Distopía

¿OEA podría desconocer elecciones del 2021?»

¿OEA podría desconocer elecciones del 2021?

El régimen no muestra la mínima intención de realizar reformar reales al sistema electoral. Foto: Oswaldo Rivas

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

Según miembros de la Alianza Cívica, la Organización de Estados Americanos (OEA) valora emitir una resolución desconociendo el resultado de las elecciones del 2021 si estas se realizan sin garantías de transparencia

A  tres semanas de cumplirse el plazo para que la Comisión de Alto Nivel para Nicaragua entregue su informe sobre la situación del país, en el seno de la OEA se discute la posibilidad de emitir una resolución advirtiendo que, de no aprobarse las reformas electorales necesarias para garantizar transparencia e imparcialidad, se desconocería el proceso electoral del 2021. Esto se da ante la imposibilidad de alcanzar los 24 votos para suspender al régimen orteguista del foro panamericano.

Después de que la dictadura prohibiera la entrada al país de la Comisión de Alto Nivel, ha quedado claro que Ortega solo hará las cosas a su manera. Pero, aparentemente, ante esa situación, la OEA no estaría dispuesta a acompañar a Ortega en reformas que no vayan a fondo.

A inicios de septiembre, representantes de la Alianza Cívica se enteraron que el régimen Ortega-Murillo solicitó a la Secretaría General de la OEA retomar el proceso de negociación de las reformas electorales. Petición a la que el enviado especial de esa organización, Luis Ángel Rosadilla dijo que se le daría respuesta. Desde entonces se desconoce si se tomó alguna decisión en torno al tema porque ha reinado el silencio.

Extraoficialmente hemos conocido que la respuesta que el organismo ha dado al gobierno es que no considera que existen las condiciones políticas adecuadas en el país para retomar la asistencia sobre reformas electorales y que antes este deberá procurar que tales condiciones se den”, dijo Mario Arana, miembro de la Alianza Cívica  y presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham), el jueves 17 durante la conferencia Mirando hacia el futuro de Nicaragua: La necesidad de un nuevo rumbo.

Los incumplidos acuerdos de marzo están pesando

Arana detalló que crear las condiciones que la OEA demanda, incluye “cumplir con los acuerdos alcanzados con la Alianza Cívica en torno a garantías ciudadanas y que involucran entre otras cosas todas las libertadas constitucionales, la devolución de activos a los medios, la liberación de materiales a los medios escritos retenidos en aduanas, trabajar en las condiciones para el retorno de los exiliados, garantías para su seguridad, y la liberación de los presos políticos”.

El pasado 29 de marzo, al final del segundo diálogo nacional, la delegación del régimen Ortega-Murillo y los representantes de la Alianza Cívica (AC) acordaron que el régimen restablecería el respeto a derechos ciudadanos contemplados en la Constitución Política, que han sido secuestrados por la dictadura. A la fecha el acuerdo sigue sin cumplirse.

Difícil lograr los 24 votos

Teniendo en cuenta que entre los integrantes de la OEA existe mucho escepticismo en torno a que Ortega cumpla con estos compromisos; pero también que algunos países han expresado que no darán su voto para suspender del foro panamericano a la dictadura (para lo que se necesita que 24 países estén de acuerdo), se estarían valorando otras alternativas.

“La posición de la Alianza Cívica ha sido que lo ideal es proceder a la suspensión porque está claramente comprobado que Nicaragua ha incumplido las obligaciones de la Carta Democrática Interamericana, pero entre siete y ocho países que incluso han venido apoyando las diferentes resoluciones han expresado que no darán su voto porque tienen dudas de que eso sea lo más conveniente”,  admite José Pallais, representante del sector político en la AC.

¿Se puede aún incidir diplomáticamente en Ortega?

El principal argumento que dan los miembros de la OEA que no apoyan la suspensión de Nicaragua de ese foro regional es que “estando fuera Nicaragua se perdería la comunicación, la posibilidad de incidencia y de lograr los cambios que se requieren... quedaría rota la relación y no habría posibilidad de incidir, mientras que manteniendo la pertenencia en la organización, con exigencias de pasos concretos para impulsar el retorno a la democracia, es más factible lograr el cambio que se está buscando”.

La resolución, según Pallais, exigiría al régimen Ortega-Murillo la aprobación consensuada con la oposición de reformas electorales que garanticen un proceso electoral democráticos.

Podés leer este análisis para conocer cómo ha estado la situación: ¿Qué países podrían garantizar 24 votos contra Ortega?

A Maduro no le aceptaron su reelección de mayo 2018

Arana dijo el jueves que “ante esa posibilidad (de no contar con los 24 votos para aplicar el artículo 21) dentro de la OEA se están valorando opciones, entre ellas de forma particular, emitir una resolución que no reconocería como legitima ninguna elección que no cuente de previo con un proceso de reforma electoral consensuado con la oposición del país”.

Una resolución de este tipo solo necesitaría de una mayoría simple y, claro está, sería adoptada por los países que voten a favor de la misma.

Sin embargo, aunque en apariencia sería una decisión menos fuerte que una suspensión de la OEA, en realidad, a partir del 2021, si Ortega continúa en el poder mediante elecciones fraudulentas o turbias, enfrentaría un problema de legitimidad que colocaría al país en una senda similar a la que se encuentra el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

“En caso de no cumplirse con estos requisitos (de elecciones libres y transparentes), si Ortega insistiera en realizar elecciones unilaterales, sin transparencia, sin observación nacional e internacional, manteniendo una política de exclusión que impida la participación de todas las fuerzas políticas, entonces la OEA no reconocería el gobierno que resulte de ese incumplimiento”,

José Pallais, miembro de la Alianza Cívica

Te puede interesar: ¿Por qué no ha caído Nicolás Maduro?

Incluiría regreso de la CIDH y los Derechos Humanos de la ONU

Según Pallais, si la OEA opta por la resolución que amenace con desconocer elecciones a la manera de Ortega, la resolución debe incluir exigencias encaminadas a que la situación de libertad y derechos humanos mejore.

La AC también espera que de aprobarse una resolución de este tipo, se incorpore la exigencia para que retornen al país la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos del Sistema de Naciones Unidas (ACNUDH).

Mientras tanto, Ortega sigue ganando tiempo

Ortega es experto en ganar tiempo y en engañar, aceptar cosas y a la hora de llegada desviarse de su cumplimiento estricto, hacer cosas diferentes o incumplirlas, es decir, hacer cambios aparentes pero sin cumplir los compromisos”, recuerda Pallais.  

Por el momento solo queda esperar y ver cómo se resuelve el dilema, los representantes de la AC consideran que el informe que entregará la Comisión de Alto Nivel sobre Nicaragua tendrá algún peso en la decisión que tomen los países en el seno de la OEA.

“Infortunadamente esa es una decisión que no depende de los nicaragüenses sino de al menos 24 países. Los nicaragüenses lo que estamos haciendo es informando, transmitiendo nuestras dudas, comunicando nuestra realidad, pero la decisión depende de esos países que son necesarios para votar ya sea la suspensión o la resolución”.

0 0 votes
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente