Distopía

Miguel Mora: "sería una verdadera traición a Nicaragua" no concretar la unidad»

Lucydalia Baca Castellón

@bacalucydalia

//

Según el precandidato por el PRD, Miguel Mora de no concretarse la unidad de las principales fuerzas opositoras, la Coalición Nacional está lista para participar sola en el proceso electoral, aunque aclara que la participación dependerá de que se establezcan los estándares requeridos para un proceso confiable

¿Qué propone para romper el impasse en que están las negociaciones para lograr la unidad de la oposición?

Hay dos vías que se pueden ejecutar. Primero la de los precandidatos. Hay una gran mayoría de precandidatos que firmamos un compromiso de unidad, de llamar a la unidad y de someternos a un proceso de consulta popular vinculante, de común acuerdo y en consenso. Creo que debemos reunirnos los que hemos firmado ese documento y volver a insistirle a la parte que no quiere sentarse a dialogar, que lo haga por amor a Nicaragua, para poner a Nicaragua primero. Porque es una de las partes la que está trancando, si fueran las dos sería mucho más difícil; pero es una y tenemos que tener la confianza y la fe de que pueden entrar en raciocinio y pueden ponerse como dicen los nicaragüenses la mano en la conciencia por compasión al pueblo de Nicaragua y sentarse a dialogar sobre lo que los políticos dialogan.

Y aquí hay que ser claros, una parte de los políticos quiere su representación en la Asamblea, quiere definir sus candidatos, pero eso es parte de un proceso y creemos que en esa parte podemos incidir los precandidatos si nos unimos todos y le mandamos un mensaje alto y claro a la contraparte para que desista de esa actitud de pared que mantiene. 

Lo otro que podemos hacer es que ante la invitación de la Alianza Ciudadana, un grupo representativo de la Coalición Nacional se siente. Ellos siempre han querido negociar o sentarse con el PRD (Partido Restauración Democrática), con el Movimiento Campesino y con la UNAB (Unidad Nacional Azul y Blanco); pues si eso es lo que quieren y eso va abrir y a romper el hielo, lógicamente llegaríamos no en representación de cada una de esas tres organizaciones, sino en representación de lo que es una realidad política. Esa realidad es que la Coalición es un actor político, con representación, partidos, casilla y una organización territorial...

Esas dos vías deberían de ser suficiente para que los amigos de CxL (Ciudadanos por la Libertad), por compasión, poniendo a Nicaragua primero y deponiendo sus intereses empresariales, sectoriales y partidarios le den una oportunidad a Nicaragua. 

¿Hay avances en este sentido o esta es solo una propuesta?

Ha habido... recordá que hubo incluso un intercambio de invitaciones, pero al final se descalificó una invitación que ya había sido aceptada por la Coalición Nacional y fue descalificada por CxL; o sea descalificaron a la Alianza Cívica en efecto y eso se truncó ahí y quedó en stand by. Nosotros quedamos incluso esperando el lugar y la hora.

Ya estábamos contentos porque ibamos a poder iniciar estas platicas de acercamientos. Son platicas apenas; o sea, ¿qué es lo que vos pensas? ¿qué es lo que vos propones? ¿qué es lo que el otro escucha? y comienza un proceso de negociación y de diálogo que tiene que ser entre políticos lo más normal del mundo. Yo no concibo a un político que diga yo no me voy a sentar con mi contraparte cuando tengo interés de unirme con ella. 

¿Además de la distribución de escaños en la Asamblea Nacional existen algún otro punto que esté provocando este impasse?

No. Fijate que las reformas electorales las tenemos consensuadas; el plan de Gobierno el que ponen las dos partes... uno puede suscribir con los ojos cerrados al otro. O sea, la esencia de la unidad de la oposición en toda su diversidad, porque estás hablando de campesinos, estudiantes, empresarios, conservadores, liberales, exsandinistas, de todo tipo de colores, de cristianos, de evangélicos, de católicos, de gente que no cree, tienen un solo objetivo: sacar a la dictadura del poder y restaurar la democracia para que todos tengamos una oportunidad de futuro. 

Entonces ahí está, son posiciones de querer llevarse la mayor cantidad de diputados de una parte y no ceder en nada; cuando eso no es importante porque si hay 50 diputados de la Coalición Nacional o 50 diputados de CxL yo los prefiero  a cualquiera de los dos en vez de 50 sandinistas, que son los que nos están encarcelando, nos están robando y nos están violentando todos nuestros derechos. O sea, eso no debería ser el problema. Pero a final de cuentas, a mi percepción, ese es el gran tranque que está poniendo la contraparte.

Puede leer también: Medardo Mairena: "Si las cúpulas no se ponen de acuerdo, las bases pagamos las consecuencias"»

Estamos a pocos días de mayo, fecha fatal para la inscripción de candidatos, ¿considera que aun hay tiempo para concretar la unidad?

Sí. Yo tengo que tener fe y tengo que ser optimista y tengo que... porque hay tiempo. Como te digo, es cuestión de voluntad política, es cuestión de ceder por Nicaragua. Y la Coalición ya está en ese espíritu, siempre ha estado en ese espíritu. Ustedes han sido testigos de que nosotros no hemos puesto ninguna condición. Pero ellos también tienen que bajarse de ese pedestal en el que ellos mismos se han subido; dicen los jóvenes bajate de ese sol y por Nicaragua comenzá a platicar con tu hermano opositor. 

¿Hay un plan B para una posible participación a dos bandos de la oposición?

La coalición Nacional está lista. La Coalición sabe que la unidad con la contraparte de la oposición es importante; pero nosotros estamos esperando mayo y si la comunidad internacional dice que las condiciones están propicias y este dictador de un momento a otro comienza a dar señales de que va aprobar las reformas mínimas que van a convencer a la comunidad internacional de que aquí hay un proceso de estándares internacionales aceptables, la Coalición no solo está preparada, sino que debe con su candidato escogido y con sus candidatos a diputados, entrar a la contienda electoral. Definitivamente ese es nuestro objetivo. 

En el caso que logren participar y ganen las elecciones, ¿cuáles son los cinco problemas más graves que visualiza en la Nicaragua postortega?

En primer lugar la toma del control del Estado en medio de lo que ya sabemos que hacen los sandinistas en un periodo corto; que es desde el siete de noviembre cuando pierden y el diez de enero cuando entregan el poder. Me imagino que van a aprobar leyes donde se van a repartir, van a quererse amnistiar, van a desvalijar cada institución del Estado. Entonces nosotros tenemos que estar listos como pueblo para defender el patrimonio del país. 

O sea, hay una primera etapa de emergencia que ya está contemplada en un Plan de Nación que hemos trabajado en la Coalición con más de cien expertos y que está en constante mejora. Ese ambiente lo tenemos claro. El control y la intervención del Estado; el control y orden de las Fuerzas armadas para que se sujeten a la autoridad legalmente constituida por medio del nuevo presidente y las nuevas autoridades; y buscar en un primer momento cómo descabezar esa jefatura partidaria que tiene al pueblo amenazado constantemente con las armas y llamar al pueblo a defender su democracia.

Porque hoy la minoría está en el sandinismo; o sea, el sandinismo está resquebrajado completamente, al perder el poder (político) pierde el poder del dinero, pierde el clientelismo partidario. Además, los abusos y todos los errores van a provocar que ellos pierdan también gran parte de su apoyo. Entonces nosotros en mayoría como pueblo azul y blanco que ha demostrado que tiene el valor y que no va a dejarse amedrentar por un "vamos a gobernar desde abajo", tenemos que controlar esa reacción del sandinismo.

Una vez superada esa etapa de transición ¿qué es lo primero que se debe resolver?

Lo primero es el ataque frontal a la corrupción. Porque tenemos un Estado que tiene que pagar la planilla, se tiene que ver dónde se está despilfarrando todo el dinero; tenemos que controlar y comenzar con un equipo especial anticorrupción de auditoria en cada institución del Estado; y llamar a una Comisión de la Verdad, porque esto va a ser explosivo en esos días.

También llamar a todas las organizaciones de derechos humanos para que nos ayuden a conformar esta Comisión de la Verdad; tenemos que crear Fiscalías especiales contra los crímenes de lesa humanidad y para no pasar por la justicia que va quedar todavía en injusticia bajo el control del sandinismo. Crear juzgados especiales que vean estos crímenes específicamente. ¿Por qué? porque la gente tiene que conocer la verdad, las víctimas tienen que aspirar a la justicia para que haya paz.

No creemos que la impunidad... volver a hacer lo que hemos hecho a lo largo de doscientos años, que es impunidad, amnistía, crímenes, impunidad y eso nos ha venido a hacer este ciclo histórico nocivo de que cada determinado tiempo los mismos criminales cometen los mismos delitos porque saben que no van a pagar. Pero en este caso tienen que pagar. 

¿Y en las otras áreas, además del ámbito político y de justicia?

La intervención directa a la distribuidora de energía eléctrica; a los combustibles, a los tanques, a la distribuidora de hidrocarburos, y es una auditoría que puede hacer el Ejecutivo perfectamente, porque esos dos grandes ejes encarecen toda la canasta básica; encarecen el costo de la vida.

También le puede interesar: Juan Sebastián Chamorro: “el que vaya en dos bandos va a tener que asumir una responsabilidad política histórica bien seria”»

¿Cuando dice auditoria a qué se refiere?

Una intervención directa de la empresa distribuidora y una intervención de los tanques.

¿Una nacionalización?

No. La Disnorte y Dissur ya pertenecen al Estado, pero están manejados por una mafia. Entonces hay que ver esa junta directiva, como pertenece al Estado le metemos un comando, una fuerza de tarea le llaman de auditores e intervenís; y mandas a alguien para que gerencie y mire cómo se está manejando ese negocio. Esa es la intervención, tanto en la energía eléctrica como en los combustibles.

Y ahí comienza todo un proceso de lucha anticorrupción porque solo en el Estado en planilla hay como 70 mil empleados que están demás. ¿En qué sentido? Familiares, partidarios, fantasmas, paramilitares, que reciben entre 20 mil y 25 mil ─por lo bajo─ córdobas de salario por mes y ese es un montón de plata. Entonces tenes que ver que la gente que está trabajando es verdad, no importa si es sandinista o no, no importa si es conservador, no importa si es liberal, si es un buen profesional eso es lo que importa 

Para concluir, ¿cuál es su mensaje tanto a los grupos opositores como a la población de cara a este posible proceso de unidad que tendría que estar concluido antes de mayo?

No perdamos las esperanzas. Yo creo que hay que orar mucho por Nicaragua y esos espíritus de cerrazón de soberbia, de prepotencia tienen que caer. Tenemos que pensar que es posible, que la gente que ahorita dice no, no me voy a sentar, voy a hacer las cosas por mi lado, apuesto a la división, en un momento determinado van a entrar en razón por Nicaragua. 

Como te digo aquí no nos estamos jugando un presidente o un gabinete en una democracia normal, o que gane un partido y que pierda el otro. Aquí nos estamos jugando la vida o la muerte; la libertad o la cárcel; la dictadura o la democracia; el futuro de nuestros hijos.

Entonces por dos diputados más o menos, o por querer ser yo el candidato o quiera ser otro el candidato o quieran tener el control o una segunda bancada creo que sería una verdadera traición a Nicaragua; y nosotros volvemos a decirlo, no nos importa que nos digan que somos sobrados, o que andamos ahí, pero por Nicaragua lo tenemos que hacer. Nos urge por los presos políticos y particularmente conmigo ese tema está en el primer orden y si tengo que avergonzarme y poner la cara la voy a poner y si tengo que ceder, voy a tener que ceder. 

Otro tema relacionado: Luis Fley: "hay intereses políticos y económicos que dificultan la tan ansiada unidad"»

¿Está dispuesto Miguel Mora a desistir de su aspiración presidencial en aras de que se concrete la unidad?

Estoy dispuesto a competir en una lid con iguales condiciones. O sea, si te fijas, el único candidato que tiene casilla y es respaldado por un partido con casilla es Miguel Mora. Yo podría decir, yo ya lo tengo hermano, ustedes no tienen nada, busquen cómo pelearse con CxL. Pero nosotros el PRD y este candidato del PRD dicen no importa, rifémonos  en una consulta popular por Nicaragua.

Nosotros podríamos decir vamos con el candidato que elegimos y los otros se acomodan. Pero no, queremos que haya legitimidad, que sea el pueblo a través de esta consulta popular consensuada el que elija. Yo miro a todos excelentes, pero que sea el pueblo (el que elija) no por alcurnia, no por dedazo, no por intereses empresariales, no.

Aquí tenemos que aprender a hacer democracia y creo que la propuesta de diversos candidatos de diversos sectores es una muestra de que Nicaragua puede hacer la democracia. Porque si vos sos democrático tenés que ejercer la democracia y la tenés que ejercer desde ya, en medio incluso de una dictadura. 

1 1 vote
Valorá este artículo


ETIQUETAS:  



Artículos relacionados


Debate

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Donale a la manada

Con tu donación ayudás a generar contenido informativo y de análisis de calidad para crear una ciudadanía informada.
o Donar mensualmente