Distopía

Empresarios bolivianos también estaban cómodos con Evo Morales»

Empresarios bolivianos también estaban cómodos con Evo Morales

Tomada del sitio de la vicepresidencia de Bolivia

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

Contrario a los que muchos han pensado en Nicaragua, en Bolivia la empresa privada estaba cómoda con "el milagro económico" bajo Evo Morales y se sumó al paro a regañadientes

La senadora Jeanine Áñez ha asumido la presidencia interina de Bolivia después de tres semanas de crisis, paulatinamente ese país recupera la normalidad y se prepara para un nuevo proceso electoral, que contará con nuevas autoridades en el tribunal electoral. Tras el inesperado desenlace del fraude electoral cometido por el expresidente Evo Morales, el país del altiplano parece estar encaminado a superar la crisis institucional.

Lo ocurrido en Bolivia ha tenido diferentes repercusiones en Nicaragua, entre ellas, los más radicales activistas de redes sociales una vez más se han lanzado contra el sector privado nicaragüense.

El  argumento es que "por cuidar sus intereses económicos", en lugar de convocar a un paro nacional indefinido durante la crisis del año pasado, como –alegan– hicieron sus pares bolivianos, en Nicaragua se prestaron a un diálogo que únicamente sirvió para oxigenar al régimen que no mostró ni muestra voluntad de resolver la crisis.

Pero la realidad es otra...

Lo paradójico es que en Bolivia la dirigencia del sector privado, que también mantenía una alianza con Morales, no convocó el paro e incluso en varios de los diez departamentos de ese país se opuso a él. Además, los principales líderes de la protesta social allá y un sector de la población también acusan a la alta dirigencia empresarial boliviana de anteponer sus intereses económicos a los de la nación.

Durante la campaña electoral que dio paso al fraude del 20 de octubre, algunos políticos, entre ellos el senador Edwin Rodríguez de la opositora Unidad Demócrata, acusó a un sector del empresariado de promover el “fraccionamiento del voto opositor para garantizar la continuidad de Morales”.

Hace apenas siete meses, los empresarios, igual que antes del 18 de abril en Nicaragua, celebraban la "alianza" con Evo Morales, quien había permanecido en el poder mediante dudosas tácticas desde 2006.

“La relación es permanente; conforme se resuelven los problemas aparecen otros que también se los va atendiendo”, destacó el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Luis Barbery, según una nota del diario El Deber que podés leer aquí.

También te puede interesar leer sobre acuerdo de 2017 aquí

Paro fue autoconvocado

“Efectivamente ese paro nacional indefinido fue autoconvocado por la población, fue una reacción espontánea de la población que no se puede atribuir ni a sectores, ni a personas ni a partidos. Realmente los partidos políticos se han sumado a esta reacción espontánea de la población”, explicó Javier Bellott, presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC).

La FEPC está conformada por catorce Asociaciones y Cámaras empresariales y está afiliada a la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) y según Bellott es una de las Federaciones que de manera colegiada apoyó el paro y asumió una posición beligerante durante la crisis, exigiendo el respeto a la institucionalidad del país.

No hubo tal apoyo monolítico al paro de parte de los empresarios

La periodista boliviana, Neyda Nava considera que a nivel internacional se cree que los empresarios convocaron el paro indefinido y apoyaron la lucha, porque uno de sus principales dirigentes es precisamente el abogado y empresario Luis Fernando Camacho Vaca, cuyo padre también es empresario.

“En realidad la mayoría de los empresarios estaban en contra de la demanda del pueblo porque ellos tenían una alianza con el gobierno de Morales. Es por ello que el Comité Cívico que lidera Camacho ha pedido la renuncia de algunos dirigentes empresariales”.

Neyda Nava, periodista

A través de un mensaje a la nación mediante un video, Camacho exigió la renuncia del presidente de Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Luis Fernando Barbery y de Fernando Hurtado, presidente de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), luego que ambos dirigentes lamentaran el daño provocado por los 21 días de crisis a la economía.

Y en realidad lo que ocurría en Bolivia era el equivalente a un "milagro económico. Según un informe de Celag.org de diciembre del año pasado, el país sudamericano crecería 4.7 por ciento en 2018.

"Durante el año 2018 el Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia ha acelerado su crecimiento y cerrará con un aumento estimado del 4,7 por ciento. Esto supone un incremento respecto a los resultados obtenidos en los años anteriores, cuando el crecimiento del PIB alcanzó el 4,3 por ciento y el 4,2 por ciento para 2016 y 2017, respectivamente", dice el informe.

"La previsión de alcanzar este nivel de crecimiento hizo que el Gobierno boliviano activara el pago del doble aguinaldo para los trabajadores asalariados, política que refuerza la demanda interna y, por tanto, retroalimenta el nivel de actividad económica de cara al cierre del año 2018 e inicios del 2019", agrega.

Empresas tuvieron que cerrar

Fue por el contexto del evidente fraude electoral que desató protestas, bloqueos, violencia y saqueos, que la gran mayoría de empresas en Bolivia se vieron obligadas a cerrar. “Lo que no podemos negar es que han perdido mucho dinero por la paralización de operaciones, saqueos, ataques directos y destrucción”, dice Nava.

Nava también aclara que el Comité Cívico que lidera Camacho está integrado por empresarios, sin embargo, eso no significa que representen al sector privado, sino que lo hacen por posiciones personales, impulsados entre otras cosas por el rechazo a la alianza entre el gobierno y un sector de los empresarios a los que consideran traidores.

A la petición de Camacho se unieron muchos pobladores y dirigentes políticos, entre ellos la diputada Norma Pierola que a través de las redes sociales anunció que se unía a la exigencia de Camacho.

A Morales le esperaba la cárcel

Con respecto al hoy ex presidente Evo Morales, la periodista Neyda Nava asegura que huyó porque la legislatura electoral contempla cinco años de cárcel para quien comete fraude electoral. El fraude fue confirmado por la revisión realizada por la Organización de Estados Americanos (OEA)

"Empresarios traidores y vendidos"

“Me uno al pedido del líder de la libertad de Bolivia Luis Fernando Camacho que exige la renuncia de Luis Barbery presidente del CEPB, un tipo que apoyó a la dictadura de Evo Morales hasta el último minuto”, escribió Pierola en sus redes sociales.

Según la periodista y de acuerdo a muchas publicaciones periodísticas, gran parte del pueblo que se sublevó tilda a los dirigentes empresariales de “traidores y vendidos” , por la alianza que mantuvieron con Morales durante sus 14 años de gestión.  

Por su parte Bellott, presidente de FEPC explica que "las organizaciones tuvieron que asumir una posición institucional porque desde las estructuras y sus bases nos hicieron salir a demandar el restablecimiento de la gobernabilidad que necesitan empresas y empresarios para contribuir al crecimiento económico del país”.

Policía y fuerza armada hicieron la diferencia

Para Nava la solución a la crisis la marcó la posición asumida por la policía al negarse a masacrar a la población y la fuerza armada que tras la salida de Morales del país se ha dedicado a desarmar a los grupos de choque utilizados por Morales para frenar la protesta.

Morales, que llegó a la elección del 20 de octubre con una candidatura que violentaba una prohibición de la Constitución, arribó a México el 12 de noviembre en calidad de asilado político, asegurando ser víctima de un golpe de Estado. Su huida y la masiva renuncia de funcionarios creó un vació de poder.

Puede interesarte: Los Socialistas del siglo XXI, con el pueblo mientras nos dé la razón

Sin embargo, especialistas determinaron que debía aplicarse lo establecido en la ley en los casos de abandono del cargo. Eso permitió concretar la sucesión constitucional el miércoles 13 de noviembre, cuando la senadora Jeanine Áñez asumió la presidencia del Senado para luego jurar como presidenta transitoria de Bolivia.

Áñez hace cambios y anuncia nueva elección

En una de sus primeras acciones, Áñez se reunió con la cúpula  militar del país en la que realizó algunos cambios,  nombró once nuevos ministros y anunció que anulará la sentencia constitucional que anuló el referéndum del 21 de febrero de 2017 y convocará un nuevo proceso electoral “en el menor tiempo posible”.

También se reunió con Camacho y el líder cívico Marco Pumari los que confirmaron que solicitaron a la nueva presidenta que anule todos los juicios entablados a los presos y perseguidos políticos que provocaron las protestas.

Con respecto al nuevo proceso electoral, aunque aún no tiene fecha, Nava considera que podría realizarse con nuevos líderes. Camacho ha dicho que no le interesa la presidencia, pero Nava considera que la presión popular podría hacerlo cambiar de opinión.  Ella tampoco descarta que Pumari sea un candidato popular, ya que es un joven indígena cuyo liderazgo también surgió de la protesta le han pedido que asuma la candidatura presidencial.

0 0 votes
Valorá este artículo

Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente