Moneda

Ampliación de planta Prolacsa consolida y moderniza al sector lechero»

Ampliación de planta Prolacsa consolida y moderniza al sector lechero

La ampliación de la capacidad de procesamiento ha permitido que Prolacsa rn Matagalpa, subsidiaria de Nestlé, incremente en más de 150 por ciento el acopio de leche fresca. Foto: Cortesía

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

Con su ampliación, Prolacsa, la única planta que elabora leche en polvo en el país, para ciclo productivo 2020-2021 tendrá capacidad de procesar hasta 40 millones de litros de leche al año

Por años Nicaragua ha exportado pequeños volúmenes de leche en polvo. En promedio, unas 7 mil toneladas anuales en los últimos tres años; que han aportado unos 30 millones de dólares anuales a los ingresos que el país percibe por la exportación de sus productos. Sin embargo, en los próximos años estas ventas podrían incrementar, y a la vez reducir las importaciones de la leche en polvo, ya que cada día es más común encontrar en los empaques de las marcas más conocidas, el letrero de “hecho en Nicaragua”.

Con la ampliación, la única planta que elabora leche en polvo en el país, incrementó su capacidad para procesar ahora cerca del 2 por ciento de la producción total de leche; que según el Plan de Producción para el ciclo 2020-2021 el país producirá 1,419 millones de litros. Además, da sus primeros pasos en la elaboración de quesos procesados.

Puede leer también: ¿Qué le impide a la ganadería de Nicaragua alcanzar todo su potencial?»

Ampliación de la planta ayudará a estabilizar el precio de la leche

Aunque el volumen parece pequeño, este es un paso más hacia la tan ansiada industrialización que garantiza a los ganaderos  estabilidad del precio de la leche que producen; y a la vez consolidará la presencia de la leche en polvo y queso procesado en la oferta exportadora del país.

Desde 2018, la Compañía Centroamericana de Productos Lácteos S.A. (Prolacsa) subsidiara de Nestlé, impulsa un plan de expansión; con él pretende convertir a esa fábrica ubicada en Matagalpa, en un polo de exportador en la región. Para lograrlo, ha invertido 6 millones de dólares en la ampliación de la planta de procesamiento y planea invertir 5 millones de dólares más en los próximos 3 años.

Plan para elevar productividad lechera

Además, con un costo superior a los 150 mil dólares la empresa desarrolla un Plan de Fomento Lechero que tiene como meta elevar la calidad y la productividad de la leche fresca que compran. Actualmente el promedio nacional de producción es de 4 litros de leche por vaca cada día y ellos apuestan por elevarlo hasta 10 litros diarios por vaca. Junto a dicho crecimiento también debe mejorar la calidad, para garantizar que la leche cumpla los estándares requeridos para procesarla.

Dicho plan beneficia a 250 ganaderos que entregan directamente su producción en un centro de acopio que la planta tiene en Río Blanco (Matagalpa); e indirectamente a más de 1,650 que entregan su leche a través de 7 cooperativas ubicadas en distintas comunidades de los municipios de Mulukuku y Matiguas; así como los departamentos de Boaco y Chontales.

También hemos escrito: Plan de producción agrícola desconectado de la realidad»

“Estos productores reciben capacitaciones sobre las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) con  dos fines importantes: mejorar la productividad y la calidad de la leche que producen. Además, en Río Blanco tenemos fincas de referencia con productores que con ciertos cambios y soporte técnico han elevado de 4 a 10 litros el promedio diario de producción”, explica William Haar, gerente del Plan de Fomento Lechero de Prolacsa-Nestlé.

Los cambios que impulsa en programa incluyen el manejo integral del ganado. Es decir, alimentación, nutrición y bienestar animal. Los principios básicos del cambio en el manejo del ganado están enfocados en el ordeño limpio y la mejora de  los pastos para alimentarlo.

Que vean las fincas como negocios

Para contribuir a la sostenibilidad promueven la instalación de biodigestores. Estos, además de evitar la contaminación de las aguas con las excretas del ganado,  permite la producción de biogás y abono para aplicarlo al pasto.

“También tenemos un fondo rotativo de 150 mil dólares que utilizamos para financiar la mejora de los procesos de producción y la infraestructura de almacenamiento con tanques de refrigeración y plantas de emergencia para garantizar la cadena de frio durante los cortes de energía. No se les cobra intereses y estos créditos se pagan con la leche que nos entregan”.

William Haar, gerente del Plan de Fomento Lechero de Prolacsa-Nestlé.

Adrian Aguilar, gerente de Prolacsa-Nestlé, añade que otro componente del plan es la capacitación en administración. Ya que uno de los cambios radicales que necesitan los ganaderos del país, es comenzar a administrar sus fincas como una empresa. También consideran importante que las nuevas generaciones vean en las fincas y la producción de leche un negocio atractivo una oportunidad para desarrollarse profesionalmente, para que sigan impulsando estos empresas familiares.

El programa también entrega a los acopios --en calidad de préstamo-- equipos de refrigeración y otros de laboratorio. Con estos últimos, detectan sustancias prohibidas, entre ellas algunos antibióticos. Esto garantiza la calidad de la leche y evita pérdidas a los productores. Ya que ahora no necesitan esperar hasta que la leche llegue a la planta procesadora, para saber si cumple los requisitos para ser procesada.

Para Oscar López, director ejecutivo de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislc)  el incremento del acopio beneficia a los productores porque garantiza la estabilidad y compra de la leche durante todo el año.

Compran más leche a productores locales

Estos cambios en fincas y las inversiones en la planta han permitido que ya no sea necesario importar leche para procesar; y también elevar la capacidad de procesamiento. Según  Aguilar en 2013 compraron a los productores locales 13 millones de litros de leche y este año comprarán 34 millones de litros aunque la capacidad de la planta es procesar hasta 40 millones de litros; es decir un crecimiento de 154 por ciento en el acopio.

La ampliación de la planta también elevará las exportaciones de queso; ya que abrió una línea de queso procesado y empacado en rebanadas. Para su elaboración acoparían otros 5 millones de litros anuales de leche semiprocesada (cuajada o borona).

Una vista del proceso final en la elaboración de quesos procesados, que es parte de la expansión de la capacidad de la planta de Prolacsa

A los productores que abastecen la cuajada o borona, se les ha capacitado para que obtengan las certificaciones necesarias para exportar, ya que es parte del proceso que requiere el producto para entrar al mercado internacional. Ya que este queso será exclusivamente para exportar, de momento se enviará a Costa Rica y Guatemala.

“Nicaragua es un gran productor de queso y esta línea de producción que hemos abierto también beneficiará la marca país. Ya que no es lo mismo exportar quesos semiprocesados, que añadir a las exportaciones una variedad procesada hecha en Nicaragua bajo nuestras marcas”.   

Adrian Aguilar, gerente de Prolacsa-Nestlé

El proceso de la leche en polvo

La composición de la leche fresca de vaca es de 87 por ciento de agua y 13 por ciento de sólidos (lactosa, grasa, proteínas y minerales). En cambio la leche en polvo solo lleva los sólidos. Para hacer esa conversión lo que hacen es someter la leche fresca a un proceso de evaporación y pulverización donde se le extrae el agua. Esto implica que en promedio por cada 7 litros de leche freca se obtenga un kilo de leche en polvo.

Este año la planta planea producir unas 10 mil toneladas. Mil de ellas se consumen en el mercado local baja marcas muy conocidas (algunas líneas de Nido, Anchor y La Lechera) y las restantes 9 mil toneladas se distribuyen en el mercado centroamericano.

Según el Centro de Tramites de las Exportaciones (Cetrex) entre enero y septiembre se han enviado al mercado externo 5,623 toneladas de leche en polvo por un valor de 25.98 millones de dólares.

Avance depende de los productores

Además de las producidas localmente en el país se consumen otras marcas que se traen del exterior. Pero debido a que el Banco Central mantiene bloqueada las estadísticas históricas de las importaciones, no se pudo determinar si el incremento de la producción local ha provocado alguna merma en las importaciones.

Solo se sabe que entre enero y agosto de este año se importaron 8,123 toneladas de leche en polvo por un valor de 25.21 millones de dólares. Un volumen un poco mayor de lo exportado en los últimos años, pero a un precio menor.

López coincide en que el avance de la industrialización del sector lácteo depende exclusivamente de los productores; ya que este avance depende exclusivamente de que ellos garanticen la calidad requerida por la industria. Solo así el sector industrial, podría incluso abrirse espacio en otros mercados, donde demandan volúmenes mayores.

En el futuro, según Aguilar la planta podría seguir ampliando su capacidad de procesamiento. Además, Nicaragua podría abastecer a otra planta que la empresa tiene en Panamá de la materia prima (cuajada o borona) para la producción de queso procesado y sumar un nuevo producto a su oferta exportadora. Sin embargo, esto depende de que se siga asegurando la requerida a volúmenes mayores de leche.

5 2 votes
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente