Monólogo

Es hora que la oposición aprenda a hacer política»

Es hora que la oposición aprenda a hacer política

Foto: Cortesía

Ernesto Robleto Falla

@apantle

//

Los líderes que quieren ser políticos tienen que convertirse en verdaderos políticos para llevar a Nicaragua por un sendero de paz y democracia, para que vuelva a ser República y deje atrás y para siempre la pesadilla del régimen Ortega Murillo y todo el pasado de corrupción y crimen que representa

El tema de la unidad de todos los sectores que adversan al gobierno #OrMu se ha tratado hasta la saciedad. Hay opiniones que descalifican y atacan a los líderes de la oposición, sin proponer alternativa. Hay otros que tienen agendas escondidas para lograr que no haya unidad. Mientras tanto, la mayoría de los nicaragüenses sigue a la expectativa que se concrete la ansiada unidad. Reforzada ahora más que nunca, con los resultados de las elecciones en Bolivia. Donde la oposición desunida ayudó a que ganara el partido de #EVOMORALES.

Creo que hay un interés legítimo de los grupos más visibles de la oposición interna; y también de la que está fuera del país, de lograr la tan ansiada unidad tal como se logró en 1990 para derrotar a Daniel Ortega.

El autor también escribió: Se agota el tiempo para la unidad de la oposición»

"La facilidad que existe hoy en día para emitir opiniones a través de las redes sociales, ha contribuido a crear confusión. Porque de alguna manera los líderes opositores se sienten obligados a dilucidar sus diferencias en comunicados, mensajes por redes sociales y entrevistas demasiado frecuentes. Es decir, hablan mucho más de lo que realmente hacen para lograr la unidad".

Ernesto Robleto Falla

La comunicación política debe entenderse como una herramienta útil para comunicar correctamente el mensaje, pero usándola de manera oportuna, no comunicar por comunicar. La habilidad que debe tener todo político es que su mensaje se vuelva interesante a la opinión pública, no aburrido ó sobrado, al punto que se juzgue “más de lo mismo”.

Saturación daña la credibilidad

Deben aprender a dosificar las comparecencias públicas. Aunque los medios de comunicación estén anuentes a transmitir un mensaje, no significa que el personaje va a ser creído. La vieja práctica de “hacerse amigo de los periodistas para que me den espacio”, solo produce saturación y provoca que se pierda el interés, con el consiguiente daño a su propia credibilidad.

En cuanto a la gestión política, la “nueva forma de hacer política” debe pasar por agotar correctamente las opciones de diálogo. Pero no un diálogo “para írsele arriba a la contraparte”, sino para acercar posiciones, para tratar de convencer, no someter al otro.

Otro artículo de este autor: El sueño de la Coalición, unir esos vigores dispersos es posible»

Hemos demonizado los llamados “pactos políticos”, porque efectivamente en nuestra historia tenemos ejemplos de pactos políticos nefastos. Como el que permitió a #Ortega bajar el techo electoral al 35 por ciento y que tiene muchas secuelas negativas.

Pero también hemos sido testigos de pactos con resultados benignos, como nos recordó el politólogo José Antonio Peraza en una entrevista televisiva reciente, que protagonizaron liberales y conservadores en 1856, conocido como el “Pacto Providencial” que permitió derrotar al filibustero William Walker con ayuda de ejércitos y gobiernos aliados de Centroamérica.

Hacer más y hablar menos

Un error que han cometido los líderes de la actual oposición es que todo lo que hacen lo ventilan en los medios. Ya lo decíamos, hay que hacer más y hablar menos. Se requiere de una gran habilidad y tener agallas de “animal político”. Concepto que Aristóteles propuso para describir la sociedad en la que el hombre vive organizadamente; y que ahora se define como característica de un “buen político”, que sabe interpretar correctamente su entorno y descifrar las oportunidades y limitaciones que tiene el accionar político en el momento justo.

Es importante cabildear intensamente entre todos los grupos y todos los líderes, pero A PUERTA CERRADA. Tener mucho cuidado de no filtrar nada hasta que no haya humo blanco, al mejor estilo de la capilla sixtina. Que no den a conocer de previo su agenda negociadora A NADIE hasta que no hayan llegado a un acuerdo firme, sea cual sea la letra pequeña. Porque lo importante es que lleguen al acuerdo y se comprometan a respetarlo y defenderlo ante cualquier circunstancia.

El autor también escribió: La batalla en redes sociales se gana con credibilidad»

Esto pasa por comunicarse frecuentemente para cultivar un ambiente de confianza y credibilidad entre ellos. Nicaragua no se merece que nos estemos enterando por los medios, de la falta de voluntad para alcanzar esa unidad. Deben llamarse, reunirse, negociar, discutir, convencer, deponer posiciones principistas, aceptar puntos de vista y, sobre todo poner a Nicaragua de primero.

Esto es lo que llamo aprender el legítimo juego de la política, la “nueva forma de hacer política” como la llaman. Que no es más que tomar con madurez y responsabilidad la tarea pendiente de lograr la unidad sólida y duradera, a toda prueba.

Que no nos pase lo de Bolivia

Tenemos un buen ejemplo de lo que nos puede pasar, y ya nos pasó, con el caso reciente de las elecciones de Bolivia. Donde una señora a la que se le pidió que sirviera de transición después de haber logrado la imposible renuncia del presidente-dictador Evo Morales; no entendió su rol político.

No entendió que un político que es diputado o senador, puede de repente recibir la responsabilidad de dirigir el país, pero en una transición. Su deber era pacificar el país, unificar a la oposición y mantener la cosa pública en orden. Un animal político entiende eso. Una política inexperta cree que por ser designada presidenta, ahora ella es la iluminada, la nueva líder. Craso error.

Empezó a dar palos de ciego y por último se lanzó como candidata, alborotando el avispero de los otros “candidateables”, creyendo que la gente que se le había volteado a Evo Morales, automáticamente votaría por ellos. Eso es no entender la política. Luego vimos con impotencia cómo los “candidatos de la oposición” empezaron a pelear el hueso dejado por Morales, en lugar de entender el momento político de la unidad.

A nosotros nos pasó lo mismo en el 2006, cuando Eduardo Montealegre y el difunto José Rizo no se pudieron poner de acuerdo. AHORA NO IMPORTA ESPECULAR POR CULPA DE QUIEN. Lo importante es que, por esa división no se concretó la unidad opositora contra Ortega, y estamos en este pantano, con una dictadura asesina montada en el caballo, por el error político de no entender la importancia de la UNIDAD.

Llevar a Ortega al límite

Para los que no entienden de lenguaje diplomático, el acuerdo y pronunciamiento de la Organización de Estados Americanos (OEA) es muy flojo, gallo gallina, etc. etc. No se dan cuenta que haber logrado 20 votos a favor y solo un voto en contra en el complejo contexto de la OEA, es un triunfo abrumador para empujar a la dictadura a ceder en las reformas electorales para que haya elecciones aceptables en el 2021.

Tampoco se dan cuenta que la OEA tiene sus limitaciones. Ellos no pueden derrocar gobiernos, la tarea de la oposición interna es clave para lograr convencer a Ortega. Lo tenemos que convencer a la fuerza de aprobar las reformas y convocar a unas elecciones observadas.

Llevarlo al límite, donde ya no pueda seguir en su juego criminal de desbaratar el país, la democracia, las leyes, la tranquilidad, la seguridad y los sueños de los que ofrendaron su vida en abril de 2018; y hoy están dispuestos a organizarse alrededor de un liderazgo unido.

Tenemos que ver la política como lo que es, el camino para organizar a la sociedad. En nuestro caso, donde coincidimos más del 70 por ciento de los nicaragüenses. Hoy esos líderes que quieren ser políticos tienen que convertirse en verdaderos políticos, para llevar a Nicaragua por un sendero de paz y democracia, para que no solo vuelva a ser República, sino también para que dejemos atrás y para siempre esta pesadilla del régimen #OrtegaMurillo y todo el pasado de corrupción y crimen que representa.

Cierro repitiendo, aprendan a hacer política logrando la UNIDAD. El enemigo está en El Carmen.

5 1 vote
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
2 Comentarios
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
El carolingio
El carolingio
28 de octubre, 2020 2:11 pm

Muy buen artículo de este señor Ernesto Roblero. Pero lo difícil es hacer entender a un montón de seudo políticos que deben de rendir sus intereses personales en áreas de la nación, de la paz, del progreso, del futuro de nuestros niños en una educación mejor, de una salud mejor y un sistema mejor de justicia, de lucha contra los contra amores de lo a dictadura tirana. De una transformación de un pueblo a través de la dignidad de las personas, de no seguirse vendiendo ignominiosamente por la dádiva falsa, de una prebenda, de un puesto de regalías, que comprendan… Read more »


Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente