Distopía

Healy: "los cuestionamientos nos obligan a mayor coherencia entre lo que decimos y hacemos"»

Healy: "los cuestionamientos nos obligan a mayor coherencia entre lo que decimos y hacemos"

Foto: Cortesía

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

El recién electo presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), Michael Healy reconoce que entre 2009 y 2018 la organización no fue capaz de defender la institucionalidad democrática.

Mike Healy fue electo la semana pasada presidente de Cosep. Es la primera vez que la presidencia de la cúpula empresarial cambia de manos en los últimos 13 años. Llega con la misión de cambiar Cosep, tal vez no tan rápido y profundamente como querían las cámaras que impulsaron la candidatura de Mario Hanón, pero Healy dice que el cambio va, y que para ello se vienen preparando desde el año pasado.

De momento, el nuevo presidente debe superar la desconfianza que en muchos nicaragüenses generaron los nueve años de convivencia del sector privado en el que los rigió el "modelo de diálogo y consenso" que estalló en pedazos en abril de 2018. Desde entonces Cosep está formalmente en la oposición, aunque ha seguido recibiendo críticas. Sobre todo por su renuencia a llamar a un paro general indefinido, el cual los empresarios sostienen solo habría debilitado más rápidamente la economía y no habría hecho mella en el régimen.

Ahora Healy tiene un período de tres años que serán cruciales. No solo debe liderar la modernización del Cosep. Sino que estará al frente de esa institución gremial en el año electoral más importante de las últimas tres décadas; y le tocara lidiar con el cómo se deberá reactivar la economía, si es que se dan las condiciones para ello.

¿Cuáles son los principales errores que cometió Cosep entre el 2009 y 2018?

El punto de partida para analizar Cosep debe ser la visión de futuro que queremos desarrollar. Los cambios que queremos liderar y ejecutar conforme las lecciones aprendidas entre 2009 y 2018, y los que hemos vivido después de abril del 2018. Son dos etapas que nos han dejado, a pesar de las dificultades, un Cosep unido y fortalecido. Que se ha adaptado a los cambios y a las exigencias que las realidades política, económica, social y sanitaria nos han impuesto.

La defensa de la institucionalidad democrática y el Estado de derecho es una obligación de todos los actores políticos y sociales; y no exclusivamente del sector privado. Sin embargo, reconocemos que no tuvimos la capacidad de incidir como sector en este ámbito, a pesar de nuestras demandas permanentes. No tuvimos la capacidad de establecer alianzas estratégicas con la sociedad civil, partidos políticos y otros actores para enfrentar y lograr que se le diera la prioridad que como nación se nos imponía. Y así haber evitado llegar a la crisis que actualmente enfrentamos. 

También puede leer: El reto que tiene Mike Healy, unir al gremio frente al crucial 2021»

Es un problema que todavía seguimos enfrentando, la incapacidad de ponernos de acuerdo en los mínimos que requerimos para construir una nación próspera y democrática. No obstante, yo soy optimista. Creo que eso ya lo estamos superando, y tenemos todos los actores sociales, económicos y políticos mayor conciencia de que debemos actuar unidos; la población nos los demanda y no podemos defraudarla.

En el ámbito económico asumimos nuestra responsabilidad en defensa del sector privado, la libre empresa y la propiedad privada; y en particular la promoción de las inversiones, generación de empleo y sostenibilidad de las empresas. Todo en beneficio del país.

¿Cómo piensa corregir esos errores?

Vamos a trabajar en forma organizada con todos los sectores del país que tienen una visión de una nueva Nicaragua. Vamos a trabajar, conforme los mandatos de nuestro pacto constitutivo y estatutos para reconstruir institucional, social y económicamente a nuestro país.

Hemos patentado nuestro compromiso de contribuir a la consolidación de la democracia; de retomar el camino de la prosperidad del país para que se alcance justicia y seguridad para todos los nicaragüenses.

Otro tema relacionado: Cómo Aguerri se ha mantenido 13 años en la presidencia de Cosep»

Seguiremos demandando y trabajamos por la implementación de reformas electorales para lograr elecciones libres, transparentes y observadas; que permitan que a través del voto popular se decida el futuro del país. Además, incidiremos en aspectos que mejoren la participación ciudadana en los procesos electorales para reducir el abstencionismo.

¿Qué está dispuesto a sacrificar el sector que usted representa, para resolver la crisis que enfrenta el país?

Después de abril 2018 Nicaragua cambió. Y cambió, porque una generación de jóvenes nos despertó y regresó la esperanza de que podemos construir un país mejor. Y en ese cambio, toda la sociedad y sus actores hemos tenido que aportar para que eso sea posible.

Esto ha requerido y seguiremos haciendo sacrificios tanto individuales como colectivos; las empresas y los empresarios somos parte de ese tejido social que está apostando por cambios por la vía cívica y pacífica.

Es evidente que después de la lamentable e injustificable pérdidas de vidas, lesionados, presos políticos y exiliados; como consecuencia de la grave violación de nuestros derechos humanos; y de las decisiones en materia económica que ha implementado el Gobierno; tal es el caso de las reformas tributaria y de seguridad social, el otro gran afectado ha sido la economía. Esto ha conllevado el cierre de empresas y la pérdida de empleos. Tenemos severas afectaciones en las empresas y los empresarios.

El sector privado seguirá trabajando por un diálogo amplio e incluyente, que resuelva los temas de justicia y democracia. Nuestro compromiso es trabajar para una solución a la actual crisis sociopolítica. No cederemos a presiones, amenazas, chantajes y los distintos modos de presión que el gobierno ejerce día a día contra el sector privado.

¿Qué rol jugarán en la elección del próximo candidato opositor? si es que se realizan elecciones en 2021

El artículo 30 de la Ley 849, la “Ley de Cámaras”, prohibe “realizar o participar en actividades de proselitismo político partidarias y religiosas….”.

Sin embargo, esta prohibición no nos limita a trabajar en lo que tenemos establecido en nuestros objetivos y fines. Donde se establece promover y defender la libertad, la democracia, la justicia y los Derechos Humanos. Así como promover y defender los derechos inalienables del ser humano para el establecimiento de una verdadera democracia.

Por ello, seguiremos demandando la celebración de elecciones periódicas, libres, justas, observadas. Basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo. También, proponiendo y demandando la implementación de reformas electorales, que permitan que sea a través del voto popular que se decida el futuro del país.

Nuevamente promoveremos la activación electoral ciudadana mediante el fortalecimiento del tejido social, para la creación de alianzas desde la sociedad civil con los sectores democráticos... Para lo cual impulsaremos... actividades que permitan fortalecer las capacidades de los ciudadanos para organizarse y empoderarse en la defensa y respeto de su voto.

La imagen del Cosep está muy deteriorada ¿qué planea hacer para mejorarla?

El Cosep ha demostrado a lo largo de su existencia que siempre ha estado del lado correcto de la historia, hoy no es la excepción. Nuestro compromiso desde abril del 2018 ha sido invariable, a pesar de los ataques y cuestionamientos que se nos hacen bien o mal intencionados.

Sabemos que como una institución de incidencia y presencia nacional no estamos exentos a los cuestionamientos públicos. Pero eso no hará que nos desenfoquemos, que nos desanimemos. Al contrario, nos obliga a mayor coherencia entre lo que decimos y hacemos. Y los medios de comunicación juegan un rol de fiscalizador social que puede evaluarnos y nos seguirá evaluando. 

Lo que debe quedar claro es que nuestro rol no se limita al tema institucional democrático, el cual es una prioridad. Sino que también vamos, como corresponde a una entidad gremial empresarial, a enfocarnos en los temas económico y social.

¿Durante su gestión qué cambios se pueden esperar?

Tal y como lo expuse durante la presentación de mi candidatura, estoy proponiendo una mayor participación de los asociados; conforme los órganos de gobierno establecidos. Pero desde ya apuntando hacia un modelo que debemos ir perfeccionando con el proceso de reforma de estatutos. En donde los directores nombrados en las recientes elecciones vayan asumiendo roles específicos. Eso permitirá desarrollar una estrategia gremial transversal y sectorial que garantice una  mayor participación de las cámaras asociadas.

En definitiva, vienen cambios que habíamos comenzado a discutir a partir del proyecto de gobernanza que iniciamos en 2019. Y que fue apoyado técnicamente por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En este proyecto existen muchas propuestas de reforma que exigirán una revisión integral de nuestro Pacto Constitutivo y estatutos; que deberá concluir con una reforma que generará cambios en la gestión del Cosep. Este proyecto incluye un proceso de consulta a todas las juntas directivas de nuestras cámaras.

¿A partir de cuándo podrían concretarse esos cambios?

Algunos son inmediatos, como es el caso de la mayor participación de los directores con cargos electos; y de las cámaras en la definición de la estrategia y su ejecución. Esto conlleva una dinámica de trabajo distinta que iniciará en las próximas semanas.

¿Qué temas se abordarán en la reforma a los estatutos?

Existe un trabajo que se presentó en su momento al Consejo Directivo el cual posteriormente se comenzó a exponer a las Cámaras. Desafortunadamente, con la pandemia el proceso que se estaba llevando a cabo se interrumpió.

Es un proceso interno que debemos reanudar y finalizar siguiendo la metodología definida y las propuestas de nuestros asociados. Hay temas que han sido muy sonados como el caso de la reelección y el período del presidente. Sin embargo, la revisión parte de un ejercicio estratégico que nos llevará a una reforma estructural integral.

¿Cuándo planean concretar esa reforma?

Tal y como lo comenté anteriormente, el proceso de consulta nos permitirá posteriormente crear una Comisión Especial; para elaborar una propuesta final que sea sometida a la aprobación del Consejo Directivo.   

Creo que lo ideal sería que para nuestra Asamblea General, que realizaremos --conforme nuestro Pacto Constitutivo y estatutos--, en febrero del próximo año; ya contemos con avances sustantivos o en el mejor de los casos, con documentos de gobernanza ya aprobados por nuestro Consejo Directivo. 

5 2 votes
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente