Mono Sapiens

Sátira vs noticias falsas, diferencias entre el humor y la manipulación»

Sátira vs noticias falsas, diferencias entre el humor y la manipulación

Moisés Urbina

@moisesur

//

A la par de los medios de comunicación que hacen periodismo serio han cobrado fuerza en redes sociales la sátira y las noticias falsas. Aquí las diferencias

Entre “Víctor Cuadras: Yo le enseñé a Ricky Martin a derrocar dictaduras” y “Daniel Ortega será sancionado por Estados Unidos el próximo 19 de julio” hay una abismal diferencia. Ninguno de los dos titulares es un hecho real, pero uno es divertido, el otro busca desinformar.

Vivimos días en los que hay una sobre-producción de contenido y noticias. Hay avalanchas de publicaciones cayendo sobre nosotros a cada minuto, pero no todo lo que circula en redes es serio o es real.

A la par de las publicaciones de medios de comunicación que hacen periodismo serio han cobrado fuerza dos fenómenos en redes sociales: la sátira y las noticias falsas (o fake news). Aunque ninguna de las dos es real, hay diferencias de fondo. Una busca entretener, la otra manipular información.

El problema no es (tanto) que haya información ficticia y falsa en redes sociales, el problema es que haya quienes la tomen como real y la compartan y otros crean que es cierto y recompartan. Al final es como un efecto dominó que surgió porque no nos detenemos a leer y reflexionar sobre si lo que compartimos es verdad.

¿Cómo diferenciar entre la sátira y las noticias falsas?

El objetivo

El periodismo de sátira tiene como fin entretener, que las personas vean el lado divertido de un hecho noticioso o coyuntural. Es como reírse de las desgracias. No pretende ni aspira a más que eso. En cambio, las noticias falsas buscan desinformar. Su objetivo es generar alarma y promover una versión alterada o contraria a la realidad.

Detrás de los sitios de noticias falsas hay objetivos claros: por un lado, desviar la atención de los lectores sobre un tema, hecho o personaje; por otro, descalificar o difamar a los medios de comunicación formales que están informando sobre un hecho noticioso o escándalo que puede incomodar a alguien “poderoso”.

La forma

Los proyectos de periodismo satírico suelen tener algunos elementos que les confieren cierta formalidad o al menos credibilidad. Detrás de estos hay un sitio web bien elaborado, canales oficiales y bien configurados en varias redes sociales, es decir que se evidencia un esfuerzo y dedicación. Además, suelen ser dirigidos o creados por alguien con formación en periodismo o comunicación social.

Las noticias falsas suelen ser propagadas por cuentas fantasmas en redes sociales y por páginas sospechosas, escasas veces hay un sitio web detrás del “proyecto” y si lo hay suele ser algo muy improvisado y descuidado. Denota que no hay interés de fondo. Adicionalmente no se sabe quién está detrás, el creador o director se escuda en el anonimato para propagar mentiras.

La sátira como herramienta de crítica

Aunque a simple vista pueda carecer de formalidad, la sátira se ha consolidado como una herramienta fuerte para criticar a grupos de poder.

El semanario satírico francés Charlie Hebdo es una prueba de cuánto el humor puede incomodar y hasta representar un peligro para quienes ocupan posiciones de poder. En 2015, 12 personas murieron y 11 resultaron heridas cuando un grupo de fanáticos de  Al-Qaeda irrumpieron la sala de redacción del medio y atacaron con armas de grueso calibre. Millones de personas alrededor del mundo se unieron al repudio del atentado calificado como terrorista. A pesar de todo, Charlie Hebdo volvió a publicar una nueva edición del cuestionado semanario y batió récords de ventas.

En México el sitio web de periodismo humorístico El Deforma critica y hace sátira de los personajes más polémicos y poderosos de la política y espectáculo nacional. Tiene millones de seguidores en redes sociales y es muy común que sus publicaciones sean virales.

El Deforma nació en 2012 y en poco tiempo se convirtió en uno de los sitios con mayor tráfico en México. El alcance fue tan grande que era amenazante (además de un negocio redondo) para el resto de medios establecidos en el país que en 2017, el Grupo SDP Noticias, asociados de Televisa, compró el 100% del medio. Desde entonces perdió el sentido de imparcialidad.

En Venezuela el Chigüire Bipolar se ríe de las necesidades que vive el país y de la crisis que los mantiene con una de las mayores tasas de inflación en el mundo. No hay medicinas, luz, agua ni comida, pero hay humor, y mucho. El Chigüire también se burla de los funcionarios públicos.

En Nicaragua, a raíz del estallido social de abril de 2018, dos proyectos que hacen sátira han ganado terreno, uno evolucionó, el otro recién nació. Ambos le plantan la cara al poder con humor y mucho sarcasmo.

Bacanalnica y su evolución

Bacanalnica surgió en 2001 como un sitio de entretenimiento, de espectáculo, algo que en ese momento era novedoso en Nicaragua. En poco tiempo se volvió muy popular entre jóvenes y universitarios.

Bacanalnica empezó publicando fotografías de eventos sociales, fiestas y conciertos. No era el fin, pero era el contenido más aceptado y por lo que el sitio se destacaba.

Nosotros en ningún momento quisimos ser periodismo, Bacanalnica es opinión, es comentario, periodismo implica otro set de reglas de las cuales nunca las hemos seguido”

Manuel Díaz , co-creador de Bacanalnica

Luego surgió el blog, una publicación en la que se comentaba una noticia, tema en redes o un hecho coyuntural, se hablaba de política, pero muy poco. Ese comentario mezclaba la cultura popular nicaragüense con temas más serios. “La intención era que ese blog fuera humorístico… no era un comentario científico”, asegura Manuel Díaz, co-creador de Bancalnica.

Desde 2018 Bacanalnica se volvió un espacio de opinión y de crítica sobre la situación que viven los nicaragüenses desde entonces. Pero siempre mantiene ese toque sarcástico y humorístico por el que miles (aunque Manuel Díaz diga que son cuatro gatos) siguen al “tío Bacanalnica” en redes.

Por ahora, Bacanalnica es una salida para poder expresarse sobre lo que vive Nicaragua desde otra perspectiva, no tan seria y elaborada como el periodismo formal puede serlo.

El caso de El Bastimento

“Joven de Managua descubre que tiene familia tras caída de WhatsApp y Facebook”, este artículo se compartió cientos de veces en Facebook y otras redes sociales mientras la compañía que aglutina las redes sociales con más usuarios en todo el mundo (Facebook, WhatsApp e Instagram) sufrió una de las caídas más fuertes del año. El “descubrimiento” del joven no fue real, tampoco una noticia falsa. Fue ficción, sátira, humor. Algo que un grupo de jóvenes hacen desde El Bastimento.

El proyecto surgió en febrero de 2019, apenas tiene unos meses. Según nos cuenta Abixael Mogollón, uno de los creadores, entre un grupo de amigos se cuestionaron sobre qué impacto tendría un sitio de noticias satíricas y se animaron a crearlo. “Juntamos entre tres unos 100 dólares y pagamos el hospedaje del sitio, pensamos en mil nombres, pero de la nada se me ocurrió El Bastimento, así sin darle vueltas”, nos cuenta.

El fin de El Bastimento es entretener y hacer reír, y sobre todo reírnos del poder. Pero también mostrar que la sátira y la ficción se parecen mucho a la realidad”

Abixael Mogollón, Co-creador de El Bastimento

El Bastimento está pensado 100% en jóvenes, las publicaciones son breves. Lo que “engancha” a los usuarios en redes sociales son los titulares, por eso son el elemento en el que más piensan al momento de crear su contenido.

“Hacemos El Bastimento para animar la libertad de expresión en este país tan puritano e hipócrita”

Abixael Mogollón

¿Por qué la gente se toma en serio la sátira?

Aunque a muchos pueda parecerles obvio cuando están frente a periodismo formal y cuando se trata de humor, hay usuarios en redes que se toman en serio algunas publicaciones satíricas y las comparten como si fuesen noticias. Del otro lado de la acera están los más extremos, los que las denuncian porque creen que son noticias falsas.

“A veces quisiera ser más ácido, pero mucha gente se toma en serio todo y ya nos han denunciado publicaciones y Facebook nos ha bloqueado hasta por dos semanas”, cuenta Abixael Mogollón, co-creador de El Bastimento.

Para Manuel Díaz, de Bacanalnica, tomarse en serio la sátira es como “querer mascar sopa”, refiriéndose a que a veces basta con leer los títulos para entender que se trata de humor y no de noticias formales o serias. Abixael Mogollón, de El Bastimento, considera que los usuarios deben de leer bien antes de tomarse en serio las cosas y sobre todo antes de compartir.


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate


Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente