Distopía

Ortega más solo que nunca en la OEA, pero Argentina y México le tienden la mano»

Ortega más solo que nunca en la OEA, pero Argentina y México le tienden la mano

Foto Cortesía de la Organización de Estados Americanos (OEA)

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

Los argumentos del régimen para justificar la represión desatada hace ya tres semanas no engañan a nadie, Ortega nunca había estado tan débil como ahora en el plano internacional.

Con el apoyo incondicional únicamente de dos países del continente ─Bolivia y San Vicente y las Granadinas─ el régimen de Daniel Ortega enfrentó una nueva sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA). Esta vez 26 de los 34 países le instaron “enérgicamente” a implementar “sin demora medidas legislativas y de otro tipo que sean acordes con las normas internacionales; y que "se apliquen a fin de promover unas elecciones transparentes, libres y justas”. Que además incluyan la participación de los observadores electorales de la OEA y de otros países.

En la resolución aprobada también se pide la liberación inmediata de todos los presos políticos que superan los 130, entre los que están incluidos cuatro precandidatos presidenciales. El organismo condenó también el “arresto, acoso y restricciones arbitrarias impuestas a los precandidatos presidenciales; a los partidos políticos y a los medios de comunicación independientes”.

La resolución aprobada por 26 países expresa “alarma por el reciente deterioro del entorno político y de la situación de los derechos humanos en Nicaragua”. Incluido el abuso de leyes y acciones usadas para intimidar y amenazar a los opositores y a la prensa independiente y para restringir la participación política.

Y advierte que las medidas adoptadas recientemente por Ortega “no cumplen con las condiciones para unas elecciones libres y justas; a las que se han comprometido todos los Estados miembros” de la organización en virtud de la Carta Democrática Interamericana.

Esto, según los miembros del organismo “pone en duda la legitimidad de las elecciones de noviembre”. El apoyo de 26 países podría significar que el próximo paso sea la aplicación del artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana que implicaría la suspensión de Nicaragua del organismo hemisférico; esa decisión solo puede ser tomada en una reunión de cancilleres, no por el Consejo Permanente y al menos con 24 votos a favor.

Argentina y México se ofrecen a colaborar en la solución de la crisis

Sumado a los dos países que junto a Nicaragua votaron en contra de la resolución, los representantes de otros cinco se abstuvieron de votar. Ellos fueron Honduras, Belice, México, Argentina y Dominica.

Pero después de abstenerse, México y Argentina emitieron un comunicado conjunto. En el manifestaron su preocupación por la detención de figuras políticas de la oposición; “cuya revisión contribuiría a que el proceso electoral nicaragüense reciba el reconocimiento y el acompañamiento internacional apropiados”.

También expresaron su disposición de colaborar en la solución para que la crisis sea superada por los nicaragüenses. “Resguardando la convivencia pacífica, la división de poderes, el respeto a las minorías, las garantías constitucionales; y en general el pleno respeto a todos los derechos humanos”.

La abstención de ambos países no llega gratis, más temprano, México, en un inusual gesto para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, expresó su preocupación por la situación en Nicaragua, y desde la semana pasada, el canciller de Argentina, Felipe Solá, habló con el secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, para buscar una salida a la situación de Nicaragua.

Esta sería una nueva oportunidad para Ortega, el secretario general de la OEA, Luis Almagro detalló en la reunión de ayer, los múltiples incumplimientos de Ortega ante compromisos adquiridos con la organización. Incluidas las recomendaciones emitidas por la OEA en octubre de 2020; en ella se le dio hasta mayo de este año para establecer las condiciones necesarias para garantizar elecciones libres, justas y transparentes. Ortega no se movió ni una pulgada en esa dirección.

Exigen liberación de los presos políticos

Además, la resolución urgió a que se libere a todos los presos políticos, incluidos los precandidatos Cristiana Chamorro, Juan Sebastián Chamorro, Arturo Cruz y Félix Maradiaga; el expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, los dirigentes políticos José Pallaís y Violeta Granera; los exempleados de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro Walter Gómez y Marcos Fletes; y los dirigentes del anterior Movimiento Renovador Sandinista, ahora Unamos, entre los que se encuentran antiguos compañeros de lucha de Ortega.

Tras la votación, el director Regional para América Latina y el Caribe del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional) Daniel Zovatto, cuestionó la posición de los países que se abstuvieron de votar; particularmente de Argentina.

“Qué razones pueden justificar esta vergonzosa abstención del gobierno de Alberto Fernández frente a la reprensión, que con total impunidad lleva a cabo la dictadura de Ortega. Hoy la política exterior de Argentina se ubicó del lado equivocado de la historia” escribió Zovatto en sus redes sociales.

Además, “frente a la cacería arbitraria y sin límites que lleva a cabo la dictadura de Ortega”, pidió no dejar solos a los opositores nicaragüenses; ya que este no es un tema de derecha o de izquierda. “Es un tema entre democracia o dictadura” y “Ortega no puede volver a quedar impune como lo hizo en abril de 2018”.

También puede leer: El mundo reacciona ante los abusos de Ortega y le exige elecciones libres»

Si gana la impunidad las consecuencias serán graves

Para Kevin Casas Zamora, secretario general de IDEA Internacional “lo que está haciendo la dictadura de Ortega no se ha visto en América Latina desde hace mucho tiempo; ni siquiera en Venezuela”. Él ha advertido que “si la impunidad gana en Nicaragua, las consecuencias para la democracia en América Latina serán graves”.

En 2018 Casas advirtió que la comunidad internacional debía actuar para evitar que Ortega se convirtiera en Mugabe y Nicaragua en la Zimbabwe del hemisferio.

“Nada se hizo cuando los síntomas de deterioro autoritario en Nicaragua ya eran claros. Lo que hubo fue un concierto de retórica e impunidad. De aquellos polvos son estos lodos. Lo sorprendente no es lo que está haciendo Ortega; sino el silencio de los gobiernos de la región”,

Kevin Casas, secretario general de IDEA

Y añadió que “los gobiernos que podrían hablar sobre la tragedia de Nicaragua están, varios de ellos, consumidos en sus propios proyectos autoritarios; o en los varios tsunamis desatados por el obvio deterioro de la gobernabilidad democrática en América Latina".

Le puede interesar: Ortega ejecuta "operación Danto" para acomodar su escenario electoral»

Lo que hace Ortega va contra la Carta Democrática

Recientemente IDEA Internacional expresó su profunda preocupación por el creciente deterioro de la situación de los derechos humanos que se registra en Nicaragua; también por la falta de garantías a la oposición y la libertad de prensa.

Las últimas acciones del gobierno nicaragüense constituyen prácticas contrarias a los valores democráticos presentes en la Carta Democrática Interamericana, minando la credibilidad e integridad del proceso electoral general a realizarse en noviembre del 2021", advierte el pronunciamiento del IDEA Internacional

IDEA se sumó a las voces de la comunidad internacional y de la sociedad civil nicaragüense que llaman al régimen a desescalar la violencia social; a liberar a todos los presos políticos; y a construir las condiciones propicias para el desarrollo de un proceso electoral libre, plural transparente y justo.

4.5 2 votes
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente