Monólogo

Lo que nadie te dice antes de emprender»

Lo que nadie te dice antes de emprender

Vladimir Vásquez

@vasquezvladimir

//

Creés que solucionará todos tus problemas y que vas a ser millonario, pero hay dificultades de emprender que nadie te cuenta

Hoy en día vemos una gran cantidad de proyectos, emprendimientos que están naciendo en medio de la crisis con el objetivo de cambiar algo, crear oportunidades de negocios, sostener a una familia y un largo etcétera.

Pero me pongo a pensar que en medio de todos esos nuevos proyectos, posiblemente hay dificultades en emprender que nadie te dice, nunca.

En mi experiencia hubo un montón de cosas que nadie me dijo que me gustaría plasmarlas en este texto para que, quizás, puedan servir a otros para evaluar su emprendimiento desde diferentes perspectivas.

Puede que fracasés.

Sé que a muchos emprendedores les auguran lo peor cuando empiezan con sus proyectos. Pero no es de ese tipo de fracaso del que quiero hablarte.

Es probable que vayas a decenas de talleres donde te digan que si usás esto, si ponés aquello o si sos disciplinado y dedicado vas a triunfar. Mentira.

Por muy dedicado o disciplinado que seás existe una enorme posibilidad de fracasar si no estás escuchando a tu audiencia. Y esto no significa contestar un mensaje de Facebook, es analizar lo que tus clientes quieren para tu producto.

4to Mono, Opinión, Nicaragua, periodismo en Nicaragua

También es posible,muy posible, fracasar si no le dedicas tiempo al proyecto, si lo ves como un plan B que un día estará esperándote si dejas tu trabajo.

Por otro lado, demasiado optimismo puede llevarte al fracaso igualmente pues estarías ignorando las amenazas que pueden afectar tu negocio.

Pensar que algo va a funcionar solo porque lo hacés vos es prácticamente tu sentencia de muerte.


Imitar a los demás tampoco es suficiente

Cada día es más común encontrar en redes sociales textos de medios que dicen algo así: las recomendaciones del multimillonario (agregar país) para tener éxito en los negocios.

Otra mentira. Imitar las fórmulas de otras empresas, países o personas no te garantizará el éxito. De hecho, si usás una fórmula de un empresario chino es probable que fracasés porque el mercado asiático no es igual al nica, por ejemplo.

Es importante saber qué estás haciendo y qué querés hacer, ver experiencias de otros y saber adaptarlas, pero no copiarlas. Incluso si intentás copiar fórmulas de otras empresas locales es probable que tampoco te vaya bien.

Necesitas buscar tu propio norte e ir adaptando tu estrategia en función de lo que funciona o no funciona.

¿Te vas a gastar tus ahorros? ¿En serio?

Supongamos que te acaban de correr del trabajo. Tenés un poco de dinero de tus ahorros, algo de liquidación y querés emprender. Bárbaro.

Pero, ¿y si invertís y no funciona? ¿Qué vas a hacer? En lugar de tirar todo tu dinero a un emprendimiento con futuro incierto es mejor evaluar cuánto dinero querés ponerle.

De hecho, algo que pocos te dicen es que cuando emprendés posiblemente no vas a ver dinero en 6 meses o un año, a veces más. Porque el éxito va a depender de que la gente conozca tu marca, que tu producto o servicio sea bueno, que hagás prueba y error al principio.

Aquí también es importante saber que vas a perder clientes. Quizás alguien va a decidir invertir en vos y la vas a cagar. Así de simple, la falta de experiencia te puede jugar una mala pasada y eso hará que algunos no quieran seguir trabajando con vos.

No es solo marketing digital

Pareciera que todos están enfocados en hacer crecer páginas de Facebook, aunque no están muy claros de para qué.

A ver, talleres sobre marketing digital sobran. Gratuitos y de paga. Pero, ¿te has preguntado si es realmente Facebook la plataforma que necesitás?

Seguro te hablan del engagement, de los clicks, de los Vengadores y del Guasón y vos no entendés de qué se trata todo eso. Lo repetís porque suena cool, pero tenés cara de meme cada vez que los usás en oraciones.

Sí es cierto que es importante tener redes sociales, no es cierto que serán todo lo que necesités para triunfar.

El "boom" de los medios digitales

Voy a poner un ejemplo claro aquí. Seguramente han visto que de la noche a la mañana surgieron un montón de medios digitales ─incluido este que estás leyendo, 4tomono.com. Y de un día para otro muchos tienen decenas de miles de likes en Facebook.

La coyuntua actual facilita a todos esos espacios el crecimiento en redes sociales. La gente está sedienta (y lo dicen las estadísticas), de conocer sobre temas relacionados a la crisis.

Ahora compará eso con otros proyectos que no tengan el mismo alcance, pero son incluso más viejos.

Todo emprendimiento que no esté dirigido a un público general crecerá más lento, y por muchos talleres a los que vayás se te va a hacer difícil conseguir seguidores. Eso pasa aquí y en todas partes del mundo, incluso al empresario chino millonario cuya fórmula querés copiar.

Dicho de otra manera, si tu empresa vende un producto en Matagalpa, posiblemente tenga menos likes que una similar de Managua y no por ello significa que es mala. Simplemente está dirigida a un público distinto.

Puede interesarte: A todos los viejos lesbianos

Hay personas que compran páginas con miles de likes. Gastan dinero en eso solo para ver que, cuando cambian el nombre a su producto, pierden casi o más de la mitad de los seguidores automáticamente.

La razón es simple, si vos, como usuario, le diste like a una página de cervezas, por ejemplo, cuando esa página empiece a vender vino posiblemente le vas a perder el interés.

Aprendé a administrar tu negocio

Esta es una parte bien complicada. Lo mejor es que busqués, ya sea en físico o por internet un taller o un curso sobre administración de negocios que vaya más o menos con el perfil de tu empresa.

No todas las empresas son iguales y no todas pueden administrarse iguales. Quienes se dedican a educación financiera siempre recomiendan separar el dinero del negocio del de tu casa y realmente es algo que tiene un gran valor.

Muchos negocios fracasan porque quienes los administran creen que pueden agarrarse 20 pesos a cada rato para comprarse un helado y eso merma las finanzas.

Lo importante es saber que tu negocio no debe pagar las cuentas de tu casa ni tus fines de semana en Pochomil.

Se vale rendirse

A veces por mucho que lo intentamos el negocio no funciona. Habría que analizar cada situación por separado, pero lo cierto es que también es válido decir: se acabó.

A veces se puede intentar en otra área, recogiendo los pedazos de la experiencia del suelo e intentar armarlos otra vez.

También es posible que el emprendimiento no sea para vos. Algo que nadie nos dice es que no todos pueden ser emprendedores, no sabemos cuántos emprendimientos de todos los que nacen en nuestro país fracasan, porque no tenemos cifras, mucho menos que sepamos por qué.

Puede interesarte: El ecosistema de emprendimiento después de 10 meses

Emprender es como sacar otra carrera. No todos somos buenos en matemáticas o en español y a veces tampoco en empezar un negocio.

Incluso es probable que necesités recular. Reevaluá qué estás haciendo y cómo podrías hacerlo mejor y quizás hasta te salga una idea distinta o similar, pero mejor.

A veces necesitamos regresar a lo básico para aprender de nuestros errores y si algo no funciona en un área, posiblemente lo haga en otra, pero es cuestión de estar abierto a la posibilidad de un no.

¿Al cuánto tiempo podés decir que ya no vas a levantar cabeza? Es difícil saberlo. Requiere de una evaluación de tu propio negocio y del estado de tus finanzas.

Si no has comido en tres meses y no vendés nada, te levantás a las cinco de la mañana y no funciona. O intentás otra cosa o volvés a buscar un trabajo.

0 0 votes
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente