la época en que el precio del petróleo estuvo por encima de los 100 dólares el barril, y llegó a alcanzar precios cercanos a los 150 dólares.

Pero, entre 2014 y 2016 se abonaron 84.25 millones de dólares, quedando un saldo de 114.3 millones de dólares. Desde 2016 no se ha vuelto a informar sobre el movimiento de esta deuda, por lo que se desconoce cuál es el saldo actual.

Tarifa con constantes alzas

En los últimos años las constantes alzas en la tarifa del servicio de energía eléctrica se justificaron por los incrementos en el precio del petróleo. De acuerdo a estadísticas del Banco Central de Nicaragua (BCN), en 2015 el precio promedio del kilovatio hora era 5.59  córdobas. Ese año el país pagó en promedio 54.7 dólares por cada barril  de petróleo. Y 40.7 dólares por cada barril de fuel oil que usan las generadoras térmicas para producir la energía eléctrica.

En 2019 el precio del kilovatio hora promedió 7.03 córdobas. En el primer cuatrimestre de ese año (dato más reciente publicado por el BCN) Nicaragua pagó en promedio 68.4 dólares por cada barril de crudo y 71.7 dólares por el barril de fuel oil.

Precio del petróleo baja, pero energía sube en Nicaragua

El BCN no ha actualizado los datos del precio del kilovatio de los primeros meses de 2020. Sin embargo, en el transcurso de este año se han aplicado incrementos y también un ajuste al porcentaje del subsidio que reciben los consumidores de menos de 150 kvh. En tanto, el precio del crudo y sus derivados se ha desplomado como consecuencia de la pandemia.

También puede leer: Las medidas que el régimen podría tomar frente al Covid-19 pero no quiere»

Desde que inició el 2020 el precio del petróleo ha mantenido una tendencia de reducción. Y ante la caída de la demanda, por la paralización que ha provocado la pandemia de la Covid-19, en abril por primera vez en su historia se ubicó en niveles negativos para entrega en mayo. Y para los contratos de entrega a futuro alcanzó su nivel más bajo de las últimas dos décadas.

Según el reporte del BCN, el 21 de mayo el precio para entrega inmediata del petróleo WTI de referencia para Nicaragua, cerró en 34.15 dólares por barril. Mientras que el del barril de fuel oil se ubicó en 28.21 dólares. Además, las proyecciones indican que  el precio de estos productos se mantendrá en rangos similares. No se esperan alzas considerables.

Combustibles a mitad de precio

Esto indica que actualmente el país puede comprar crudo 50 por ciento más barato con respecto al precio promedio que pagó durante el primer cuatrimestre de 2019. Y fuel oil a un precio menor en 60 por ciento menos, con respecto al que pagó en promedio en los primeros cuatro meses del año pasado.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), calcula que si se traslada toda esta rebaja a la tarifa, esta puede reducirse hasta en 10.5 por ciento, para todos los consumidores sin distingo de consumo.

Le puede interesar también: Por cuidar la economía y no la salud, Nicaragua no tiene salud ni economía»

No obstante, para concretar este alivio hay que dejar sin efecto el artículo 4 de la Ley 943, Ley de Reforma a la Ley 898, Ley de Variación de la Tarifa de Energía Eléctrica al Consumidor. Dicho artículo establece una distribución del ahorro de la tarifa.

Entre otras cosas ordena que “el monto que resulta de la diferencia entre el precio medio de venta al consumidor y el precio real de venta al consumidor, que constituya ahorro en la tarifa de energía eléctrica, se destinará al abono de la deuda total del sector eléctrico”.

Compran energía al doble de precio de lo que cuesta generarla

Según el Cosep el restante 6.5 por ciento de rebaja se podría aplicar si las distribuidoras Disnorte, Dissur y Enel-Blufields, cancelan todos los contratos de importación de energía. Nicaragua está comprando energía a otros países, a unos 98 dólares/MWh, Pero con el precio actual del crudo, en Nicaragua se puede entregar al sistema a unos 50 dólares/MWh.  

El alivio del 6.5 por ciento se completaría con la suspensión del cobro de los desvíos tarifarios. Este se incluyó en la factura a partir de enero de este año.

"Son estas cuatro cosas juntas. 1.- La baja en el precio del petróleo; 2.- Suspender las importaciones de energía; 3.- Dejar sin efecto el cobro de los supuestos desvíos tarifarios 4.-Suspender temporalmente el pago a Caruna. Eso es lo que permitiría una rebaja del 17 por ciento en la tarifa de todos los consumidores",

José Adán Aguerri, presidente del Cosep

También piden moratoria

Según el Cosep, la reducción de la tarifa aliviaría la situación de los hogares nicaragüenses que han visto diezmado su presupuesto familiar por diversas razones. Entre ellas, los incrementos en la factura de energía. También beneficiaría a los dueños de negocios de todo tipo, que han sufrido severos impactos en sus costos de operación. Y le ayudaría a las empresas a proteger el empleo y sostener sus finanzas.

La petición de trasladar la rebaja en el precio del crudo a la tarifa surgió inicialmente de seis organizaciones empresariales. Estas pedían una rebaja de entre 15 y 20 por ciento. Luego fue respaldada por el Cosep que fijó el 17 por ciento el porcentaje de ajuste a la tarifa.

La idea de otorgar un alivio a los usuarios de los servicios básicos, incluida la energía, también está incluida en las propuestas de medidas, presentadas por la  Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides)  y la Alianza Cívica. Estas organizaciones consideran indispensable esta ayuda para amortiguar los efectos de la pandemia,

Las organizaciones piden el ajuste de la tarifa con respecto al precio del petroleo. Pero consideran que también debe establecer una moratoria en el pago de este y otros servicios básicos. Tal como ocurre en los países vecinos, para ayudar a las familias a enfrentar la crisis. Y a las empresas a equilibrar sus finanzas y proteger el empleo.

No aplican rebaja por falta de voluntad

Patricia Rodríguez, especialista en temas energéticos asegura que todos los números demuestran que hay suficiente margen para aplicar un ajuste en la tarifa del servicio de energía eléctrica. Por lo que considera que si este no se aplica es por falta de voluntad de las autoridades. "La decisión la debería tomar el INE (Instituto Nicaragüense de Energía) como ente regulador. La ley le da facultades para decidir pero no lo hace… Hay plata que no quieren dejar ir porque seguramente el gobierno la está utilizando para cubrir algunos de los déficit que tiene", asegura Rodríguez.

0 0 vote
Article Rating


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente