Hablemos del Idioma

La real esencia y el inusual origen del sándwich»

La real esencia y el inusual origen del sándwich

Imagen tomada de Freepik

Inés Izquierdo Miller

@InesIzquierdo6

//

Lo más interesante de nuestro idioma es estudiar su origen, pues tenemos enigmas y curiosidades muy interesantes, si rastreamos el nacimiento de ciertas palabras.

Hay términos con un origen vulgar, otros ocasionales y a veces desconocidos porque se pierden en los caminos de la historia. Por eso por ejemplo cátedra y cadera son de la misma familia de palabras, una entró por el latín culto y el otro por el vulgar.

Estas intrigas no se aplican al  vocablo sándwich, porque la Real Academia Española (RAE) lo reconoce en su diccionario; con la salvedad de colocarle el acento. Si bien antes recomendaba que era mejor decir bocadito o emparedado, ahora hay luz verde para además de disfrutar un riquísimo sándwich, escribirlo como lo indica su origen.

Origen del sándwich

Es curioso que el sándwich, que es un alimento tan popular y fácil de hacer, tenga un encumbrado linaje en su origen. Es un platillo aristocrático, porque su creador fue Sir John Montagnu (1718-1792), cuarto Conde de Sandwich.

Otro tema relacionado: Descubre los misterios de los puntos suspensivos»

Cuentan algunos historiadores que la fecha exacta del nacimiento de este alimento se remite a 1762. El Conde de Sandwich era un personaje con renombre en la política de la sociedad británica, pero tenía una tremenda debilidad: era adicto al juego. Claro que muchos autores dicen que su pasión era el ajedrez, pero otros afirman que eran las cartas.

La jugada culinaria de Lord Sandwich

En lo que todos coinciden es que a la edad de 44 años, este conde se pasó 24 horas jugando de una sola sentada. Llegó un momento en que el tigre rugió en su estómago y se vio en el grandísimo dilema de suspender la partida o comer. Optó por pedir que le trajeran cualquier cosa para comer en la mesa de juego.

Fue en esa disyuntiva que se alumbró su mayordomo, que en realidad fue el creador, pero como no era conde, ya se imaginan ¿verdad? y preparó un pedazo de carne con algo de ensalada entre dos panes: ¡Eureka! había nacido el sándwich, que este lord se comió con tal desesperación, que lo más probable es que haya perdido el juego.

También puede leer: No cosa los frijoles, mejor cuézalos»

Lo que sí es innegable es que su actitud fue imitada por sus compañeros; quienes empezaron a llamar a esta manera rápida de hacer un refrigerio: “comer un sándwich”.

Al fin y al cabo aunque perdió en los naipes, lord Sandwich se sintió muy orgulloso de este aporte culinario; así que no dejó de mencionarlo en su testamento, según él como el mejor legado que dejaba a su país.

Herencia y disputa del sándwich

Y fíjense adonde llega toda esta historia que los herederos actuales del conde tratan de sacar provecho al invento de su antepasado; y pretenden ser los proveedores de sándwich para Londres.

El undécimo conde, John Montagnu, tiene como meta ser el rey de esta comida rápida, según El Times, este conde afirmó: “Estamos buscando medios de supervivencia. Vivimos en una pequeña finca. Hasta la reina tiene que ganar para vivir”.

0 0 vote
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente