Hablemos del Idioma

Descubre los misterios de los puntos suspensivos»

Descubre los misterios de los puntos suspensivos

Imagen tomada de Foter

Inés Izquierdo Miller

@InesIzquierdo6

//

Para muchos son un misterio, porque no los saben usar correctamente, lo mismo ponen cuatro puntitos que cinco, además cuando no corresponden. Ahora vamos a revelar todos los misterios de los puntos suspensivos.

Primero que todo este signo de puntuación está formado por tres puntos consecutivos (...) —solo tres— y su nombre obedece a que, por lo general, sus usos principales conducen a dejar en suspenso el discurso.

Como se escriben los puntos suspensivos

Se escriben pegados a la palabra o el signo que los precede, y separados por un espacio de la palabra o el signo que los sigue; pero si lo que sigue es otro signo de puntuación, no se deja espacio.

Ejemplo: A buen entendedor…   ya sabes el resto.

                 A buen entendedor…, ya sabes el resto.

Si los puntos suspensivos cierran el enunciado, la palabra siguiente se escribe con mayúscula inicial:

¿Querés recibir el análisis de los temas más importantes en tu correo? ¡Unite a la manada!

“El caso es que si lloviese... Mejor no pensar en esa posibilidad”.

Si no cierran el enunciado y este continúa tras ellos, la palabra que sigue se inicia con minúscula:

“Estoy pensando que... aceptaré; en esta ocasión debo arriesgarme”.

También puede leer: No cosa los frijoles, mejor cuézalos»

Usos de los puntos suspensivos

a) Indicar una pausa transitoria que expresa duda, temor, vacilación:

Ejemplo: No sé si ir o si no ir... No sé qué hacer.

b) Señalar la interrupción voluntaria de un discurso, cuyo final se da por conocido. Es frecuente cuando se reproduce un refrán o un fragmento literario de sobra conocido:

Ejemplo: Más vale pájaro en mano…

c) Evitar repetir la cita completa del título largo, de una obra, que debe volver a mencionarse.

d) Insinuar, evitando su reproducción, expresiones o palabras inconvenientes:

Ejemplo: ¡Qué hijo de... está hecho!

e) Al final de enumeraciones abiertas o incompletas, con el mismo valor que la palabra etcétera o su abreviatura:

Ejemplo: “Puedes hacer lo que quieras: leer, ver la televisión, oír música...

Otro tema relacionado: El uso de traer o llevar en Nicaragua»

Recomendación de la Fundeu

Mayúsculas y minúsculas tras puntos suspensivos

Cuando los puntos suspensivos coinciden con el final de la frase, no se añade el punto de cierre (siguen siendo tres) y la siguiente palabra, al pertenecer a una oración distinta, se escribirá con mayúscula: «Este fin de semana iremos a… Mírame, que estoy hablando contigo»; mientras que se escribirá minúscula si continúa la oración precedente: «Este fin de semana iremos… ¡a casa de los primos!».

Las abreviaturas mantienen su punto

Cuando los puntos suspensivos siguen a una abreviatura, se mantienen los cuatro puntos, el abreviativo y los tres suspensivos («Ha citado abreviaturas como a., com., pág.…»).

Sin embargo, no se escriben antes ni después de etcétera, ni de su abreviatura etc., pues dicha combinación resulta redundante.

5 1 vote
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

Subscribe
Notify of
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente