El comentario

El deber moral de la oposición es consolidar la Coalición Nacional»

El deber moral de la oposición es consolidar la Coalición Nacional

Jesús Tefel, miembro del consejo político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), firma la proclama de lanzamiento de la Coalición Nacional / FOTO: Lucydalia Baca Castellón

Eduardo Enríquez

@GuayoPeriodista

//

Hay gente muriendo a diario porque el régimen así lo ha querido; pero si los políticos y sus financistas no trabajan por la derrota efectiva del orteguismo conformando una Coalición, la prolongación de este holocausto también será responsabilidad de ellos

La Rebelión de Abril solo pudo ser aplastada por la dictadura a balazos y a un altísimo costo no solo en vidas sino en pérdida de apoyo de su base. Y esa escasa base está siendo fuertemente erosionada ante el impacto que la pandemia está teniendo en la población por la evidente falta de preparación del régimen.

En otras palabras, la dictadura solo se sostiene por las armas. Eso en un país con 25 meses de recesión y asolado por una pandemia es imposible mantenerlo a largo plazo.

También hemos escrito: Cambio de reglas en elección del PLC mete más ruido a la oposición»

Ante esa realidad, la oposición, toda la oposición, debería estar preparándose para presentar una alternativa real. Pero eso solo es posible si logra presentar un frente unido y creíble, que es en teoría lo que se ha venido construyendo con la creación de la Coalición Nacional.

Ante el holocausto que está provocando la pandemia con la complicidad del régimen, una organización opositora sólida no solo es obligación para derrotar al orteguismo en 2021. Ahora es también una imposición moral para darle voz a nivel internacional a una ciudadanía indefensa frente al Covid-19.

La fórmula para el desastre

Pero aunque la semana pasada la mesa multisectorial de la Coalición terminó de elaborar lo que llaman la "arquitectura" de su funcionamiento, o sea sus estatutos y operatividad, también hay presiones para adoptar líneas ideológicas que en lo concreto dividirían a la oposición en los polos de izquierda y derecha, pero que no solo crearía dos polos, sino hasta tres. Una fórmula para el desastre.

La oposición debe tener claro que el objetivo es derrocar a la dictadura mediante las elecciones. Es la única manera frente a una dictadura sangrienta que ya no solo mata con balas, sino que también con su inacción ante la pandemia.

Otro tema relacionado: El reto electoral en tiempos del Covid-19»

Con elecciones lo más limpias posibles es la única forma que se tendrá una oportunidad de lograrlo. Pero eso se logra más eficientemente en un solo bloque y evitando la creación de polos en la oposición. Cada grupo tiene su singularidad, pero eso se va a tener que guardar, todos lo tendrán que hacer. A menos que la agenda sea otra.

Cualquier acción que lleve a la participación desarticualda de la oposición en las futuras elecciones demostrará, en el hecho mismo, que el objetivo es solo ganar unos cuantos escaños dentro del esquema del régimen. Y esa complicidad no solo garantizará cinco años más a la dictadura, sino que evitará que se pueda hacer algo frente a la actual pandemia.

El reparto en este melodrama

Es cierto que mucho se ha trabajado, en un océano de celos y recelos, para llegar hasta donde está ahora la Coalición Nacional, a las puertas de tener un sistema de trabajo. Sin embargo, es aquí donde se puede quemar el pan.

Veamos quienes conforman la Coalición Nacional, según su actual "arquitectura":

  • Sector Jóvenes y Estudiantes
  • Alianza Cívica (AC)
  • Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB)
  • Movimiento Campesino (MC)
  • Partido de Restauración Democrática (PRD)
  • Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN)
  • Yapti Tasba Maraska Nahih Aslatakanka (YATAMA)
  • Partido Liberal Constitucionalista (PLC)

Por fuera está el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) que no ha querido integrarla.

Los peligros para la Coalición Nacional

Es una amalgama de grupos e intereses que no han sido fácil hilvanar y en la que claramente se nota que no todo está resuelto. Por un lado, en la UNAB hay un sector radical que ni siquiera cree que sea posible derrotar a la dictadura en elecciones. El problema con este sector es que tampoco tiene otra ruta viable para sacar al régimen.

Pero lo más complicado es que la UNAB tiene fuerte influencia en lo que yo llamo "la nueva izquierda" que más allá de tener una propuesta anti empresas, tiene posiciones feministas, a favor de los derechos de la comunidad LGBT, y de una diversidad de movimientos sociales que ponen los pelos de punta a los conservadores.

Eduardo Enríquez también escribió: La tarea de la Generación Perdida»

Los sectores más conservadores de la Alianza Cívica ─encabezados por Cosep─ nunca han estado cómodos con la UNAB. Y así como hay sectores en la UNAB que no creen en elecciones y por ende no creen en la Coalición; en la Alianza Cívica hay quienes creen en el dicho "cada oveja con su pareja" y ven con mejores ojos una alianza con el partido CxL que, además tiene la ventaja de tener su personería jurídica.

No es casualidad que CxL se haya mantenido fuera de la Coalición y ha trabajado más de cerca con los sectores conservadores de la Alianza para construir esa opción.

Pero hay un tercer factor en esa amalgama que es la Coalición Nacional. El Partido Liberal Constitucionalista (PLC) que aunque se dice oposición también cohabita con la dictadura. Para muestra un botón: la hija del caudillo del PLC, María Dolores Alemán, es miembro del Consejo de la Contraloría General de la República. Y nunca ha levantado la voz en contra de la inmensa corrupción del régimen.

Todos han estado en la cama con Ortega

Entre los sectores en pugna la verdad ninguno puede tirar la primera piedra. La nueva izquierda de la UNAB tiene influencia del Movimiento Renovador Sandinista (MRS). Partido fundado por personas que fueron parte de la dictadura de la década de los 80 y que y nunca ha hecho un mea culpa. Pero también es cierto que Cosep tuvo una alianza con Ortega por 10 años y la rompió hasta después de varios asesinatos de manifestantes desarmados el 19 y 20 de abril del 2018.

El partido CxL también objeta al MRS por socialista. Hay que recordarle a CxL que cuando se llamaba PLI, fue aliado de esos socialistas en las elecciones de 2008, 2011, 2012 y 2016. Pero más importante, su animadversión al MRS nace justo antes que la dictadura le otorgara personería jurídica. Y no digamos el PLC, pues el pacto Alemán-Ortega del año 2000 y por sus compromisos con este ha traicionado varias veces a otros partidos.

No hay que olvidar que Ortega se bajó el "piso" electoral

La oposición, tiene el deber moral de trabajar unida, evitar la división y la creación de polos no solo para poder demostrar más allá de toda duda el rechazo de los nicaragüenses a la dictadura. Sino para evitar que Ortega pueda alzarse con la victoria con una cantidad ridícula de votos. Ahora las elecciones la gana el que tenga más votos. Puede ser el 30 por ciento. Cuidado menos. Tal como están las cosas, la oposición podría terminar así:

  • Hay un peligro real de que CxL y Cosep principalmente formen un polo.
  • Todavía está más claro que en el momento indicado Arnoldo Alemán ─que tiene clarísimos compromisos con la dictadura─ termine llevándose a su PLC a hacer tienda aparte, quizás con el Partido Conservador y otros.
  • Eso dejaría a una parte de la Alianza, al Movimiento Campesino, el PRD, el FDN, tal vez Yátama y una parte de la UNAB en la Coalición Nacional formando un tercer polo.

Sería una elección al menos a cuatro bandas en la que el Frente Sandinista se las arreglaría fácilmente para ganar con el 30 por ciento de los votos o menos, pues siempre habrá más zancudos en el suampo.

5 3 votes
Article Rating


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Mario López
Mario López
17 de junio, 2020 12:58 pm

Muy buena la descripción que hace de la composición de la COALICIÓN. Y de las terribles 'calenturas' de cada grupo, que son reflejo de las ambiciones desbordadas, que los distintos personajes tienen y que reflejan la atomización interna y la heterogeneidad. Resultando en una muy débil buena acogida de la ciudadanía a la COALICIÓN. Les ha faltado realizar que esas ambiciones particulares, que no pueden alcanzar por su cuenta y esfuerzo individual, es lo que los ha llevado a integrarse a la COALICIÓN. Pero, con ese mal espíritu de ”vivián" que nos ha caracterizado, en lugar de saberse integrar poniendo… Read more »


Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente