Distopía

La oposición tiene una ventana de 100 días para la unidad»

La oposición tiene una ventana de 100 días para la unidad

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

En 1990 la oposición conformó la unidad y eligió candidatos 180 días antes de las elecciones, hoy faltan 283 días para el 7 de noviembre; y si hace 31 años las diferencias "ideológicas" se hubieran impuesto, la UNO no hubiera podido tener fórmula presidencial

Mientras se acerca la fecha establecida por ley para las elecciones generales de este año; las organizaciones y partidos de oposición parecen estar cada vez más fragmentados. Sin embargo, los protagonistas de la histórica elección de 1990 consideran que, pese a que las diferencias parecen irreconciliables; aún hay tiempo para concretar la tan ansiada unidad, que permitiría participar en la contienda con un candidato que represente a la mayoría opositora.

Hace 31 años también hubo desconfianza, luchas intestinas y reproches; que fueron superados para lograr el aplastante triunfo de la Unión Nacional Opositora (UNO) sobre el Frente Sandinista. Actualmente muchos aseguran que "no hay condiciones" para participar en elecciones, por lo que no se debe pensar en eso. Lo irónico es que sin una unidad verdadera a lo interno, la presión efectiva sobre el régimen orteguista para que establezca las "condiciones" no se hará realidad.

Las actuales diferencias "ideológicas"

Los factores que hasta ahora han impedido la unidad de las principales fuerzas políticas de la oposición; principalmente las surgidas de la Rebelión de Abril, pero también de los partidos tradicionales han sido:

  • Las supuestas diferencias ideológicas entre partidos y propuestas de "derecha" y
  • El rechazo a las políticas que impulsa la "izquierda".

Sin embargo, en la lista de partidos que conformaban al UNO (ver abajo); se ve que la integraban desde conservadores hasta el Partido Socialista y el Comunista. Y si bien la UNO no pudo mantener la unidad más allá de la toma de posesión; la verdad es que las diferencias ideológicas no jugaron un papel relevante en esa división.

También puede leer: El peligroso rasero "moral" con el que CxL quiere medir a opositores

Y si en aquel tiempo se hubiera alegado que en la alianza opositora no podían participar personas que hubieran trabajado con el sandinismo; la UNO no hubiera tenido ni siquiera fórmula presidencial. Pues doña Violeta fue miembro de la primera Junta de Gobierno al lado de Daniel Ortega; y Virgilio Godoy fue ministro del Trabajo del gobierno sandinista hasta 1984.

Grandes similitudes y grandes diferencias entre 1990 y 2021

El histórico momento que enfrenta ahora la oposición se asemeja al de hace 31 años en el sentido que se enfrenta al mismo dictador; a un régimen que controla todos los poderes del Estado; y que además, se sostiene por un cuerpo armado represivo, mantiene presos políticos y conculca las libertades ciudadanas.

Sin embargo, también hay diferencias importantes. En febrero de 1990 los nicaragüenses tenían prácticamente 10 años de guerra civil que había enlutado a miles de hogares; y casi siete años de sufrir un Servicio Militar obligatorio que solo había empeorado el sufrimiento de las familias nicaragüenses.

En la actualidad, la economía tiene tres años de recesión y el desempleo sigue obligando a los nicaragüenses a emigrar. Pero la situación de escasez y la hiperinflación de los años 80 no tienen comparación con la época actual.

Y aunque el acoso, la violencia política y la represión de aquel momento, era tan fuerte como ahora; los ojos del mundo no se encuentran hoy sobre Nicaragua como sí lo estaban en la década de los 80.

Hay una ventana de 100 días para la unidad

Jarquín considera que no es imposible que en los próximos meses los dirigentes de las organizaciones y partidos políticos de oposición consoliden la unidad; tal como lo hicieron ellos 6 meses antes de aquella elección del 25 de febrero de 1990. Para que, en caso que decidan participar en la elección del 7 de noviembre, sea con un candidato único; ya que solo así podrían lograrse resultados similares a los de febrero de 1990.

El contexto de aquel momento era similar al de ahora. Pero pese a sus diferencias; 180 días antes de la fecha de la votación, 14 partidos políticos lograron juntarse para formar la Unión Nacional Opositora (UNO). Al día de hoy, 28 de enero, faltan 283 días para las elecciones.

Previo a la conformación de la UNO, presionado por los Acuerdos de Esquipulas II; en los que participaron todos los presidentes de Centroamérica y las negociaciones de Sapoá con la Resistencia Nicaragüense. Daniel Ortega aceptó adelantar nueve meses la fecha de la elección; estaba prevista para noviembre de 1990 pero se realizó en febrero del mismo año.

Los partidos que se unieron

Antes de la UNO existió la Coordinadora Democrática que había intentado participar en las elecciones de 1984. El candidato fue Arturo Cruz Porras. Pero se retiró por la represión, el asedio y violencia de las turbas sandinistas que ni siquiera les permitía hacer campaña.

También hemos escrito: Cuando el sandinismo quiso "resolver" la crisis con elecciones

Los precursores de ese histórico acuerdo de unidad en 1989 fueron los 4 partidos que formaban la Coordinadora Democrática; que además aglutinaba a empresarios, estudiantes, sindicatos, campesinos y organizaciones sociales. Pero quedaron fuera de la UNO que por ser una plataforma estrictamente electoral incluyó únicamente a los partidos políticos.

Al inicio de la negociación participaron 20 partidos políticos. Pero al final a los 4 precursores se juntaron 10 más para competir en la elección del 25 de febrero de 1990. Los 14 partidos que integraron la UNO son:

  1. Partido Liberal Independiente (PLI) liderado por Virgilio Godoy
  2. Partido Liberal Constitucionalista (PLC), liderado por Leopoldo Navarro
  3. Partido Neoliberal (Pali) liderado por Andrés Zúñiga
  4. Acción Nacional Conservadora (ANC), liderado por Hernaldo Zúniga
  5. Partido Nacional Conservador (PNC), liderado por Silviano Matamoros
  6. Alianza Popular Conservadora (APC), liderado por Myriam Arguello
  7. Partido Popular Social Cristiano (PPSC), liderado por Luis Humberto Guzmán
  8. Partido Democrático de Confianza Nacional (PDCN), liderado por Agustín Jarquín Anaya
  9. Partido de Acción Nacional (PAN), Eduardo Rivas Gasteazoro
  10. Movimiento Democrático Nicaragüense (MDN), liderado por Roberto Urroz
  11.  Partido Social Demócrata (PSD), liderado por Guillermo Potoy
  12. Partido Socialista Nicaragüense (PSN), liderado por Gustavo Tablada
  13. Partido Comunista de Nicaragua (PCdeN), liderado por Elí Altamirano
  14. Partido Integracionista América Central (PIAC), liderado por Alejandro Pérez

También había mucha desconfianza

Aunque ahora la historia se cuenta fácil, los dirigentes políticos de aquella época coinciden en que la consolidación de la UNO no fue fácil. Principalmente porque ahí se juntaron partidos de los que se desconfiaba. Porque incluso, algunos habían sido aliados del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN); y sus máximos dirigentes venían de trabajar con Ortega en su gobierno. Por eso resultaba difícil creer que eran opositores.

Pese a la desconfianza y en medio de disputas la UNO se consolidó con 14 integrantes. Además de la UNO y del Frente Sandinista, 8 partidos más optaron por participar de manera individual; por lo que la elección tuvo en total 10 participantes.

Esta amplia participación no incidió en el resultado. El triunfo de la UNO fue tan contundente. Y la observación electoral internacional tan masiva, ya que participaron las Naciones Unidas, la OEA y el Centro Carter entre los más importantes; que el control del Frente Sandinista sobre el Poder Electoral pudo cambiar el resultado.

Boleta utilizada para la elección de presidente y vicepresidente en febrero de 1990

Debe formarse plataforma electoral

Jarquín considera que tal como ocurrió en 1989 ahora también debería formarse una plataforma electoral que aglutine a la mayor cantidad de partidos políticos posibles; y una vez consolidada, se debe elegir a los candidatos que competirán en la contienda del 7 de noviembre.

En 1989, a partir de los resultados de una encuesta en la que Violeta Barrios de Chamorro obtuvo 14 por ciento de reconocimiento; decidieron que todos los integrantes de la UNO votarían para elegir la fórmula presidencial. El aspirante que obtuviera al menos 10 de los 14 votos de los partidos sería el candidato, pero había tres aspirantes y ninguno lograba obtenerlos.

Después de varios intentos, en la última ronda de votación Violeta Barrios de Chamorro obtuvo 7 votos; Virgilio Godoy 4 y Enrique Bolaños 3 votos. Fue después de varias rondas de votaciones que se decidió que para facilitar la escogencia, Godoy se convertiría en candidato a vicepresidente. Fue así como que se convirtió en compañero de fórmula de doña de Violeta.

5 1 vote
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente