Moneda

La deuda pública sigue creciendo, pero aún es sostenible»

La deuda pública sigue creciendo, pero aún es sostenible

Imagen tomada de Pixabay

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

La dificultad para acceder a nuevos créditos, provocada por las sanciones, podría evitar que la deuda pública siga creciendo, pero según Funides garantizar el pago de la actual dependerá, entre otros factores del balance entre los ingresos y el gasto

Igual que ocurre en los hogares donde los ingresos no permiten cubrir ciertos gastos, los países también recurren al financiamiento para ejecutar ciertos proyectos. Y en situaciones de crisis sociopolíticas, como la que enfrenta el país desde abril de 2018; o sanitaria como la provocada por la pandemia, la deuda suele incrementarse; pues los ingresos se reducen y las necesidades se incrementan.

Eso obliga a tomar precauciones, para evitar que la deuda sea insostenible o impagable como ocurrió durante el primer gobierno de Daniel Ortega en los años ochenta cuando la deuda alcanzó los 12 mil millones de dólares.

Actualmente la deuda se mantiene en niveles manejables y aunque quiera seguir endeudándose, no le será fácil lograrlo. Las sanciones impuestas por Estados Unidos y los países de Europa, en respuesta a sus constantes violaciones a los derechos humanos y a la represión con la que sofocó la Rebelión de Abril, están obstaculizando el acceso a financiamiento internacional. Incluso, una posible exclusión de la Organización de Estados Americanos (OEA) podría paralizar el desembolso de préstamos ya pactados con algunos organismos internacionales.

¿Para que pide préstamos Nicaragua?

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), las principales causas por las que los países se endeudan son:

  • Costear inversiones en capital humano y físico
  • Influir en la distribución de los recursos del país
  • Responder a cambios desfavorables en la coyuntura
  • Satisfacer necesidades económicas producidas por acontecimientos excepcionales, como crisis financieras o desastres naturales

De acuerdo a los informes de deuda externa publicados por el Banco Central de Nicaragua (BCN), en los últimos años se han adquirido préstamos para ejecutar proyectos del Programa de Inversión Pública.

Es decir, construcción de infraestructura. Entre ella, carreteras, hospitales, escuelas y otras obras. Para garantizar servicios básicos: abastecimiento de agua potable y alcantarillados y servicio de energía eléctrica. También programas de salud y educación. Y otros dirigidos a la reducción de la pobreza, algunos de ellos enfocados en el fortalecimiento de capacidades de medianos y pequeños productores.

La deuda actual

Actualmente Nicaragua acumula una deuda de 7,304 millones de dólares. Ese monto visto en relación a sus 6.5 millones de habitantes, implica que cada nicaragüense debe más de 1,100 dólares. Además, la deuda representa alrededor del 52 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Proporción que algunos consideran elevada y señal de alerta para evitar que siga creciendo y sea insostenible.

También puede leer: Por cuidar la economía y no la salud, Nicaragua no tiene salud ni economía»

Aunque muchas de las estadísticas que debe publicar, tienen más de un año de retraso. El BCN informó recientemente  que  en el primer trimestre de 2020 la deuda pública se incrementó en 139.8 millones de dólares.  Con este aumento, el saldo de la deuda oficial ascendió a 7,304 millones de dólares.  De ese monto 6,334.9 millones de dólares corresponden a deuda externa, es decir se debe a acreedores internacionales. Los restantes 969.1 millones de dólares es deuda interna.

Sin embargo, el BCN aclaró que que dicho incremento corresponde a desembolsos pactados con anterioridad. Ya que durante el primer trimestre de 2020, el sector público no hizo nuevas contrataciones de préstamos.

Acreedores y deudores

De acuerdo a los reportes del Banco Central de nicaragua (BCN) la deuda externa de Nicaragua se debe a:

  • Acreedores bilaterales, entre ellos: el Club de París, países de Centroamérica, Latinoamérica, ex-socialistas, otros, banca comercial y proveedores.
  • Acreedores multilaterales, entre ellos: Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), BID, Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional (FMI), Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), Fondo OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo)
    para el Desarrollo Internacional  y otros.

En la lista de deudores del sector público el BCN incluye al:

  • Gobierno Central
  • Banco Central de Nicaragua (BCN)
  • Resto del Sector Público no Financiero y
  • Resto del Sistema Financiero

Considerar varios factores

A través de un análisis, la Fundación Nicaragüense  para el Desarrollo Económico y social (Funides)  explica que “no es muy acertado” definir la sostenibilidad de la deuda únicamente por su proporción con respecto al PIB. Ya que el balance entre los ingresos y el gasto, determina la capacidad del pago de los intereses y el principal de la deuda.

“Técnicamente lo que se hace es traer a valor presente el pago de la deuda y la proyección de los ingresos. Porque los recursos de hoy no se pueden comparar con los de dentro de diez años. Por eso hay que ponerlos al valor del presente con las tasas de interés”, explica el análisis de Funides.

Los países más vulnerables

El estudio: La sostenibilidad de la deuda pública de los países de Centroamérica, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), detalla que la habilidad de un gobierno para honrar su deuda depende de una serie de factores. Según los especialistas, esto implica que los países más vulnerables a que su deuda se vuelva insostenible son los que tienen:

  • Grandes déficits primarios
  • Deuda pública elevada y
  • Una brecha considerable entre la tasa de interés que pagan por su deuda y la tasa de crecimiento

Por tanto, es necesario establecer un conjunto de indicadores para interpretar el volumen de endeudamiento. También, la vulnerabilidad del país ante el monto de la deuda y la sostenibilidad fiscal para el pago.

Según Funides, el crecimiento económico y la recaudación fiscal, son dos de los factores  que inciden en la sostenibilidad de la deuda. Ambos están afectados desde 2018 como consecuencia de la crisis sociopolítica que enfrenta el país y este año la pandemia amenaza con deteriorarlos todavía más. Es posible que eso haya deteriorado la sostenibilidad de la deuda y obligado al Estado a hacer algunos ajustes. No obstante, Funides considera que la deuda sigue siendo sostenible.

Los indicadores

Según los especialistas, los indicadores más utilizados para estudiar el comportamiento de la deuda pública son:

  • Indicadores de vulnerabilidad. Miden el riesgo de que las condiciones actuales puedan alterar significativamente el estatus de la deuda
  • Indicadores de sostenibilidad. Miden, bajo ciertas circunstancias esperadas, si el Gobierno tiene la capacidad de enfrentar futuras contingencias y mantener su política fiscal en el largo plazo
  • Indicadores financieros. Estos muestran el comportamiento de los pasivos del Estado como variables de mercado. Estos guardan correlación con los resultados fiscales de los países. Pero contienen un alto grado de relación con variables de carácter especulativo del mercado financiero.

En su informe: Perfiles Macrofiscales de Centroamérica, el Icefi detalla que en cuanto a los indicadores de vulnerabilidad de Nicaragua estimados al cierre de 2018 refieren situaciones manejables a partir de los valores críticos definidos por las instituciones financieras internacionales.

  • La razón de intereses y los ingresos totales se estima en un 5.9 por ciento. Muy lejos del valor crítico del 250 por ciento
  • Los intereses pagados con respecto al tamaño del PIB estarían en alrededor del 1.0 por ciento. Muy lejano del 3.0 por ciento recomendado
  • Pero como consecuencia de la baja en la recaudación, la relación entre la deuda y los  ingresos tributarios alcanzó un 237.7 por ciento; solo 12.3 por ciento por debajo del límite para ser considerada vulnerable
  • Además, la relación entre la deuda y el PIB, aunque aún es manejable, tiene una tasa de crecimiento que, de mantenerse, estaría alcanzando el valor crítico en 2019, aunque esto dependerá de los resultados de la reforma tributaria.

Aún es sostenible

Según el Icefi en 2019, Nicaragua fue el país de la región que menos restricciones enfrentó para cumplir sus obligaciones. Solo destinó al servicio de la deuda, el 1 por ciento del PIB, mientras El Salvador destinó el 4.9 por ciento y Costa Rica el 3.6 por ciento. Además, varios de los indicadores están lejos del valor crítico.

Pese a algunos desbalances registrados en los últimos dos años, Funides considera hasta ahora no se perciben indicios de que habrá problemas para cumplir los compromisos. Ya que el Presupuesto General de la República ha seguido priorizando el cumplimiento de los compromisos.

No obstante, tal como lo ha señalado Funides, el Icefi advierte que "lamentablemente Nicaragua es uno de los países de la región que presenta una menor actualización de cifras fiscales y, por ende, una menor transparencia en la rendición de cuentas". Por lo que se dificulta tener certeza sobre la realidad de sus cifras.

Crecimiento acelerado desde 2018

En 2005 la deuda pública nicaragüense representaba el 71.4 por ciento del PIB. Pero, en 2007 al recibir una condonación de 975 millones de dólares, por parte de la iniciativa de los Países Pobres Altamente Endeudados (HIPC por su sigla en inglés), la proporción se redujo al 32.4 por ciento. Desde entonces esa relación se había mantenido por debajo del 50 por ciento con respecto al PIB, pero en 2018, producto de la crisis sociopolítica superó esa barrera y ha seguido creciendo.

5 1 vote
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
1 Comentario
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
El carolingio
El carolingio
10 de agosto, 2020 12:20 pm

Los números que pongan como indicadores económicos no son confiables. Si hacen alardes de crecimiento o avances en cualquier área son inventados. Todos los países del mundo con la pandemia han sufrido en sus economías, siendo más ricos y con tecnologías avanzadas en relación a Nicaragua están mostrando mucho deterioro en sus economías. Peor si no le ponen cuidado o atención al control de la plaga y por el contrario está se riposta con más fuerza, el resultado será la ruina total. A la oposición le viene de perlas, ya que quisiera que el paro se diera y al ser… Read more »


Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente