Distopía

Coalición Nacional debe actuar ante vacío de poder »

Coalición Nacional debe actuar ante vacío de poder

Foto Oswaldo Rivas

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

Dos políticos y un analista exploran las posibilidades de la Coalición Nacional frente a una dictadura inoperante, cuyo único recurso es la violencia, que de poco le sirve en la actual crisis sanitaria

A dos años de la Rebelión de Abril, la cercanía de la fecha prevista para las elecciones genera incertidumbre. A pocos meses de la convocatoria oficial, aún no hay indicios de que se aprobarán las reformas requeridas para que el proceso sea creíble; y la pandemia del coronavirus solo viene a avivar las especulaciones.

Sin embargo, el movimiento político surgido de la protesta social sigue un tortuoso camino para participar en el proceso, que tendrá que realizarse en noviembre de 2021 para elegir a las autoridades.

También hemos escrito: El reto electoral en tiempos del Covid-19»

El evidente desgaste del régimen, que incluso podría agudizarse por el mal manejo que está dando a la pandemia del coronavirus; junto al vacío de poder que enfrenta el orteguismo,  podrían convertirse, según analistas y líderes opositores, en factores determinantes de una derrota para Ortega en las urnas.  

Para Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Alianza Cívica, de no abrirse los espacios para que se aprueben las reformas electorales será Daniel Ortega el más perjudicado. Ya que al mantener el actual sistema viciado y corrupto, le sigue demostrando al pueblo y a la comunidad internacional, que en Nicaragua lo que existe es una dictadura. 

“Dictadura que está dispuesta a cerrar todos los espacios democráticos. Es por ello que se hace más que necesaria la presión para la liberación de los presos políticos y la restitución de los derechos y las libertades públicas”.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Alianza Cívica

Ortega mantiene estrategia de aferrarse al poder

Violeta Granera, del consejo político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), admite que es evidente que hasta ahora la presión nacional e internacional para que se aprueben las reformas “no está dando resultados”.

Ortega no ha dado señales que indiquen que permitirá que los nicaragüenses ejerzan su derecho constitucional de expresarse a través del voto. Al contrario, mantiene su estrategia de aferrarse al poder a través de la violencia y la represión.

Otro tema relacionado: Coalición Nacional emprende tortuoso camino»

Sin embargo, ya sea en noviembre de 2021 como establece la Ley Electoral o antes, la elección tendrá que realizarse.

“Eso indica que hay que prepararse para otros escenarios previos a lograr este objetivo (ganar las elecciones). Esta lucha es muy dinámica y a todos nos toca estar evaluando el contexto y ajustando las estrategias a esa realidad cambiante. Lo importante, a mi juicio, es no olvidar la demanda popular de que se vayan y lo más pronto posible”.

Violeta Granera, del consejo político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB)

Muchas preguntas que aún no tienen respuestas

Para Granera no hay duda que habrá elecciones, pero ese camino está plagado de interrogantes. “Es decir, con reformas necesarias y clima electoral, sin presos políticos ni represión. Si van a ser adelantadas o no. Y con Ortega o sin Ortega en el poder. Esas son las grades preguntas”, señala. Además advierte que si estas condiciones no se logran,  el panorama de Nicaragua sería más incierto que el actual.

Ante la renuencia que siempre  ha mostrado el régimen Ortega-Murillo a la exigencia de devolverle la credibilidad al sistema electoral, Manuel Orozco,  director de migración, remesas y desarrollo de Diálogo Interamericano, tampoco percibe señales de que se vayan a aprobar las reformas electorales que garanticen la credibilidad el proceso.

Puede leer también: Coalición Nacional debe evitar los errores de la UNO»

Orozco considera que el gran reto de la Coalición Nacional será participar en un escenario de elecciones “sin garantías”.  Donde la estrategia política tendrá que girar en torno a la defensa del voto en un contexto injusto. Y en términos prácticos con un vació de poder, donde habrá presión internacional para garantizar la participación de observadores internacionales.

Granera añade que otro gran reto de la oposición es organizarse mejor. También, mantener la conexión con la población y el espíritu que generó la lucha en abril de 2018.

Pandemia provocará consecuencias en dos direcciones

Para Juan Sebastián Chamorro, la pandemia debilitará aún más al régimen porque provocará consecuencias en dos direcciones: en la salud y en la economía.

En la salud de la población, porque en lugar de adoptar las recomendaciones de organismos internacionales referidas al aislamiento social e higiene, como medida de prevención, el régimen sigue promoviendo las aglomeraciones.

También le puede interesar: ¿Qué dicen de las candidaturas los que salen en las encuestas?»

Y en la economía, porque al no dar respuesta a las necesidades de la mayoría de las personas que han perdido sus empleos, agudiza la crisis que enfrenta el país desde 2018.

Granera coincide en que los efectos de la pandemia debilitarán aún más a Ortega. Aunque él erróneamente puede estar creyendo que le permitirán fortalecer su control y permanencia en el  poder.

Alianza y UNAB deben estar a la altura del reto

Esto, según Granera, obliga a la Alianza Cívica y a la UNAB a hacer lo posible por responder de la mejor manera que puedan, a las necesidades de la gente frente a la pandemia. Ya que la dictadura de Ortega "está de salida".

Haciendo a un lado la rápida e inútil aparición de Ortega en cadena de televisión hace pocos días,  Chamorro asegura que su prolongada ausencia,  deja más que claro que hay un vacío de poder.

Otro tema relacionado: Sin reformas electorales reales Nicaragua podría ser un Estado fallido»

Por lo que, en la medida de sus capacidades, la Alianza Cívica seguirá preparando y proponiendo políticas responsables y sensatas para llenar ese vacío. Lo hará a través posiciones basadas en propuestas concretas. Como las presentadas en los distintos espacios de negociación en los que ha sido reconocida como la contraparte del gobierno.

Algunos extrañan la figura del caudillo

Granera advierte que mientras no haya elecciones libres, ni la UNAB ni ninguna otra organización pueden llenar el vacío de poder y de maniobra que tiene cualquier Estado formal. Lo único que pueden hacer es estar al lado del pueblo, ayudarlo a organizarse y promover consensos que sirvan de guía en la lucha  cívica, dice.

“Sé que hay críticas. Sé que nos estamos debatiendo entre una vieja cultura cuadillezca. Que quisieran ver al hombre o la mujer "fuerte" y no desconozco la importancia de los liderazgos en toda lucha. Pero me parece que una de las particularidades de esta, es la cantidad y calidad de liderazgos nacionales y territoriales emergentes o más antiguos”.

Violeta Granera, del consejo político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB)

Orozco atribuye el vacío de poder al desgaste que le han provocado a Ortega los dos años de crisis. También a la falta de coherencia que ha mostrado Rosario Murillo en la administración gerencial del Estado y al desgaste de la base política del sandinismo.  

Coalición debe llenar vacío de poder

Y considera que de cara al proceso electoral la Coalición Nacional debe aprovechar este vacío y convertirlo en un punto a su favor. Para lograrlo, según Orozco la coalición debe:

  • Primero, dar la pauta de que el movimiento sigue el hilo conductor por el cual fue creado. Y que están ahí para llenar el vacío de poder
  • En segundo lugar debe presentar a la población un contrato social con la oferta económica y política que los haga ver como una opción diferente. Esto no significa que se presenten como un gobierno paralelo, sino como la voz legítima  del pueblo de Nicaragua
  • Además, tienen la responsabilidad de asumir el liderazgo, en la medida de lo posible, para llenar el vacío de poder que enfrenta el país. También darle dirección, esperanza y oportunidades a los nicaragüenses ante la pandemia del coronavirus
  • A nivel interno, tiene que entrar en un proceso de negociación con los partidos para de una vez por todas formar la coalición.

Sectores ganaron derechos

Manuel Orozco, director de migración, remesas y desarrollo de Diálogo Interamericano, asegura que al momento de ofrecer cuotas de poder a los sectores, en la Coalición Nacional no se puede perder de vista que no son los partidos políticos los que ostentan legitimidad; sino que son los estudiantes, presos políticos, madres de asesinados y campesinos que salieron a la calle y que luego conformaron estas organizaciones los que ganaron ese derecho puesto que la Rebelión de Abril fue autoconvocada.

0 0 votes
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente