Hablemos del Idioma

No confíe ciegamente, el corrector de la computadora se equivoca »

No confíe ciegamente, el corrector de la computadora se equivoca

Imagen tomada de Pixabay

Inés Izquierdo Miller

@InesIzquierdo6

//

Use su corrector, pero no confíe plenamente en él, porque no tiene la capacidad de razonar las reglas ortográficas y sus excepciones.

Durante muchos años he sido correctora y editora de textos, mis ojos han recorrido miles de cuartillas. Lamentablemente en la mayoría de los casos, he encontrado  múltiples errores de ortografía y redacción elementales; cometidos incluso por personas que tienen cierta o buena preparación idiomática.

Como maestra no me puedo quedar tranquila; y ante tales disparates  trato siempre de preguntar al autor del texto por qué no le colocó el acento por ejemplo a la palabra “pérdidas”. La respuesta por lo general es “no sé, yo le pasé el corrector ortográfico de la computadora y no me lo tiró como un error”.

Problemas del corrector de la computadora

Ese es el problema mayor. Confiar ciegamente en el diccionario de su computadora es un gran error; porque en primer lugar su pobre computadora no distingue entre “pérdidas humanas” y una “mujer perdida”. Su  equipo no razona, solo obedece a una programación dada y por ende no distingue acentos diacríticos ni otro tipo de dificultades.

En realidad esto es solo el primer lío que enfrentamos con los correctores ortográficos; pero hay más clavos todavía. Sobre todo si su computadora la utilizan otras personas además de usted o si está en una red; porque en muchas ocasiones cuando alguien escribe algo y le aparece en rojo —lo cual quiere decir que está mal— a veces el que escribe oprime la selección “agregar” y allá va eso. Imagínese, puede ser que le aparezca vaca con “b” y eso quede registrado en su computadora como una forma correcta.

Otra dificultad del corrector

La otra dificultad se da porque hay formas que los diccionarios seleccionados no registran, eso depende del idioma seleccionado para trabajar. Por ejemplo si escoge español de España, no es igual que si selecciona el de Nicaragua o México. Depende del tipo de texto o del objetivo que pretende con lo que escribe, para que seleccione el tipo de español que utilizará.

Con esto no quiero decir que sean malos del todo, no. No son inservibles, pero tampoco son infalibles. Hay que tener calma y no confiar enteramente en ellos. Pueden imaginarse que uno de los criterios de estos diccionarios ortográficos es que son tan finos que no recogen las llamadas malas palabras o vulgarismos. Haga la prueba y escriba la palabra puta por ejemplo y enseguida se la resaltan en rojo. Eso no quiere decir que está mal escrita, sino que son incompletos o puritanos.

Le puede interesar también: Dentro o adentro ¿Sabes cuál es la forma correcta?»

A veces son obstinados y te dicen que lo que hiciste está mal, aunque esté bien; por ejemplo la palabra sandinista casi nunca la acepta y te recomienda andinista, en esos casos yo la agrego porque en Nicaragua es vocablo de uso frecuente en los temas políticos.

Son útiles los correctores, pero usados cuidadosamente

Sin embargo, pese a todas estas inconsistencias pueden ser de mucha ayuda; y sí es recomendable que le pasen la revisión final a los textos con este bizarro instrumento para ver qué palabras pueden estar ma. Pues es útil sobre todo para detectar problemas de mala digitación de palabras. 

Cápsula de la FUNDEU

Administrar, y no suministrarun medicamento a un paciente es el verbo adecuado para indicar que se le hace tomarlo, que se le aplica.

Es frecuente leer y escuchar: «Las vacunas están siendo suministradas a todos los grupos de riesgo», o «Por lo tanto, cualquier tratamiento será más efectivo si es suministrado en las primeras etapas de la enfermedad».

También puede leer: La real esencia y el inusual origen del sándwich»

Sin embargo, tal como recoge el Diccionario de la lengua española, suministrar significa ‘proveer a alguien de lo que se necesita’, mientras que administrar tiene, entre otras acepciones, la de ‘aplicar, dar o hacer tomar un medicamento’. Así, por ejemplo, una vacuna inyectable la suministra una farmacia o un centro médico, pero solo la administra el enfermero al paciente.

En las frases anteriores, por tanto, si se quiere expresar que se están aplicando las vacunas y los tratamientos, lo adecuado habría sido decir «Las vacunas están siendo administradas a todos los grupos de riesgo» y «Por lo tanto, cualquier tratamiento será más efectivo si es administrado en las primeras etapas de la enfermedad».

5 1 vote
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente