Moneda

Nicaragua con el diesel más caro de la región; en gasolina, solo Costa Rica lo tiene más alto»

Nicaragua con el diesel más caro de la región; en gasolina, solo Costa Rica la tiene más alta

Foto: Cortesía

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

Que el precio internacional del petróleo está al alza, es una realidad; pero los nicaragüenses pagan los precios más altos de la región. Esto no va a cambiar mientras el régimen tenga intereses económicos en ese negocio. ¿Cómo puede defenderse? Acá unos consejos para ahorrar

Los nicaragüenses recibieron el 2021 con una crisis económica agudizada por la pandemia; y en medio de ella han tenido que enfrentar un constante incremento del precio de los combustibles, que ya acumula varios meses de alzas. A esto se suma que Nicaragua es de los países que tiene los precios más altos; no solo en la región, sino también en el mundo.

Además, el control que ejercen sobre ese mercado algunas empresas ligadas al régimen impide que al menos en el corto plazo se revise el mecanismo de fijación del precio. Esto deja como única opción, hasta que cambie la situación, que a nivel individual las personas adopten medidas de ahorro.

De acuerdo al monitoreo publicado por el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), entre el 4 de enero y el 8 de marzo de 2021 el precio del litro de gasolina regular registró un incremento de 16 por ciento, al pasar de 30.86 córdobas a 35.75 córdobas (poco más de un dólar).

Mientras que el diesel, que es el combustible más utilizado en el país, ya que los usa el sector transporte (de carga y pasajeros) se incrementó en 11 por ciento. Pasó de 27.69 córdobas por litro en la semana del 4 de enero a 30.68 córdobas en la semana del 8 de marzo.

Hay que tomar en cuenta que el INE reporta precios promedio que rigen únicamente en Managua; porque en el resto del país se incrementan por el costo del traslado. Como se puede apreciar en el siguiente cuadro, Nicaragua tiene el precio de diesel al consumidor más alto de la región.

También puede leer: Nicaragua con los precios más altos y el consumo más bajo de combustibles»

Precio del crudo también subió

Una las excusas que se utiliza para justificar los constantes incrementos del precio de los combustibles, es la variabilidad del precio internacional del crudo. Entre el 4 de enero y el 1 de marzo el precio del petróleo West Texas Intermediate (WTI), usado como referencia para Nicaragua, se incremento en 18 por ciento. Según reportes del mercado internacional, el 3 de enero el barril de WTI se fijó en 52.24 dólares y el 1 de marzo alcanzó los 61.50 dólares por barril.

Nicaragua con sus precios por encima del promedio

De acuerdo al monitores que publica regularmente el Comité de Cooperación de Hidrocarburos de América Central (CCHAC), dependencia del Sistema de Integración Centroamericano (SICA), entre el 27 de febrero y el 7 de marzo, en la región el precio máximo promedio de la gasolina regular fue de 3.56 dólares por galón; pero en Nicaragua el precio promedio máximo fue de 3.85 dólares por galón. Mientras tanto, el diesel en la región reportó un precio promedio máximo de 3.11  dólares por galón; pero en Nicaragua el promedio máximo fue de 3.46 dólares por galón.

Esto significa que en la semana de referencia en Nicaragua el precio promedio máximo de la gasolina regular fue 8.14 por ciento más caro que el promedio regional; y el del diesel 11.25 por ciento más caro que el promedio regional.

De hecho el CCHAC explica en su informe que los precios más bajos de los combustibles en las capitales de la región, con impuestos incluidos, se registran en Panamá. Mientras que los precios más altos antes de agregarles los impuestos corresponden a Nicaragua.

Puede interesarte: Nicaragüenses pagan una de las tarifas de energía eléctrica más altas del mundo

Con tantas alzas solo queda ahorrar

Ante esta realidad, lo que resta es tratar de ahorrar para compensar el efecto que los altos precios y los constantes incrementos provocan en la economía de familias y empresas. Según Gisella Canales, consultora en educación financiera y fundadora de Dele Peso a sus Pesos, existen  varias prácticas que pueden ayudar a reducir el consumo de combustible en dos vías:

  1. Bajar el kilometraje recorrido y
  2. Lograr que el vehículo consuma un poco menos

“Para bajar el kilometraje es clave planificar en términos generales. A veces salimos en el vehículo a un  mandado y quizás más tarde o al día siguiente pasamos por el mismo punto, pudiendo unificar rutas si nos organizamos. Si fuera posible agrupar salidas en días específicos, mejor, de modo que optimicés tiempo pero también kilómetros a recorrer. Especialmente para quienes residen en zonas alejadas, como las urbanizaciones que han surgido durante la última década”.

Gisella Canales, consultora en educación financiera y fundadora de Dele Peso a sus Pesos,

La idea es utilizar el vehículo cuando realmente es necesario; pues algunas veces lo encendemos hasta para ir a la pulpería que está a pocas cuadras de la casa; y solo en el proceso de encendido se consume importante cantidad de combustible.

Realizar revisiones técnicas

Para lograr que el vehículo consuma un poco menos de combustible se pueden hacer varias cosas: la más sencilla y barata es mantener la presión de aire adecuada en las llantas. Además cuidar la alineación y balanceo de las mismas, pues cuando no están alineadas, pueden provocar resistencia durante el desplazamiento, y eso ocasiona más consumo de combustible.

“Otra cosa es hacer los mantenimientos al vehículo (incluso motos) en el momento que realmente debe hacerse, no hasta que surge algún problema. Si el sistema de inyección de combustible, por ejemplo, no tiene el mantenimiento adecuado, provoca mal rendimiento, es decir, más consumo de combustible. A veces se dejan pasar los mantenimientos por falta de dinero; pero muchas veces el usuario no se  da cuenta que termina gastando más en combustible y/o reparaciones por falta de mantenimiento”, explica la consultora.

Y añade que existen otros factores que también puede contribuir; estos dependen de la decisión del usuario, entre ellos: el uso del aire acondicionado, la velocidad a la que se maneja y el peso que se pone al vehículo.

Ya que cuando se fuerza demasiado la capacidad del vehículo, se incrementa el consumo de combustible; y en el caso del aire acondicionado se estima que su uso puede incrementar hasta en 15 por ciento el consumo de combustible; y muchas veces se usa el aire acondicionado incluso en horas en las que no hay mucho calor.

Estrategias verificadas

Según Canales, las recomendaciones que ofrece han sido validadas por talleres automotrices.

También menciona que existe otra técnica de ahorro que ha sido debatida, ya que algunos consideran que es un mito; pero que ha sido comprobada por muchos propietarios de vehículos. Y es que es que el consumo es más eficiente cuando el tanque está lleno o al menos arriba de la mitad; que cuando se le ponen dos o tres litros cada vez que el tanque está quedando vacío.

Finalmente, a partir de las recomendaciones mencionadas, cada conductor puede crear su propia estrategia para controlar el kilometraje de manera que logre reducir el consumo de combustible.

5 5 votes
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente