Distopía

Arroz fortificado con zinc para enfrentar la Covid-19»

Arroz fortificado con zinc para enfrentar la Covid-19

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

Antes de la pandemia se promovía la fortificación del arroz para mejorar la nutrición de la población, pero ahora es una de las opciones para mitigar los efectos nutricionales que provocará la Covid-19

Aunque cada vez es más notoria la prevalencia de obesidad entre la población, los especialistas aseguran que las deficiencias de micronutrientes siguen siendo motivo de  preocupación. Ya que la dieta de los centroamericanos, incluidos los nicaragüenses, carece de ciertos nutrientes, entre ellos el hierro, el zinc y algunas vitaminas.

Es por ello, que desde hace varios años se promueve la adición de estos y otros nutrientes a algunos alimentos de consumo masivo. Estos se agrega a través del proceso de fortificación, a diversos alimentos, entre ellos el arroz. Sin embargo la pandemia  de Covid-19 está cambiando la visión del proyecto.

También hemos escrito: Para garantizar resistencia al lavado antes de cocinarlo, Nicaragua fortifica el arroz con extrusión»

“Antes de la Covid-19 la visión era utilizar la fortificación del arroz como vehículo para la lucha contra la anemia. Porque en toda Latinoamérica hay anemia ya que las clases populares cuando tienen un poco de dinero consumen comida chatarra. Pero  con la pandemia, el enfoque es utilizar la fortificación del arroz para mitigar los efectos nutricionales que provocará la pandemia”, dice Javier Sanchez-Cuenca, coordinador regional del proyecto del Programa Mundial de Alimentos (PMA) para la fortificación del arroz en América Latina y el Caribe

Este cambio de visión del proyecto del PMA ha llevado a varios países de la región a asumir compromisos. Para impulsar la fortificación del arroz, como medida para enfrentar los efectos nutricionales de la pandemia. Que se teme sean muy severos. Pues podrían incluir hasta hambrunas, en algunas zonas vulnerables como el Corredor Seco Centroamericano.

Piden fortalecer la fortificación

“Los esfuerzos de los gobiernos de la región para mejorar la nutrición y salud de la población, se deben enfocar en promover y facilitar una dieta saludable. Pero también en fortalecer los programas nacionales de micronutrientes, tales como la fortificación de alimentos y la bio-fortificación. Ahora más que nunca, estos programas se han convertido en potentes intervenciones de salud pública, en situaciones de pandemia”.

Estudio del Instituto de Nutrición de Centroamerica y Panamá (Incap)

La Norma Técnica Obligatoria (NTON 03 091 11) está vigente en Nicaragua desde julio de 2015. Ella establece que el arroz de consumo nacional debe ser fortificado con una mezcla de: hierro, vitaminas del complejo B y zinc.

Otro tema relacionado: ¿Qué es el proceso de extrusión en el arroz fortificado?»

Se eligieron estos nutrientes porque la deficiencia de hierro es una de las más prevalentes a nivel mundial y provoca anemia. En el caso de la vitamina B su deficiencia también está asociada a la anemia y otros padecimientos relacionados con la sangre.

Por esa adición de zinc, algunos alimentos están siendo contemplados para enfrentar los efectos de la pandemia y también para prevenir el contagio. Entre ellos el arroz fortificado y el maíz biofortificado con zinc, que también se consume en Nicaragua.

En zinc protege contra infecciones

Según el estudio El caso del zinc como parte de los esfuerzos de respuesta al Covid-19, elaborado por investigadores de Semilla Nueva y Sanku el zinc, es un micronutriente esencial. Su función en el cuerpo es actuar como “héroe anónimo”. Ya que apoya y mantiene la función saludable del sistema inmunológico y reduce la gravedad de las infecciones respiratorias en niños y ancianos. 

Por eso su deficiencia es grave. Según estudios es responsable del 16 por ciento de las infecciones del tracto respiratorio inferior; y la neumonía tiene resultados más graves en niños y ancianos con deficiencia de zincIncluso, “la administración de zinc por vía intravenosa para el tratamiento de la Covid-19 está siendo sometida a ensayos clínicos". Ya que en algunos casos se han obtenido buenos resultados para ralentizar la replicación del virus.

Le puede interesar también: Si hay rechazo a los alimentos fortificados se debe a la falta de información»

La deficiencia de zinc  afecta a un tercio de la población mundial. Y de manera “desproporcionada”  a los más pobres. Ya que para ellos consumir una dieta diversa, que incluya alimentos ricos en zinc, a menudo es económicamente inalcanzable.

Entre los principales alimentos ricos en zinc, según el Programa Mundial de Alimentos (PMA) están:

  • Carnes
  • Vísceras
  • Pescado y otros productos del mar
  • Aves y los
  • Insectos comestibles.

Covid-19 elevará deficiencias de zinc

El precio de los alimentos ricos en zinc no es accesible. A esto hay que sumarle los efectos económicos provocados por la pandemia. Pues se teme que generará una crisis alimentaria que será más severa para los que ya están desnutridos. Entonces, es inevitable que se las deficiencias de zinc se incrementen.

En las actuales circunstancias de pandemia, el aporte del zinc a través de alimentos fortificados es más significativos que nunca. Ya que es una vía eficaz para fortalecer el sistema inmunológico de la población. Con ello se podría reducir la gravedad del impacto de la Covid-19, especialmente en los grupos más vulnerables. Por tanto, ambas organizaciones han pedido a los gobiernos de los países en desarrollo fortalecer los programas de fortificación de los alimentos.

También puede leer: La biofortificación es otra forma de agregar nutrientes a los alimentos»

“Estamos pidiendo a los legisladores, profesionales y donantes que apoyen los esfuerzos de fortificación de alimentos que tienen como objetivo prevenir la deficiencia de zinc en el mundo en desarrollo, como parte de las respuestas inmediatas al Covid-19 y la salud a largo plazo”.

Estudio El caso del zinc como parte de los esfuerzos de respuesta al Covid-19, elaborado por investigadores de Semilla Nueva y Sunku.

Estas y otras organizaciones especializadas están insistiendo en la necesidad de reforzar los programas de fortificación de los alimentos, especialmente del arroz. Consideran en los países en desarrollo el consumo de alimentos fortificados, es el mecanismos más eficaz. Ya que garantiza el rápido acceso al zinc y otros nutrientes.

5 2 votes
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente