Distopía

Los retos de la Coalición Nacional ahora que hubo firma»

Los retos de la Coalición Nacional ahora que hubo firma

Representantes de las ocho organizaciones que integran la Coalición Nacional, después de la firma de los estatutos de la organización / Foto Cortesía de la Coalición Nacional

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

Mantenerse unida es solo uno de los retos de la Coalición Nacional en los próximos 17 meses. Otro desafío monumental es arrancarle al régimen reformas electorales clave

Las siete organizaciones que hace cuatro meses iniciaron el proceso de consolidación de la Coalición Nacional, firmaron este 25 de junio los estatutos que regirán su funcionamiento. La firma se concretó a pesar que la Alianza Cívica había pedido más tiempo. Ese impasse fue resuelto con la inclusión en los estatutos de un artículo transitorio. El sector estudiantil no firmó, pero anunció que ocupará el espació que les ofrecieron.

Durante el acto, los firmantes insistieron en que  el fin último de la Coalición no es participar en las elecciones, sino construir una nueva Nicaragua.

Sin embargo, derrotar a Daniel Ortega en las próximas elecciones es condición fundamental para concretar los cambios que garantizarán el restablecimiento de la democracia, la justicia, la libertad y la paz, que el país necesita para iniciar el proceso de reconstrucción.

También hemos escrito: Pese a críticas, encuesta revela que salida a la crisis es electoral»

De cara a ese proceso electoral programado para noviembre de 2021 como establece la ley, la Coalición enfrentará grandes retos. El principal será mantenerse unidos y garantizar el respaldo de la mayor cantidad de organizaciones sociales y políticas posibles.

Si lo logran, el otro gran desafío será garantizar su ingreso en la contienda electoral como una opción unificada que conquiste la ilusión de la mayoría de los votantes.

Ley Electoral le impide a la Coalición participar en elecciones

Tal y como está redactada la Ley 331, Ley Electoral, la forma en que está constituida la Coalición no le permite competir en esa elección; pues ese es un derecho que dicha norma le otorga únicamente a los partidos políticos con personalidad jurídica. O bien a una alianza de partidos en la que al menos uno tenga personalidad jurídica.

Según el artículo 80 de la Ley Electoral, “los partidos políticos con personalidad jurídica podrán constituirse en alianzas de partidos políticos y participarán en las elecciones correspondientes bajo el nombre, bandera y emblema del partido político integrante de la alianza que ellos mismos decidan y de esta forma el partido escogido será quien encabece dicha alianza.

Puede leer también: Cambio de reglas en elección del PLC mete más ruido a la oposición»

Esto significa que más allá de mantenerse unidos, la participación de la coalición en las elecciones tendrá que ser en una de las casillas de los partidos políticos nacionales que la integran. Hasta el momento son el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) o el Partido Restauración Nacional (PRD).

Algo menos probable es que el régimen acepte la reforma electoral que la Alianza Cívica y la Unidad Nacional  Azul y Blanco (UNAB) han demandado en los últimos meses. Incluso, ellos presentaron una propuesta conjunta de reformas, que incluye cambios en la Constitución y la Ley Electoral.

“Se debe impulsar una reforma al artículo 80 de la Ley Electoral que permita hacer alianzas amplias. Es decir, que los partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil puedan participar en esas alianzas. Y además, que ellos puedan elegir libremente el nombre, la bandera, el eslogan, los colores y la casilla del partido que van a utilizar”.

José Antonio Peraza, politólogo

Sin reforma tendrían que usar identidad de uno de sus integrantes

La reforma al artículo en mención, permitiría que la Coalición Nacional participe en la contienda electoral con su nombre y emblemas. Tal como ocurrió en 1989. Cuando se formó la Unión Nacional Opositora (UNO) que aglutinó a 14 partidos políticos. Pero no compitió con el nombre ni emblemas de ninguno de sus integrantes. Sino con los de la alianza de la que todos eran parte.

De no concretarse la reforma al artículo 80 de la Ley Electoral, la Coalición se vería obligada a usar la casilla, nombre y todos los emblemas de uno de los partidos políticos con carácter nacional que la integran y que tienen personalidad jurídica.  Pero quedaría a expensas de las exigencias de dicha agrupación política.

Hemos escrito también: Coalición Nacional debe actuar ante vacío de poder»

Ese artículo fue creado en la reforma del pacto Ortega-Alemán en el año 2,000. Y fue diseñado para garantizar un sistema bipartidista, en el que el FSLN y el PLC como partidos hegemónicos de aquel momento, tuvieran siempre el control.

“Si no logran esa reforma, la Coalición será víctima de los partidos políticos. Y cuando digo víctima me refiero en el sentido literal a que van a tener que escoger una de las casillas de los partidos que la integran. O de los nuevos que puedan surgir o de los que ya existen y se incorporen a la Coalición”, explica Peraza.

Los integrantes de la Coalición

Actualmente la Coalición Nacional está integrada por cinco organizaciones de la sociedad civil y tres partidos políticos:

  1. Alianza Cívica (AC)
  2. Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB)
  3. Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN)
  4. Movimiento Campesino (MC)
  5. Sector Jóvenes y Estudiantes
  6. Partido de Restauración Democrática (PRD)
  7. Yapti Tasba Maraska Nahih Aslatakanka (YATAMA)
  8. Partido Liberal Constitucionalista (PLC)

Sin embargo, YATAMA es un partido regional. Por tanto, Ley Electoral le limita su derecho a participar “exclusivamente en los procesos electorales regionales de las Regiones Autónomas de la Costa Atlántica”. Eso significa que la Coalición se vería obligada a usar la casilla del PRD o la del PLC.

¿Cuáles son las reformas mínimas que deben arrancar al régimen?

Peraza considera que otra gran tarea de la Coalición es definir los elementos de la reforma que defenderán ante el régimen. También hasta dónde los defenderán y qué están dispuestos a ceder.

Según la Coalición, la liberación de todos los presos políticos y la aprobación de reformas electorales, son requisito indispensable para participar en las elecciones. Una vez concretadas las reformas que garanticen la credibilidad y legitimidad del proceso ─si se logran concretar─ deberán definirse otros temas.

Entre estos están los mecanismos de elección de los candidatos. Y también las cuotas que se otorgarán a cada una de las organizaciones que integren la alianza.

A principios de año diputados sandinistas confirmaron que el tema de las reformas electorales está en la agenda legislativa. Y cada vez es más fuerte el rumor de que estas se introducirán después del 19 de julio.

Queda por verse qué reformas presentará la dictadura y cómo se comportará el PLC. Único integrante de la Coalición, que tiene presencia parlamentaria, aunque YATAMA tiene un diputado.

El gran reto de las reformas

El otro gran reto que tiene la Coalición Nacional es precisamente que esas reformas electorales se materialicen. El jurista constitucionalista, Gabriel Álvarez ha señalado que para poder pensar en elecciones limpias, son cinco las reformas mínimas que deben aprobarse:

  • Cambiar a los magistrados del Consejo Supremo Electoral
  • Eliminar el control partidario que tiene en FSLN en toda la estructura electora, desde los Consejo Electorales Departamentales hasta la Juntas Receptoras de Votos
  • Limpiar el padrón electoral mediante una auditoría profesional o al menos una verificación manejada por las nuevas autoridades.
  • Garantizar la observación nacional e internacional de manera amplia
  • Democratizar la participación de los partidos

Para lograr esas reformas mínimas ─aunque las propuestas hechas por el Grupo pro Reformas Electorales, la Alianza y la UNAB son mucho más amplias-- se hace necesario que la Coalición desarrolle una estrategia de presión no solo nacional, sino sobre todo internacional. Para que la comunidad internacional le deje claro al régimen que unas elecciones fraudulentas u opacas no lograrán el reconocimiento de nadie.

Los estatutos que aprobaron

Los estatutos de la Coalición Nacional establecen como máximo órgano de autoridad, un comité nacional en el que tendrán representación las ocho organizaciones que la integran. Procurarán tomar decisiones por consenso, pero cuando no se logre recurrirán a la votación calificada. De último momento y a petición de la Alianza Cívica, que incluso se temía que no firmara, se incluyó un artículo transitorio. En él se establece que una vez constituido el Comité Nacional, este determinará la viabilidad de establecer el consenso como único mecanismo para aprobar algunos aspectos. Entre ellos, el contrato social o plan de gobierno; la constitución de la alianza electoral; el mecanismo de selección de candidatos; el posicionamiento público de la organización; reformas electorales; elección del secretario ejecutivo; y las formas de protesta y estrategias de presión.

5 2 votes
Article Rating


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente