Moneda

El desempleo podría llegar a los empleados públicos»

El desempleo podría llegar a los empleados públicos

La Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica ocupa un lujoso edificio en Villa Fontana, pero en 2019 tuvo un déficit superior a los 2 mil millones de córdobas, similar al que se proyecta para 2020. Foto Cortesía

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

En el 2020 el déficit de las empresas públicas podría obligar al régimen a ejecutar despidos, especialmente relacionados a proyectos que no se ejecutarán

Mientras el régimen Ortega-Murillo mantienen su estrategia de aparentar normalidad, la crisis económica que ha mandado al desempleo a unos 237 mil trabajadores del sector privado, en 2020 podría alcanzar también a los estatales.

Esto porque el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), no es el único con problemas financieros. Cinco empresas del sector público cerrarán el 2019 con un déficit total de 9,488 millones de córdobas. Monto que en 2020 podría alcanzar 11,002 millones de córdobas.

Podés leer también: Medidas económicas apenas mantienen a flote al régimen»

Desde el inicio de la crisis, el régimen ha compensado la escasez de recursos ─provocada por la caída de la recaudación y el retiro de la cooperación─ reduciendo el gasto de capital (inversión). Pero no se descarta que en 2020 tenga que hacer recortes también en el gasto corriente (operaciones).

Hasta ahora no han corrido

Aunque son públicas funcionan como cualquier empresa y lo lógico es que para reducir este déficit reduzcan el gasto corriente, ya que el gasto de capital influye también en el gasto corriente, dicen los especialistas.

Un análisis de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) dice que, “eventualmente, si no tienen proyectos para ejecutar se verán en la necesidad de despedir al personal que no esté haciendo lo que se tenía previsto”.

La distribución del déficit

La propuesta de Presupuesto General de República del 2020 proyecta que seis empresas públicas cerrarán el 2019 con un déficit que en conjunto alcanzará 9,488 millones de córdobas. Estas son:

  • Correos de Nicaragua con un déficit de 24 millones de córdobas
  • Empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos (Enabas) 267 millones de córdobas
  • Empresa Nicaragüense de Electricidad (Enel) 989 millones de córdobas
  • Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) 2,022 millones de córdobas
  • Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) 3,047 millones de córdobas
  • Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) con 3,139 millones de córdobas en déficit (octavo año consecutivo)

Despidos son inminentes

Para los especialistas la posibilidad de cierre de plazas, especialmente las relacionadas a la ejecución de proyectos paralizados, es inminente. Porque en teoría, estas empresas deben aplicar los mismos principios de las privadas para mantener un balance entre ingresos y gastos.

Admiten que es normal que en algunos años se registren estos desbalances, por gastos mayores a los ingresos. Pero bajo la perspectiva de que en el futuro este se compense. Sin embargo, en el caso de estas empresas no se proyecta una pronta recuperación.

También hemos escrito: Recomendaciones del FMI son imposibles en dictadura»

“Cuando el desbalance no se compensa estamos frente a una empresa que no es sostenible, porque gasta demasiado con respecto a los ingresos. Entonces hay que hacer una corrección, aumentando los ingresos o reduciendo los gastos. Eso aplica para cualquier empresa privada y las públicas deben regirse por los mismos principios”, dice el análisis de Funides.

EPN ya no tendrá superávit

El Presupuesto proyecta que el próximo año la mayoría de empresas del sector público en lugar de reducir su déficit lo incrementarán. Incluso, después de dos años de superávit se sumará a este grupo la Empresa Portuaria Nacional (EPN).

En 2020 serán 11,002 millones en déficit

De acuerdo a las proyecciones oficiales las empresas públicas junto al Seguro Social, acumularán en 2020 un déficit de 11,002 millones de córdobas distribuidos así:

Para el economista Alejandro Arauz, desde el punto de vista de los datos es irrelevante que el déficit sea de once o más millones de córdobas. Para él lo importante es que el servicio que ofrecen o su rentabilidad, también está siendo impactada por la crisis económica que enfrenta el país.

“Algunos malintencionadamente podrían decir que les están sacando el dinero para otras cosas, eso podría ser, pero ese es un prejuicio que puede ser real por las circunstancias políticas en las que estamos, pero todo eso es producto del impacto mismo que está sufriendo la economía. Como la economía va en declive cruza transversalmente todo, empresas públicas y empresas privadas”.

Alejandro Arauz, economista

Si la economía va en declive ellas también

Algunas de estas empresas, según Arauz dependen de la inversión estatal y tradicionalmente han registrado déficit; otras perciben ingresos mediante la venta de sus servicios; tal es el caso de la Empresa Nacional de Puertos. Por tanto,  si la economía anda mal ellas también van estar mal y su déficit seguirá creciendo. Esto las obligará a recortar el gasto.

El análisis de Funides explica que, el déficit de estas empresas también puede ser provocado por la deficiencia administrativa o estratégica. Pero ante la falta de información, es imposible determinar cuál es su origen y cómo pueden superarlo.

Sanciones podrían elevar el déficit

 “Lo que hay es poca transparencia en términos de información, pese a que por ser empresas públicas deberían estar sometidas al escrutinio público. Eso permitiría hacer un análisis más profundo de qué está ocurriendo con ellas… por lo tanto resulta muy complejo hacer una análisis de lo que se podría hacer para volverlas sostenibles”, dice el análisis del centro de pensamiento.

Otro tema relacionado es: El INSS, solo una de las pesadillas del próximo gobierno»

Otra situación que podría empujarlas a recortar el gasto corriente según Funides, es que la propuesta de presupuesto contempla financiar estos déficit (con excepción del INSS) con préstamos externos. Pero una caída mayor a la prevista de la actividad económica o el incremento de sanciones, podrían reducir o suspender estos créditos.

“Existen riesgos de que el financiamiento sea menor a lo planeado. Por ejemplo, si la dinámica del Producto Interno Bruto en 2020 es peor a lo previsto por el Gobierno; en cuyo caso, la parte de financiamiento por transferencias podría sufrir ajustes a la baja. Otro recorte adicional de financiamiento podría venir por las sanciones internacionales lo que produciría un nuevo recorte de la cooperación externa", explica el análisis de Funides.


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

Debate

avatar

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente